• fronton web
Imprimir

UNA CAMPAÑA ELECTORAL ECOLÓGICA, LIMPIA Y RESPETUOSA CON EL MEDIO AMBIENTE

En consonancia con los acuerdos, disposiciones y estudios de viabilidad futura dados a conocer en la Cumbre del Clima desarrollada en España, USO ha decidido llevar a cabo una campaña electoral ECOLÓGICA, LIMPIA Y RESPETUOSA CON EL MEDIO AMBIENTE en la que no derrocharemos papeles y octavillas que supongan la tala y muerte de árboles, ni panfletos impresos atiborrados de tóner de copistería compuesto por productos químicos de difícil reciclaje.

En esa línea ecológica hemos limitado nuestra campaña a la confección de 200 únicos carteles para toda España que serán ubicados estratégicamente y posteriormente recogidos para su correcto reciclaje. 

USO se compromete a limitar nuestra propaganda electoral a sistemas electrónicos de mensajería. Pero desafortunadamente tampoco podemos caer en la ingenuidad de dejar todo el campo publicitario libre y despejado a otros sindicatos menos sensibles y menos comprometidos con el medio ambiente y la viabilidad de la sociedad humana. 

USO confia en que estas sean las últimas elecciones sindicales en las que tengamos que ver paredes e instalaciones empapeladas con panfletos antiecológicos propios de uno tiempos pasados marcados por el derroche y la nula sensibilidad con los ecosistemas y el medioambiente. 

Como ha quedado de manifiesto en la Cumbre por el Clima, estamos moviéndonos en un punto de no retorno y hay que ser inteligentes y dar el paso. USO ha decidido dar el suyo renunciando a los pasquines sucios, tóxicos, dañinos y antediluvianos. 

Nos encantaría que, por respeto y contribución a un futuro viable de la humanidad, comprendáis y, de paso, colaboréis con nosotros en nuestra vanguardista apuesta de concentrar la comunicación electoral al ámbito digital, electrónico y de Internet. Tu voto limpio cuenta el doble para nosotros y se lo debemos a nuestros descendientes.

 

USO, COMPROMISO Y SOLIDARIDAD CON

EL MEDIO AMBIENTE

 

Imprimir

CCOO QUIERE NEGOCIAR LAS 37,5 HORAS

 

CCOO se ha descolgado con una pregunta al resto de sindicatos: ¿por qué no queremos negociar las 37,5 horas? Si quieren respuestas antes tendrán que explicar adecuadamente por qué están convocando y participando en las movilizaciones contra las 37,5 horas si están tan dispuestos a negociar el tema con Doña Mateo.

USO considera que no se puede estar en misa y repicando al mismo tiempo. USO tiene claro que lo que realmente quiere la dirección, a toda costa y a cualquier precio, es que la jornada de 37,5 horas quede grabada a fuego en el III Convenio Colectivo que pasaría a tener el valor de las tablas de los 10 mandamientos de Moisés.

Una vez dado ese paso renunciamos a un DERECHO conquistado durante la Transición, en las ordenanzas laborales de 1977. Cualquier renuncia supondría un retroceso de consecuencias futuras incalculables en este momento.

Y nos extraña que CCOO acepte negociar lo innegociable cuando fueron los más reacios a la denuncia del II Convenio (por parte del matrimonio UGT-SI) porque temían que nos llevara a donde desgraciadamente ahora nos encontramos. Y nos extraña que nos pregunten a los demás sindicatos por qué no queremos negociar mientras se esfuerzan por demostrar, a base de cuadros con cifras creativas difíciles de sostener ante los jueces y juzgados, que trabajamos tantas horas anuales como los funcionarios de la Administración Central.

Hay que ser muy ducho en cálculos matemáticos avanzados, propios de la física cuántica, para cuadrar una jornada semanal de 37,5 horas y admitir, al mismo tiempo, que "no es necesario prolongar la jornada diaria que puede ser de 7 horas". CCOO propone a los científicos del mundo un nuevo dilema matemático: 7x5=35 o 7x5=37,5.

¿A CAMBIO DE QUÉ?

CCOO alardea en su reto de no utilizar tácticas o estrategias sindicales, pero hace precisamente todo lo contrario. Piden unidad sindical y a la primera de cambio, cuando UGT y el SI se suben al carro, se descuelgan con que "hay que negociar" sin explicar ni dar detalles de a cambio de qué.

¿Acaso Doña Mateo nos va a equiparar a los funcionarios que disfrutan de hasta 15 'moscosos' (días de asuntos propios según antigüedad) al año? En ese caso tal vez habría que hacer cuentas. Aunque la dirección de la empresa ha dicho que no a esta posibilidad.

¿Es que acaso la dirección de Recursos Humanos no conoce la legislación que emana de Europa? ¿Tendremos, una vez más, que acudir a los tribunales? ¿Es está la forma de gestionar una empresa pública?

A todas luces parece temerario, y de una gran ingenuidad impropia de unos sindicalistas con tanta experiencia y tradición, abrirse a negociar un tema tan grave con una dirección que ha demostrado un alto nivel de hostilidad, desprecio y hasta mala fe en el proceso de negociación.

Aquí utilizamos los mismos argumentos sobre la incertidumbre que utilizó CCOO contra UGT-SI para rechazar la denuncia del II Convenio. Si valían entonces se supone que ahora también... Da la impresión de que lo único que busca CCOO es no compartir espacios con UGT-SI. ¿Tactismo? ¿Estrategia sindical?

Hay que sopesar con madurez y visión de futuro que si aceptamos que las 37,5 horas entren en el III Convenio abrimos las puertas a litigios e insospechados conflictos judiciales en el futuro, que podrían consolidar para siempre ese tipo de jornada de unas 110 horas más al año, equivalentes a unos 15 días de trabajo. ¿Por qué arriesgarnos a perder en algo que a la larga podría salirnos tan caro?

37,5 HORAS A TODA COSTA

Si en CCOO están tan seguros de sí mismos, y sostienen con sus elaborados números que ya hacemos en RTVE horas de sobra, no tienen por qué ceder a que las 37,5 horas queden selladas en el convenio. Habrá otras formas de negociar asuntos propios, teletrabajo, formación, etc...

Pero todo ello sin dar el brazo a torcer cuando ya le hemos visto las cartas a la Doña. Quieren las 37,5 si o sí. Y eso demuestra que hay algo muy importante escondido detrás. Para cualquier sindicalista experto, de larga tradición, y que se jacta en la misma nota de saber que "nada es casual y que las cosas no pasan por que sí" (cambios en la Dirección de SSII), el empeño y la obcecación de la dirección por la jornada de 37,5 horas es la prueba de que ese es el meollo de la cuestión. Su objetivo final. La madre del cordero. Y mientras no cedamos y sea un 'casus belli', hay vida.

No es de recibo intentar negociar, en nombre de toda la plantilla y sin consultar a cada trabajador, las preferencias individuales a la hora de organizarse la vida. ¿Más horas semanales a cambio de asuntos propios u otras prebendas?

Esta es la respuesta de USO a vuestro reto. Si dais buenas y convincentes respuestas puede que nos planteemos negociar. Mientras tanto insistimos en nuestro "NO A LAS 37,5 HORAS QUE LLEVAREMOS A LOS TRIBUNALES". Como el chiste: ¿estamos a setas o estamos a Rolex?

 

USO, SOLO SINDICALISMO

 

Imprimir

MAL CLIMA EN LA CUMBRE

 

USO llevará ante la Inspección de Trabajo las reclamaciones de nuestros compañeros por la vulneración del II Convenio Colectivo por parte de la dirección durante el operativo de cobertura de la CUMBRE DEL CLIMA.

Se ha forzado a los compañeros a llevar a cabo jornadas de trabajo de 8 de la mañana a 20 de la tarde. Y ahondando en esto, cuatro compañeros de la PEL y un mezclador han sido obligados a trabajar de 8 a 21. ¿Qué margén queda para el descanso durante 14 días? Todo fuera de la Ley

También se han incumplido las normas al restringir al domingo el único día de descanso durante los 14 días que dura la Cumbre. RTVE no puede actuar como si no dispusiera de plantilla para obligar a un trabajador a cubrir un evento sin posibilidad de relevo. Se está haciendo un esfuerzo titánico para organizarlo. Sabemos que el tiempo para hacerlo ha sido escaso. No obstrante, RTVE debe demostrar más empatía con los trabajadores afectados.

Este tipo de acontecimientos demuestran la importancia y la necesidad de que CRTVE tenga los medios técnicos y humanos necesarios y suficientes para realizar, con garantías, este tipo de trabajos. No puede ser que todo el esfuerzo en sacar adelante un trabajo digno tenga que recaer sobre la profesionalidad y el compromiso de los compañeros. Ante una Cumbre con repercusión mundial, la dirección de CRTVE debe ser mucho más amable con los que realmente están mostrando la imágen de nuestra empresa y de nuestro país al mundo. 

Con esa planificación, y las navidades por delante, resulta imposible compensar las jornadas de rodaje antes de fin de año como obligan las normas. Pero la dirección no ha abierto la boca para decir cómo piensan compensarlo.

 

NO MÁS RECORTES, NI CESIONES: CACEROLADAS

USO apoya las movilizaciones (concentraciones y caceroladas) propuestas por el Comité Intercentros en la lucha por la defensa de los derechos y la dignidad de los trabajadores de la RTVE, ante una dirección que actúa de forma dictatorial intentando sustraernos derechos, como la jornada de 35 horas, conquistados en 1977. No más retrocesos. No más cesiones de derechos. 

Demostremos a estos pequeños dictadores dirigidos por Doña Mateo que no se puede gestionar una empresa pública a base de recortes que refuerzan la perniciosa Reforma Laboral.

No se puede actuar con tanto desprecio a las normas y leyes saltándose a la torera el control democrático que emana del Estatuto de los Trabajadores y el Convenio Colectivo. Infringir las normas es impropia de gestores públicos de una empresa estatal. 

Pedimos coherencia y reconocimiento a los esfuerzos realizados por los trabajadores durante los 10 años que dicen ha durado la "crisis".

