• fronton web lazo
Imprimir

MÁS DESPRESTIGIO Y POLITIZACIÓN EN RTVE

 

En USO nos gustan ”Las cosas claras” y por eso estamos indignados y estupefactos ante la ansiedad y el estrés al que la gestión de doña Mateo está sometiendo a todo el colectivo de CRTVE. Nunca una figura tan incompetente, nombrada a dedo, y con tanto rechazo había estado al frente de la Corporación durante tanto tiempo, menos aún con el calificativo de “provisional” y “única.

A sabiendas de que tiene la fecha de salida ya programada desde el poder, sigue desguazando el poco prestigio que le queda a los Servicios Informativos y colaborando en una operación de abordaje en  RTVE hace años diseñada desde fuera de "la Casa" para marginarnos del mercado audiovisual español.


CINTORA, UN TERTULIANO PERIOACTIVISTA MARCADO


Y la última prueba es la contratación de Jesús Cintora, periodista descaradamente alineado con el actual gobierno. Su reconocido perfil como “TERTULIANO“ es tan manifiesto que Mediaset España se vio obligada a renunciar a su participación en las mañanas de CUATRO mediante el siguiente comunicado oficial:

"La línea editorial de Mediaset España es coherente en toda su programación y tiene el claro objetivo de informar, que no formar, a los espectadores a través del pluralismo con el que dar voz a absolutamente todas las opiniones políticas y con unos presentadores que traten la información de manera objetiva. Ese compromiso con la audiencia nos hace responsables de acometer algunos cambios para la tertulia matinal de Cuatro, contando con Jesús Cintora para otros proyectos".


Si Cintora no sirve (y en TVE ya ha empezado a manifestar a que ha venido) por ser un opinador no objetivo y políticamente marcado para los informativos de una televisión privada que es libre en su línea editorial, ¿Cómo va a ser ético y moralmente aceptable para una televisión pública obligada por Ley a prestar un Servicio Público objetivo e imparcial?


MANIPULACIÓN DE ALTOS VUELOS


De entrada, y para colmo de nuestros males, lo primero que ha provocado el “fichaje estrella” es una nueva ola de desprestigio para la denigrada imagen de TVE que, en plena decadencia de audiencia tiene que soportar titulares de prensa como: "Los fichajes de TVE para Cintora ya duplican en número a la redacción paralela atribuida al PP". En vez de estar trabajando en limpiar los daños provocados por anteriores equipos gestores, doña Mateo los amplifica dándole cuerda a la prensa para que, aprovechado la oportunidad, nos recuerde nuestro reciente pasado con estas informaciones: "El concepto de redacción paralela se popularizó en TVE cuando, cinco años atrás, la dirección de entonces contrató a una docena de periodistas, exactamente 11, seis interinos y cinco eventuales para puestos de informadores".


En USO apoyamos y participamos en aquellos “Viernes de negro” que denunciaban lo que creíamos mala praxis de aquella Dirección. Y por los mismos motivos y razonamientos nos vemos obligados a denunciar al actual equipo. Porque si con 11 profesionales se manipulaba, con “los 25 de Cintora” se alcanzan cuotas de altos vuelos.

 

TERGIVERSAR LA SEMÁNTICA AL ESTILO DE LAS DICTADURAS


Y para encubrir esa descarada manipulación, doña Mateo ha procedido a utilizar las tácticas de los regímenes totalitarios más conocidos de la historia dándole una vuelta de tuerka a la semántica.

 

La Asesoría Jurídica determina que el programa NO ES UN INFORMATIVO, sino un programa de opinión. A lo que en USO contestamos que de ser así ese programa no podrá emitir información y deberá ofrecer, bien visible, un rótulo en que diga que "este contenido no tiene carácter informativo y se corresponde con una perspectiva subjetiva del director del programa”. O lo que es lo mismo, que no tiene las obligaciones de veracidad, objetividad y contraste de los contenidos al que RTVE está obligada por Ley, por el Libro de Estilo y por el amparo del Consejo de Informativos.

 

Todo ello nos ha llevado a iniciar las acciones legales pertinentes junto a UGT y SI. De manera incomprensible, CCOO se ha desmarcado de estas actuaciones sin aportar ninguna otra alternativa y mientras su secretario de comunicación y candidato en el puesto 17 a dirigir RTVE, Roberto Lakidaín, no hace más que felicitar la externalización que viene con Cintora. Si este es el programa que pretende llevar a cabo en  nuestra empresa, sobramos todos, empezando por él mismo. La ideología por encima de los intereses de nuestra empresa y de los trabajadores. Este tipo de manifestaciones le inhabilitan, sin duda, para estar en el Consejo de Administración de la Corporación RTVE.


Pase lo que pase, el lío ya está montado. “Las cosas claras” va a tener más medios (mochilas y equipos) que los telediarios. Y va a pagar a los colaboradores cantidades hasta ahora vetadas por normativa interna. Las audiencias no justifican todo y menos en una empresa pública que no tiene ingresos publicitarios.

 

Es muy fácil disparar con pólvora del rey, o lo que es lo mismo, con el dinero de todos los españoles.

 

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA