• Portada usortve es de todos
Imprimir

Descentralización, Autonomía y Operatividad en los Centros y Unidades Informativas

el .

Los Centros Territoriales y Unidades Informativas han empezado este verano a intercambiar contenidos informativos de forma descentralizada, sin necesidad de ser coordinados por Madrid. Esta descentralización les aporta la autonomía necesaria para planificar y producir sus espacios informativos de forma más operativa en un periodo de vacaciones en el que escasea el principal recurso de esta empresa: el personal. Es un paso importante de cara a la sostenibilidad de la producción propia y al mantenimiento de la estructura territorial como esqueleto de una CRTVE tan descentralizada como integral.

¿Y cómo se hace? Cada Centro Territorial, en función de sus posibilidades, oferta programas en una bolsa que cualquiera puede utilizar y emitir. El esfuerzo que esto supone, por parte de los trabajadores, es realmente encomiable y demuestra, una vez más, la profesionalidad y el compromiso de los compañeros.

Y, además en un momento en el que la deficitaria gestión del departamento de Recursos Humanos está propiciando, al no cubrir plazas, desequilibrios en la plantilla. Es cierto que el Real Decreto firmado por este Gobierno en diciembre de 2011, impide contrataciones en la Administración y en las empresas públicas. En ningún modo justifica que CRTVE no cubra las bajas por maternidad que este mismo Real Decreto permite.

En USO siempre hemos defendido la libertad operativa de los centros de Producción Propia como Cataluña y Canarias, y entendemos que el resto de unidades regionales no son meros satélites de Madrid, sino que tienen vida propia y deben disfrutar de autonomía suficiente para desarrollar una cobertura informativa a la medida de la demanda de los ciudadanos, como marca su condición de Servicio Público.

Además, eso es lo que marca la Ley 17/2006 de 5 de junio, en los artículos 2 y 3, que hablan sobre la obligatoriedad para la Corporación de ser agente activo en la contribución a la vertebración y a la cohesión territorial, debiendo ser motor y garante de los flujos entre comunidades autónomas en su oferta de contenidos. En este sentido, la dirección de Centros Territoriales debe coordinar dicha actividad, algo nada fácil dadas las circunstancias.

USO recuerda que no hace mucho, concretamente en el año 2012, la directora de Centros Territoriales de RNE de entonces, Montse Carmen Morera, pretendió cerrar los informativos de fin de semana de las 13’30 durante los meses de julio y agosto.

Descentralizar no implica, en este caso, independizarse o desvincularse, sino todo lo contrario. Ser autosuficiente genera sinergias para potenciar y mejorar la estructura común. Por eso nos sorprende que algún sindicato haya criticado la puesta en marcha de este tipo de iniciativas. Tal vez en su afán de hacer política, a costa de nuestra casa y nuestros compañeros, se dedican a tirar contra todo lo que se mueve sin darse cuenta de que están provocando "fuego amigo", ese que mata a tus colegas.

En USO somos conscientes de que las elecciones sindicales ya tienen fecha y que hay que engrasar la maquinaria de propaganda. Pero hacerlo a costa de lo que funciona y es útil nos parece, cuando menos, una pérdida de sentido común que más que publicidad genera malestar en las propias filas. Seamos sensatos y midamos nuestras palabras. De lo contrario ponemos en peligro la credibilidad del movimiento sindical al que tanto deben no sólo los trabajadores de esta casa, sino el progreso de la sociedad. 

Contigo otro sindicalismo es posible.

Participa con nosotros, participa con USO

Imprimir

La enferma empeora

el .

.

La CRTVE está enferma. Un enfermo que empeora día a día. Pero lo peor no es la enfermedad, sino que, pese al diagnóstico, no recibe el tratamiento adecuado por parte de los responsables de su salud. La Corporación no hace más que generar día tras día noticias negativas que transmiten a la opinión pública una imagen de falta de rumbo, ausencia de líneas maestras y carencia de objetivos como Servicio Público.

A la debilidad de una ya mermada audiencia motivada por los errores de gestión en la confección de la parrilla y la contratación de producción externa, hay que sumar ahora el abandono y caos en la gestión de Recursos Humanos. La desmoralización se ha instalado entre los trabajadores ante la paralización en el que ha entrado la movilidad de la plantilla y la progresión profesional. Se convocan y asignan plazas que al final quedan vacantes porque se han frenado en seco los traslados. Ni siquiera se cubren las bajas por maternidad que paga la Seguridad Social y que permitirían la contratación de interinos que saldrían de las listas del paro. CRTVE, como empresa pública debe generar empleo, pero no lo hace.