 

USO, HECHOS

 

Imprimir

TU VOTO Y EL PLAN DE PENSIONES

 

USO mantiene que el Plan de Pensiones de RTVE tiene que poder moverse. Está claro que la estrategia de desviar pequeñas partes del incremento de salario anual es interesada por parte de quienes hacen negocio con nuestro dinero, principalmente UGT y CCOO, accionistas cada uno al 20%, junto al BBVA que tiene el 60% de la GESTORA (pulsa aqui) que maneja nuestro Plan.

Un pingüe beneficio por gestionar nuestro dinero que va directamente a financiar a esos dos sindicatos. Es como si todos los trabajadores suscritos al Plan de Pensiones les pagaran una cuota de manera impuesta, aunque no comulguen con su actividad sindical.

En USO somos conscientes de que legalmente el Plan de Pensiones de los trabajadores de la Corporación de RTVE, no es un plan de pensiones privado. Se trata de un Plan de Pensiones de Sistema de Empleo, lo que lo diferencia del resto de Planes de Pensiones activos en el mercado. El promotor es la CRTVE y los empleados solo somos partícipes a través de una Comisión de Control, aquí está la clave, dominada por CCOO, UGT y el SI.

También sabemos que por normativa estatal y por el propio reglamento del Plan de CRTVE, éste no habilita al trabajador a rescatar su dinero acumulado,

Los estatutos, a pesar de que el dinero que aporta la empresa es SALARIO EN DIFERIDO, limitan a los partícipes a hacer efectivos sus derechos consolidados en los supuestos de extinción de la relación laboral (despido o ERE), desempleo de larga duración, o de enfermedad grave. También se pueden movilizar, obviamente, por terminación del plan, por jubilación, y por la muerte, incapacidad permanente total o absoluta, y gran invalidez.

EL DERECHO LEGAL DE BUSCAR LIBREMENTE LA RENTABILIDAD

Pues bien, en USO proponemos que, visto el estancamiento del panorama económico internacional, y la particular situación de CRTVE como empresa pública, cada trabajador pueda trasladar a otros planes de pensiones los derechos consolidados con al menos diez años de antigüedad (modificación por Real Decreto 62/2018, de 9 de febrero). Una propuesta viable porque la Comisión de Control del Plan de RTVE (controlada por CCOO, UGT y el SI), está LEGALMENTE FACULTADA para proponer y negociar la posibilidad de movilizar los derechos consolidados correspondientes a las aportaciones y contribuciones empresariales realizadas con al menos diez años de antigüedad.

¿Por qué no lo hacen y se cierran en banda? Muy sencillo, porque al menguar la masa de capital del plan SE REDUCEN LAS COMISIONES QUE COBRAN COMO ACCIONISTAS DE LA GESTORA. Así de sencillo. Anteponen sus intereses particulares a los de los compañeros que tanto alardean defender.

USO propone que se modifiquen los estatutos y se abran a la posibilidad de trasladar los derechos consolidados al plan que cada uno estime y considere más oportuno para sus intereses. Porqué, al fin y al cabo, el dinero es de cada trabajador.

No hablamos de poder rescatarlo. En USO sabemosque el Plan de Pensiones de CRTVE no es un producto de ahorro normal, por lo que es indisponible hasta la jubilación o demás supuestos legales.

NO ES UNA GUERRA DE CIFRAS, EL DINERO ES TUYO

En el caso de los planes de empleo el problema es su ENDOGAMIA, ya que las comisiones de control la componen los mismos sujetos que integran las gestoras de los mismos.

En USO no hablamos de números, ni de decimales en las rentabilidades. Si entiendes de números y te convencen no tienes por qué mover tu dinero.

En USO hablamos de DERECHOS. El derecho a decidir libremente quienes administran tu SALARIO DIFERIDO. Los derechos están para ser libremente poseídos y respetados. Cada uno debe poder hacer el uso que crea conveniente, pero es ilógico y ANTIDEMOCRÁTICO que no se pueda ejercer el LIBRE ALBEDRÍO.

Por eso tu voto en las sindicales es tan importante. Si USO entra en la comisión de control, propondrá la modificación de los estatutos para que cada beneficiario pueda elegir libre, y amparado por la ley, dónde pone SU DINERO a trabajar y a quién beneficia con las comisiones sobre su gestión. Desviar de forma impuesta y obligada parte de tu aumento de salario anual al Plan, para condenarlo y bloquearlo en un producto del que no podrás disponer en muchos años (mientras ellos cobran por gestionarlo), reduciendo de paso tu poder adquisitivo y tu liquidez, es una trampa más propia de la codicia de los especuladores financieros que de sindicalistas honestos.

USO DEFIENDE LOS DERECHOS Y LIBERTADES INDIVIDUALES

 

Imprimir

ASISA Y LAS POLICLÍNICAS

 

USO ha solicitado a la Dirección información sobre la situación de las policlínicas que han dejado de prestar servicio con ASISA, al tener conocimiento de que muchas de ellas están dejando de atender a los compañeros y a sus familias.