• Portada usortve es de todos
Imprimir

¿Bruxas? Habelas hailas

el .

USO no cree en las brujas, pero como dice la sabiduría gallega: habelas, hailas... Hasta nuestro sindicato no dejan de llegar quejas de compañeros ofendidos por la campaña de los sectores radicales del sindicalismo mas rancio que acusan a nuestra empresa, indiscriminadamente, sin pruebas ni casos concretos, de "manipular". Son compañeros que trabajan en los informativos, diarios y no diarios, y que dicen sentirse humillados porque esa acusación maniquea da a entender que ellos transigen o participan en esas prácticas irregulares. Son compañeros que llevan años desempeñando su labor profesional con disciplina, esfuerzo y dedicación, y que ahora se sienten muy molestos por la actitud irresponsable de quienes intentan hacerse propaganda utilizando consignas de claro origen sectario y político.

Son trabajadores de la casa que no admiten que su profesionalidad quede mancillada porque, arbitraria e interesadamente, un grupo de los que se llaman "compañeros," les metan en el mismo saco de sus vagas e indemostrables acusaciones. Son parte de la CRTVE que quieren que alguien defienda su honorabilidad, su rectitud y su buen hacer y que niegan ser cómplices o hacer la 'vista gorda' con esa supuesta manipulación.

USO sale en defensa de esa mayoría silenciosa de trabajadores y compañeros que están hartos de que el sindicalismo irresponsable y sectario les haga sentir incómodos en sus puestos de trabajo, en su cometido diario y entre sus familiares y amigos.

Queremos que esos compañeros no se vean obligados, día si y día también, a justificar ante sus familiares y amigos que ellos no manipulan en su trabajo y que lo que airean determinados grupos es propaganda sectaria de carácter político. Propaganda que coincide con la inmediata convocatoria a elecciones del politizado Consejo de Informativos y las elecciones sindicales de final de año. Una propaganda que ahora ha elegido el lema de "caza de brujas en TVE", campaña que fomentan los que disfrutaron de privilegios y trato preferente durante la anterior etapa y ahora han perdido sus cargos, pluses y prebendas.

En la última etapa del gobierno anterior se hicieron muchísimos más cambios, arrinconamientos y atentados contra la carrera profesional de históricos informadores de esta casa que los movimientos llevados a cabo por la actual dirección. Y nadie abrió la boca, ni los clasificó de "caza de brujas".

Todo el mundo entiende que los puestos directivos son cargos de confianza y, por ello, se hacen a dedo. Todo el mundo no, porque hay quien se cree por encima del bien y del mal, y creen que son intocables “por la gracia de Lenin”.

Cuando el PSOE cesa, está renovando. Cuando el PP cesa, esta represaliando.

Esta es la visión y el doble rasero que explican estos sindicatos tan “democráticos”. Para que los suyos mantengan sus prebendas son capaces de cualquier cosa, incluso perjudicar a la CRTVE y al resto de trabajadores.

Imprimir

Sentencia Ganada. El Supremo nos dá la Razón

el .

Unión Sindical Obrera (USO) ha conseguido que la Sala de lo Social del Tribunal Supremo haya reconocido, por ocho votos frente a seis, que los derechos recogidos en los convenios colectivos siguen vigentes a pesar de que hayan caducado y se haya agotado el año de prórroga legal sin acuerdo entre las partes negociadoras.

El fallo del Supremo surge a raíz de una demanda interpuesta por USO-Illes Baleares contra la empresa ATESE que aplicó dos fórmulas de cálculo en la nómina de julio de 2013: 7 días conforme al convenio y, el resto, según el Estatuto de los Trabajadores.

Esta sentencia supone el reconocimiento a una reivindicación histórica de USO y tiene un tremendo valor sindical, puesto que se garantizan los derechos de TODOS los trabajadores a pesar de que el convenio haya caducado.

“Tras la aprobación de la Reforma Laboral, que ataca a la fuerza vinculante de los convenios colectivos limitando la ultraactividad, este fallo ataja dos años de inseguridad jurídica y vulneración de los derechos de los trabajadores y las trabajadoras ante la situación de que su convenio decaiga”, concluye Sara García, de la confederal de USO.

Las condiciones pactadas en el contrato de trabajo desde el momento mismo de su constitución, sea directamente o por remisión a lo establecido en el convenio colectivo de aplicación, tienen naturaleza jurídica contractual y por ello siguen siendo exigibles entre empresa y trabajador por el contrato de trabajo que les vincula.

Esta sentencia permite una posición más igualitaria entre las partes negociadoras, sin la amenaza de aplicar el Estatuto de los Trabajadores en caso de no haber acuerdo.