 

"No te vas a otro puesto si no viene alguien a cambio". Muchos compañeros se preguntan quién manda en la CRTVE cuando están viendo que un jefe de unidad es capaz de frenar esos movimientos lógicos de trabajadores que mantienen el dinamismo laboral y permiten mejorar los departamentos con la incorporación de personas que aportan ilusión y ganas.

 

CRTVE ha entrado en una política de intercambio de cromos que la esta paralizando. Es un círculo cerrado opuesto a las tendencias que predican los gurús de los recursos humanos en el mercado laboral. Los más reputados expertos recomiendan dar recorrido y espacio a los trabajadores que quieren y se esfuerzan por mejorar. Ese es el impulso interno que contribuye a un mejor funcionamiento de la productividad y las relaciones laborales. Lo contrario es un síntoma de esclerosis que termina por desmoralizar a una plantilla cansada de ver como hay departamentos en los que se vive en una asfixia real permanente, mientras que en otros nadan en una asfixia inventada.

 

El vacío de poder se ha instalado en RRHH (o "inhumanos" como lo llaman ya algunos compañeros) hasta tal punto que incluso bloquea los acuerdos y pactos a los que han llegado los responsables de distintos departamentos y sus trabajadores para poder cubrir las necesidades más importantes y urgentes de la empresa. Todo son pegas o inhibiciones. Parece que en lugar de gestionar se dedicaran a entorpecer intencionadamente el buen funcionamiento de la empresa. Cabrear y desmoralizar a la plantilla no es la política más adecuada para gestionar una gran empresa como esta, donde la voluntariedad de los trabajadores es fundamental para su buen funcionamiento. El síntoma es tan evidente que incluso algún trabajador de los recién contratados, ha optado por abandonar voluntariamente la empresa decepcionado con el funcionamiento de las cosas.

 

La dirección no aporta el tratamiento adecuado porque han quedado paralizados por la agenda política del país. A la espera del dictado de las urnas, como si desconfiaran de su continuidad, se preocupan más por su porvenir personal que por el de la empresa que les paga como directivos. 

USO seguirá trabajando para que no se cumpla el viejo refrán de “entre todos la mataron, pero ella sola se murió” (http://cvc.cervantes.es/lengua/refranero/ : ..se emplea cuando nadie desea asumir la parte que le corresponde de responsabilidad de algún suceso infausto…). Se lo están poniendo muy fácil a las teles privadas.

 

Contigo otro sindicalismo es posible.

 

 

 Participa con nosotros.

 

Imprimir

Rectificar es de sabios... No equivocarse, aún más

el .

'Así de claro' ha dejado de emitirse. “Alfombra roja Palace” ha dejado de emitirse.  “Jugamos en casa” ha dejado de producirse. Estos tres programas son fracasos muy recientes, pero no podemos olvidarnos de “Hit – La canción”,  ”Generación Rock”, “Uno de los nuestros”, “Letris”, “El Pueblo más divertido”, y así podríamos seguir hasta rellenar esta nota.

 

Todos ellos formatos de programas de una época pasada y totalmente desfasados para un público cada vez más fragmentado y con mayor disposición hacia otros formatos y medios de consumo audiovisual.

 

Suspender la emisión de un programa no significa dejar de abonar por él. CRTVE sigue pagando por unos costes que se pactan en el contrato, con lo que el precio por unidad de programa emitido se dispara exponencialmente. ¿A las productoras les interesa triunfar en nuestra empresa? Al final, su beneficio económico lo tienen garantizado. A quién no beneficia es a los presentadores, que ven dañada su imagen. Pero sólo a ellos.

 

Tenemos un serio problema de producción de programas, y tenemos un serio problema en la colocación de programas en la parrilla. No es coherente y muchas veces nos hacemos competencia a nosotros mismos. No queda otra que pensar que tantos errores son premeditados. No queda otra que pensar que muchos trabajan buscando ya una salida laboral para dentro de pocos meses.

 

Rectificar es de sabios, pero no equivocarse lo es aún más. La pregunta ahora es: ¿Quién paga los platos rotos? Ser directivo de la CRTVE es un chollo ya que no te penalizan si te equivocas, la que sale mal parada y penalizada es CRTVE.

 

No se puede atentar contra la credibilidad y rentabilidad de una empresa pública y que no haya consecuencias. Esto es un mecanismo contrario a la buena gestión e impropio de una dirección que recortó sueldos y aplicó "ajustes".

