• cabecera web torrespana
  • fronton web lazo
Imprimir

Permisos y teletrabajo II.

 

Ayer tuvimos reunión de la Comisión Paritaria del convenio con la dirección. Los temas que USO han llevado a la misma son de una parte la reclamación de los días 24 y 31 de diciembre y de dos días más por así tenerlos de libranzas en la función pública, y de otra la regulación del teletrabajo.

En la primera cuestión, no se ha podido llegar a ningún acuerdo porque la empresa anuncia que tienen un escrito de la SEPI en el que se dice que las resoluciones de la Secretaría de Estado de la Función Pública no son de aplicación en nuestra empresa y que, además, con el convenio firmado por UGT y SI, la SEPI interpreta que esos días si coinciden en sábado o domingo no hay porqué trasladarlos necesariamente a otros días laborales.

En el tema del teletrabajo nos remitieron directamente a la reunión que se ha celebrado en el día de hoy entre el Comité Intercentros y la Dirección entorno al mediodía. En resumen, dicen que están a la espera de una norma dictada específicamente para las empresas públicas. Sin más.

Es claro que sobre este tema en concreto la empresa no tiene ninguna intención voluntaria de definir y promover el teletrabajo como respuesta a las aspiraciones de muchos trabajadores a quienes su puesto de trabajo les permita hacerlo, como han demostrado durante la pandemia La presencialidad prima sobre la eficacia y la eficiencia en el trabajo. Así nos va. ¡Y luego dirán que quieren tener a los trabajadores contentos!                                       En el día de hoy se ha celebrado un SIMA (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje) previo a juicio, sobre estos dos temas. En el primer caso, evidentemente no se ha llegado a ningún acuerdo y USO sigue el proceso hasta la magistratura, y en el segundo, la empresa dice que no ha recibido la comunicación pertinente y se pospone hasta el día 7, pero ya sabemos de antemano cual va a ser su postura.

 

Como podéis comprobar una vez más, USO cumple con lo que promete.

Os seguiremos informando.

 

 

Imprimir

UN CESE QUE PONE LAS CARTAS SOBRE LA MESA

 

No, no ha sido una dimisión voluntaria, como quiere hacernos creer José Manuel Pérez Tornero en su carta abierta a los trabajadores. Sí es, en cambio, un cese forzado para encubrir una conspiración para hacerse con el timón editorial de RTVE ante el polarizado horizonte electoral que se avecina.

El ya expresidente de la Corporación se precipitó hacia el vacío en cuanto descubrió que estaba atado de pies y manos en la confección del organigrama, prescindiendo de ciertos personajes que todos conocemos, y que prefirieron exilarse para trabajar con más comodidad preparando su venganza. 

Las fuerzas políticas y sindicales que desde siempre se turnan en el control de RTVE impusieron a Pérez Tornero la contratación de directivos para construir un organigrama diferente al que él tenía en mente. Desde ese momento fue un “pato cojo”, como llaman al presidente saliente de EEUU cuando va a perder su poder ejecutivo. Los vaivenes en el nombramiento de los responsables de los Servicios Informativos reflejan la guerra cainita que desataron los representantes del ala más radical de los socios del Gobierno. Un pulso por el poder ideológico que trascendió a los espectadores y que se reflejó, y sigue reflejándose, en los índices de audiencia.

!QUÉ TRISTE! YO ACUSO...

A Pérez Tornero no le ha quedado más remedio que reconocer por carta el fracaso de su proyecto. Pero no es un mea culpa humilde y resignado. Se va tirando elegantemente de la manta, pero dejando al descubierto la ruina y podredumbre con la que se encontó en las entrañas de RTVE. Se va de forma patética acusando a quienes lo pusieron de no tener la requerida paciencia para sacar adelante un proyecto "difícil y complejo" de profunda transformación que, deja entrever, algunos pretendían fuera solo una operación de maquillaje.

La carta tiene varios niveles de lectura. Es, sobre todo, un "YO ACUSO" a todos los que reconoce en su escrito practican el sectarismo y el partidismo socavando a su paso la profesionalidad, la independencia y el pluralismo interno y alimentando la "fragmentación corporativa". Pérez Tornero alega que se va porque no ha podido sacar adelante un proyecto de amplio consenso para hacer de RTVE una "esfera pública sosegada, dialogante y sin polarización".

En este "YO ACUSO", Pérez Tornero da a entender que en RTVE reina un guerracivilismo que le ha sido imposible superar y que da un paso a un lado obligado por la “inviabilidad" de ese proyecto renovador e integrador encargado por las Cortes”.

Y luego, en un ejercicio de vanidad y autobombo algo ingenuo pasa a ponerse la medalla de una mejora de calidad informativa que, visto lo visto, no ha calado en las audiencias que siguen en caída libre. También se apunta una renovación de formatos de programas "musicales y de concursos" que no dejan de ser un llave en mano comprados a productoras externas. Así mismo, presume de grandes eventos deportivos y culturales obviando que durante mucho tiempo, por no decir siempre, fueron producidos por TVE.

Pérez Tornero no pierde el tiempo y se autoproclama salvador del cine español "colocado en primera línea" a sabiendas del fracaso de venta de entradas y público en los cines, como constatamos en el correspondiente análisis publicado por USO. Tampoco está muy acertado al presumir de haber mejorado una salud financiera y productiva, que estaba obligado a hacer sostenible.

También se vanagloria de "descentralización", pese a haber debilitado a los CCTT, y de haber "estabilizado la plantilla" con una oferta pública de 2.000 puestos de trabajo que no terminan de sustanciarse y que está repleta de contradicciones y dudas mientras las prejubilaciones desangran cruelmente a casi todos los departamentos. Alardea de proyección internacional por la presencia de RTVE en diferentes foros y organismos internacionales en los que siempre, de una manera u otra, hemos participado. Y mezcla churras con merinas arrimando el ascua a su sardina en participación ciudadana, igualdad, desarrollo sostenible y huella de carbono. Todo muy “cool”, pero absolutamente intrascendente.

BOMBA FINAL

Pero tras reescribir la historia a su favor, aprovecha para dejar caer la bomba atómica con un "YO ACUSO" demoledor. Pérez Tornero abandona el barco porque, parafraseando a Fran LLorente, se hunde. Y se hunde porque ¡ojo!, esto que escribe es muy grave, "YA NO SE DAN LAS CIRCUNSTANCIAS PARA SEGUIR AVANZANDO". Es como decir, en términos médicos, que el enfermo está terminal y que él ya no puede hacer nada por salvarle la vida. Y asegura que “ha constatado que no se dan las condiciones mínimas para el consenso transversal". Y apuntilla que no se puede conformar una "mayoría plural, estable y coherente" ni el "clima propicio de diálogo", en claro reproche a esa mayoría antinatural fosilizada con la absorción del SI por UGT hasta formar el inoperante bloque UGTSI.

Lo cierto es que USO, desde un principio le ofrecimos nuestra colaboración y la despreció en cuanto nos pusimos a criticar la deriva que tomaba su gestión. Una pena porque inicialmente las formas y maneras alentaban la esperanza de cambiar la dinámica cainita de esta empresa. Al final, como todos, quería siervos dóciles y no mentes críticas. Por eso, con USO, tal vez cegado por los halagos y cantos de sirena de los que le ofrecían delegados a cambio de prebendas, pinchó en hueso. Desgraciadamente, sí, desgraciadamente, el tiempo ha acabado dándonos la razón. El “pato cojo” se va porque esto es una selva y parece haber llegado el momento para los grandes depredadores.

En cuanto a lo personal, le deseamos lo mejor.

 

 

Imprimir

CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

José Manuel Pérez Tornero ya no es presidente de la CRTVE. Elegido el 25 de marzo de 2021 por mayoría de más de dos tercios del Parlamento, ha durado poco, muy poco, para las altas expectativas que suscitó su nombramiento.

Tiene formación académica, pero carece de la experiencia y las actitudes necesarias para enfrentarse a un alto cargo político y empresarial como es el de dirigir la Corporación. No fue capaz ni tuvo el valor de adoptar las medidas de reforma y regeneración que exigía una RTVE en pleno derrumbe tras el paso de la dictadora (no olvidemos nombrada a dedo, y que duró tres años en el cargo) provisional única Rosa María Mateo.

Con la credibilidad de la empresa por los suelos y las audiencias en caída libre, Pérez Tornero se limitó a ser una mera figura decorativa en manos de sus asesores (su corte de amigos) tratando de quedar bien con todo el mundo. Nunca tuvo el suficiente carácter y el miedo al fracaso atenazó su toma de decisiones. Nunca sabremos si serían acertadas o no.

Pero eso es ya historia. Centrémonos en lo importante.

 

¿Y AHORA QUÉ? ¿VUELVE LA MATEO?

A rey muerto, otro al puesto. Se abre el periodo de sucesión en una coyuntura diabólicamente compleja en la que se conjuran numerosas conspiraciones con intereses cuestionables. Lo lógico sería que tras tanta campaña de “los viernes de negro” y conspiraciones virales a base de “fakenews”, los promotores de este desaguisado se hicieran el harakiri y reconocieran que el proceso, como ya dijimos desde USO, estaba contaminado desde el origen.

Se manipuló el proceso de selección hasta colocar al candidato que, desde el poder se quería. Así que ahora lo democrático, lógico, racional y honesto sería que corriera el escalafón y accediera al cargo el siguiente en la lista del famoso concurso de méritos. Resulta que los siguientes candidatos por buenas notas y currículo no comen de la mano del color político del gobierno vigente. Así que, por supuesto, no será esa la vía elegida para mantener la credibilidad de un proceso que tanto costó moldear para sacarlo adelante.

La opción democrática sería volver a sacar a concurso el cargo. Eso abre una sima hacia el abismo que dilataría el proceso meses, sino años. Inviable en la actual coyuntura parlamentaria y por la necesidad de disponer urgentemente de un poder ejecutivo que necesita la gestión de CRTVE para seguir existiendo como empresa pública.

Sea como fuere, lo que es indudable es que el próximo presidente debe ser designado en sede Parlamentaria entre los que fueron admitidos en el concurso público y refrendado por el Consejo de Administración.

 

FÉRREO CONTROL DESDE ARRIBA

Pero, debido a que el consejo de administración no tiene capacidad ejecutiva, y que todo lo anterior conlleva unos plazos y unos tiempos que se pueden hacer interminables, gana enteros la tercera vía. La que consistente el volver a nombrar un administrador provisional único (a dedo) por Real Decreto que, como obediente títere, siga al pie de la letra las instrucciones que se le den desde las alturas (línea editorial, contratos, externalización de la producción, reparto de los recursos entre afines y amigos, etc.).

Sería una solución descaradamente fea, burda, invendible en democracia por su tinte absolutista y extemporánea. Este es el abismo al que nos ha llevado el interés sectario de los que han decidido quitarse de enmedio a un catedrático que no supo leer los deseos de quienes lo auparon a la presidencia.

De nuevo un cisne negro sobrevuela el cielo de RTVE, y por extensión, el cielo de la democracia española. La política no puede controlar su codicia por el poder y prefiere mantener en constante estrés a uno de los pilares de su sostenibilidad: la gran empresa pública (de todos los españoles) de información y comunicación. No de publicidad y propaganda como pretenden.

Someter a RTVE al vacío de poder es atarla de pies y manos para impedir su regeneración (oposiciones) y su reconversión adecuada a un mercado convulso en permanente evolución. Es el plan perfecto para que las privadas sigan repartiéndose la tarta del mercado de las audiencias condenando al que hasta hace unos pocos años era uno de sus principales obstáculos.

El buen periodismo es el que sigue la pista del poder y el dinero. Y en este caso la prueba del delito es apabullante. Y de nuevo la moneda de cambio y los daños colaterales serán los espectadores y nosotros, los trabajadores. Al tiempo...