 

USO puede entender que hay que contratar a productoras cuando no tenemos los recursos necesarios para hacer un programa, o no podemos comprar el formato y desarrollarlo nosotros, o para conseguir audiencia (necesario por nuestra función de Servicio Público). Pero para obtener un mísero 3% de share, no hace falta nada ni nadie externo. Y para subir ese porcentaje de forma significativa, tampoco.

 

 

A partir de ahora, en lugar de improvisar programas, que el espectador ni demanda ni acepta, hay que volver a la senda de la profesionalidad y poner en parrilla espacios que encajen con el interés general. Como hace cualquier empresa que crea un producto, cada programa debe tener su correspondiente estudio de mercado y responder a lo que necesita y demanda el espectador. Un producto que perfectamente pueden diseñar y producir los  profesionales de la CRTVE. Ideas y ganas seguro que no faltan, sólo hay que tener voluntad.


Aprendamos de los errores cometidos y tomemos decisiones auténticamente profesionales en defensa de los intereses de los ciudadanos y los trabajadores de la casa, porque, visto lo visto, queda claro eso de que "de fuera vendrán y bueno te harán".

 

 

Contigo otro sindicalismo es posible.

 

 Participa con nosotros.

 

 

Imprimir

Así de claro, así de caro

el .

CRTVE paga 67.000 euros por cada uno de los programas de "Así de claro" (268.000 al mes), presentado por Ernesto Sáenz de Buruaga. Se han contratado 27 programas por lo que la factura final será de 1.809.000 euros.


Buruaga, exdirector de los Servicios Informativos de esta casa, y expresentador de los Telediarios, cobra 3.000 euros por cada programa (12000 al mes). Cada invitado cobra 500 euros por aparición. Los costes mensuales son los siguientes: la copresentadora  2300. El director del programa 4000. El subdirector 3600. El guionista 2400. El realizador 2500. El productor ejecutivo 4500. El jefe de producción 2500. El ayudante de producción 1800. El documentalista 2000. Un coordinador de redacción 2300. Dos redactores a 2000 euros al mes cada uno. Cada reportero gráfico cobra 2000. El maquillador 1000 y el peluquero otros 1000. Un digitalizador (operador de vídeo) 2600 y un grafista 2000. A esto hay que añadir azafatas, coordinación de espectadores,  conductores, seguridad y personal administrativo.

 

El alquiler del plató y sus componentes virtuales nos salen a 18700 euros por programa (74800 euros al mes). Las videopantallas unos 4000 euros al mes. Los decorados 130000. Y a esto hay que añadir los elementos de iluminación alquilados, el grupo electrógeno, etc. Y además 11400 euros de la fibra para el transporte de la señal.

 

 

Por si esto fuera poco, además hay que sumar lo que aporta CRTVE: toda la técnica (por ejemplo, 12 cámaras), una terrena para el día de emisión y la unidad de HD, que está a plena disposición del programa y semiclausurada para hacer otras producciones, y un grupo electrógeno nuestro por si falla el equipo alquilado.

 

El programa partía con el objetivo de tener un 12% del 'share' de esa franja 'prime time' del lunes. El primer programa, que suele ser el que más espectadores consigue, apenas llegó al 6’5%. Ayer no superó el 5´7%. ABSOLUTAMENTE RESIDUAL, PENOSO y un LASTRE para la cadena. ¿Alguien asume responsabilidades? ¿Alguien piensa dimitir? ¿Algún directivo de esta empresa va a ser consecuente y va a ser capaz de quitar este programa de la parrilla?

 

USO no va a entrar a juzgar calidad y contenidos. O, como están haciendo otros, postureo y trasfondo ideológico, dando a entender que el espectador es tonto y no sabe distinguir que España es plural y democrática.

 

USO sí vuelve a repetir que la externalización de un contenido informativo no se ajusta a la legislación y contraviene el Acuerdo Marco que regula la función de servicio público de la CRTVE.

 

USO, en su línea de respeto a la legislación y en aras de la debida transparencia que debe regir en una empresa pública, os facilita estas cifras. Son cantidades que CRTVE debería destinar a producción propia. La CRTVE dispone de suficiente infraestructura técnica y humana para afrontar un programa de estas características. Comprarlo a una productora externa implica una peligrosa reducción de la carga de trabajo para la plantilla y un sobrecoste de presupuesto.

 

Esperamos que con esto quede todo "Así de claro..."

 

Imprimir

Una buena noticia

el .