 

 

Imprimir

DOS MÁS DOS SON CUATRO (DÍAS)

 

Desde USO vamos a intentar explicar mejor el motivo por el que estamos pidiendo cuatro días adicionales de libranza para este año para que no haya dudas.

 

Por diferenciar, primeramente, solicitamos dos días porque a mediados del mes de mayo de 2022, la Secretaría de Estado de Función Pública, dicta una Resolución en la que establece:

  • “los calendarios laborales incorporarán dos días de permiso, de similar naturaleza a los ‘días por asuntos particulares’, cuando los días 24 y 31 de diciembre coincidan en festivo, sábado o día no laborable”; circunstancia que concurre en el año 2022 dado que ambos días coinciden en sábado. 
  • estos dos días adicionales de permiso, atendiendo a las necesidades del servicio, podrán disfrutarse individualmente o acumularse tanto a los días de vacaciones de 2022 que se disfruten de forma independiente como a los días por asuntos particulares de 2022.

Por lo que respecta la Corporación RTVE es de todos conocido que se trata de una sociedad mercantil estatal cuyos trabajadores nos regimos en muchos aspectos por la normativa aplicable a los empleados públicos (especialmente en materia retributiva y de jornada).

 

Hasta aquí la explicación de dos días, en función de la Resolución citada anteriormente.

 

Por otra parte, en  relación  con  los otros dos días,  en  la  reunión mantenida en fecha 8 de enero de 2020 entre el Comité Intercentros y la Dirección de la Corporación RTVE, ambas partes se comprometieron “a la regulación en el III Convenio Colectivo de la Corporación de las adaptaciones que mejoren la conciliación de la vida personal y familiar con la vida laboral, como es la inclusión como días especiales de conciliación familiar el 24 y 31 de  diciembrepudiendo sustituirse  por  otras  fechas  si  coincidieran  con sábado  o  domingo”. 

 

De hecho, en el año 2019 ambos días fueron considerado como festivos desde la firma del acuerdo de desconvocatoria de huelga (huelga motivada por la implantación de la jornada de 37’5 horas semanales) suscrito por los sindicatos CCOO, UGT y SI el día 18 de diciembre de 2019.

 

El artículo 44 del “III Convenio Colectivo de la Corporación de Radio Televisión Española, S.M.E, SA”, en su apartado n), señala expresamente que “se podrán utilizar como días especiales de conciliación familiar el 24 y el 31 de diciembre, cumpliendo la jornada anual ordinaria en la Corporación RTVE”. Para poder disfrutar por conciliación con el disfrute de esos días se crea una bolsa con los minutos de más que se van realizando a lo largo del año. Cuando se acumulan 15 horas, eso ya da derecho a disfrutar de esos días, pero es más, si esos días coinciden en sábado o domingo se podrán sustituir por otras fechas, como dice el acuerdo. Y esto es para TODOS los trabajadores de la Corporación. Otra cosa son las necesidades del servicio, pero el derecho está claro.

 

 

      Es de aquí donde salen los otros dos días. Y dos más dos = CUATRO

 

  

Imprimir

PERMISOS y TELETRABAJO. COMISIÓN PARITARIA o SIMA

USO está dando los pasos necesarios para lograr que reconozcan para este año a todos los trabajadores de la Corporación, cuatro días adicionales de libranza correspondientes a los días 24 y 31 de diciembre y a los dos días añadidos de los que disfrutan los funcionarios. 

Ya hemos presentado la demanda ante el SIMA (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje) previa a la Magistratura, si no llegamos a un acuerdo con la empresa. 

Y también USO ha presentado ante el SIMA la demanda para que la Corporación cumpla con la Orden 466/2022 de 25 de mayo acerca de los días del TELETRABAJO. Concretamente, pedimos tres días en teletrabajo y dos en sede para aquellos puestos de trabajo en que sea posible. 

Estas acciones han propiciado que el próximo día 28 se celebre una Comisión Paritaria entre la empresa y los sindicatos para tratar de llegar a un acuerdo en estos temas, entre otros.

USO espera y desea comprobar la buena fe de las partes para conseguir acuerdos sin tener que recurrir a los juzgados.

 

Seguimos…