El Tribunal Supremo ha declarado la nulidad de las causas económicas justificativas del despido colectivo (ERE) en el Sector Público

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, mediante sentencia, rechaza los motivos económicos para el despido colectivo en el Sector Público, previstos en el art. 35.3 del Reglamento de los Procedimientos de despidos colectivos y suspensión de contratos y reducción de jornada, anulando la definición de “insuficiencia presupuestaria” que justificaba los ERE del personal laboral público por causas económicas, al considerar que es contrario al Estatuto de los Trabajadores.

La sentencia señala que el reglamento no incluye la exigencia legal de que la insuficiencia presupuestaria sea “forzosamente persistente”. El Tribunal Supremo entiende que el simple déficit presupuestario de la Administración pública en el ejercicio anterior no implica tal persistencia, ni la minoración de créditos «conduce ineluctablemente a ella».

 

USO se congratula de que, con esta sentencia, los trabajadores tengan más seguridad laboral evitando la arbitrariedad empresarial en algo tan importante como los despidos.

 

 

Los trabajadores de Crtve recuperamos un derecho que jamás debió ser cuestionado.

 

 

Imprimir

Ni ley , ni orden.

el .

Empecemos por lo básico. El contrato interino, según lo define el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, tiene como objetivo “sustituir a un trabajador con derecho a reserva de puesto de trabajo, en virtud de norma, convenio colectivo o acuerdo individual, o para cubrir temporalmente un puesto de trabajo durante el proceso de selección o promoción, para su cobertura definitiva…”

 

Elena Sánchez Pérez, hasta ahora directora general de medios de Ana Botella en el Ayuntamiento de Madrid, se incorpora a la CRTVE con un contrato de directiva interina (tal cual) para cubrir la baja por enfermedad de Bonifacia “Faci” Peñate,  directiva externa contratada en época del ex presidente Luis Fernández, que lleva desde septiembre de baja por una lesión en el hombro al caerse de un caballo.

 

Faci no es fija de plantilla y, por lo tanto, no tiene derecho a reserva de puesto de trabajo. Además, para cubrir un puesto de interino hay que reunir una serie de requisitos, entro los que está el pertenecer al banco de datos con la misma categoría profesional de la persona que tiene derecho de reserva de puesto. Como Faci Peñate no es fija de plantilla, no tiene categoría de convenio y, por tanto, se incumple otro requisito más. Si todo esto no bastara, tampoco Elena Sánchez está en el bando de datos.

 

¡¡Es la primera vez que una directiva externa que está de baja es sustituida por otra directiva externa interina!! (esperemos que sea también la última).

 

Esto de inventarse un contrato de directiva interina es una gran chapuza y nos preguntamos para qué sirve la Asesoría Jurídica de esta empresa.

 

Si la baja médica de Faci se va a prolongar, digamos, hasta pasadas las elecciones generales de finales de año, lo normal sería que sus funciones las siguieran desempeñando los trabajadores de su dirección, como hasta ahora.

 

Faci Peñate tiene el antiguo nivel de dirección B1, o sea, 89.000 euros brutos anuales más sus dos trienios. Suponemos que Elena Sánchez, como poco, va a cobrar lo mismo. Si es así, por el puesto de Director de Comunicación Corporativa el Estado, a través de CRTVE, estaría pagando más de 180.000 euros anuales.

 

Y si no es así, ¿Elena Sánchez es menos profesional y, por tanto, está menos valorada que Faci Peñate?

 

Y qué pasaría si Faci regresa a su puesto de trabajo, un suponer, el próximo lunes. Entonces Elena Sánchez debería ser inmediatamente despedida.

 

Si es necesario contratar a alguien, hágase de forma adecuada y legal, no de tapadillo y como con vergüenza. No pasa nada, Luis Fernández nos colocó 103 directivos externos sin ningún pudor. Más de 20 siguen cobrando en la actualidad de CRTVE.

 

USO sabe, sin embargo, que hay suficientes periodistas cualificados en la CRTVE para ocupar el cargo. Sólo hay que buscar, y no mucho. No hace falta recurrir a “lumbreras” externos. Con trabajadores de la casa se puede cubrir ese puesto mejor y más barato.

 

Y, por poner otro ejemplo reciente de falta de cumplimiento de las normas que nos rigen, se acaba de nombrar como director titular del Coro a un compañero sin contar con el Coro, vulnerando lo que indica expresamente su reglamento.

 

Los procedimientos y las formas son importantes siempre, y más en una empresa pública como esta. Dicho todo esto, el vacío en la Dirección de Recursos Humanos parece habernos conducido a una empresa en la que en ya no hay ni ley, ni orden. Algo que no dice nada en favor del actual equipo directivo.