• thumbnail fronton web
Imprimir

EL CONCURSO, A NEGRO

 

Con nuestra nota titulada ¡Las uvas a negro! paramos la aplicación de la jornada de 37’5 horas que la dirección de la empresa quería volver a aplicarnos desde el día uno de enero. ¡Todo un éxito! Lamentablemente no podemos hacer lo mismo con la situación caótica actual que vivimos en CRTVE. Seguiremos con un mandato provisional hasta bien entrado el verano, si no es más. Terminada de forma abrupta la legislatura, se disolverán las Cortes y con ellas se irá al limbo el Concurso para la designación de Presidente y Consejo de Administración de la Corporación. 

 

 

El intento se ha ido a negro como los viernes que protagonizamos los empleados confiando en una despolitización de nuestra empresa. Algunos ya están promoviendo nuevas movilizaciones por el estrepitoso fracaso cosechado por la gestión de Rosa maría Mateo como Administradora Provisional Única.

 

En los próximos meses, y menos en medio de una monumental campaña electoral, entre los partidos no habrá negociación sobre nombramientos para cubrir vacantes en los órganos institucionales. Y tampoco habrá apoyo para los decretos que el Ejecutivo “en funciones” quiere pasar por la Cámara.  Así que la provisionalidad de la CRTVE se estirará, como mínimo, hasta final de año. Nuestro gozo, en un pozo. Y si Pedro Sánchez ha reconocido a sus ministros que resistir hasta octubre era una "tortura", imaginaos lo que va a ser para nosotros teniendo en cuenta que el paso del tiempo siguen erosionando nuestra imagen ante la opinión pública y las audiencias.

 

¿INTERINIDAD CALCULADA?

 

En USO se nos plantea la duda de si esta situación de interinidad estaba calculada desde el principio, o fomentada durante el proceso. Desde el arranque del Concurso hubo dudas sobre las bases de la convocatoria, los requisitos exigidos a los candidatos y los baremos de puntuación establecidos por un Comité de Expertos en el que había una notable ascendencia política. Al final se cumplieron los pronósticos y todo el aparato quedó bloqueado por las impugnaciones de los candidatos. Incluidos los que habían pasado la criba y estaban entre los 20 finalistas. La baja presencia de mujeres en ese grupo (recordemos los requisitos de paridad de género) condiciona los criterios de selección ya que cumplir con la regla del 50% supone que las cuatro clasificadas ya tienen un puesto asegurado entre los 10 miembros del futuro consejo de administración.

 

El caso es que lo que en un principio estaba previsto para tres meses se va a ir a finales del 2019, con suerte. El nuevo ejecutivo tendrá la posibilidad de prorrogar a Mateo, designar a un nuevo administrador único, e incluso, en función de los acuerdos parlamentarios, usar la ley vigente para nombrar un nuevo Consejo de Administración por Decreto. El tiempo dirá si avanzamos, nos estancamos o damos un nuevo paso atrás.

 

USO apoya desde el principio la convocatoria del concurso. Y seguirá siendo nuestra primera opción. Estamos abiertos, y proponemos que se corrijan los defectos detectados en el primer intento, tanto en la selección del comité de expertos, como en bases del concurso y baremos de puntuación. Y habrá que adaptarlo a las leyes de paridad para que no se produzcan agravios comparativos. Toda una odisea si tal como apuntan los sondeos, las urnas dan un resultado muy fragmentado.

 

UN CONVENIO EN EL AIRE

 

Lo peor no se queda ahí. El cambio de paradigma en el horizonte político español nos ha pillado (como tantas veces advertimos en USO) con el pie cambiado. Ya hemos perdido casi seis meses del plazo de un año para negociar el Convenio Colectivo so pena de ser castigados con la aplicación del convenio sectorial (muy lesivo para los trabajadores de la CRTVE). Esperemos que no sea así. 

 

Los promotores de tal desatino (el “bloque” UGT-SIC) andan disimulando y dando largas con mensajes centrados en evitar que cunda el pánico y en que les salga gratis su desatino. Con semejante panorama, difícilmente van a ser efectivas sus desesperadas llamadas de auxilio a sus respectivas comisiones ejecutivas estatales. En este sentido, los trabajadores de la CRTVE también estamos en manos ajenas. Un ejemplo del sindicalismo irresponsable que algunos practican. Y un toque de atención para aprender a valorar el peso de una papeleta en unas elecciones sindicales.

 

SEGUIMOS EN EL ALAMBRE

 

No nos queda otra salida que pediros (además de vuestra comprensión y apoyo) paciencia y serenidad. Nuestra obligación es seguir remando como siempre lo hemos hecho porque los meses de campañas y urnas que nos esperan requieren sacrificios profesionales. 

 

Entre todos debemos seguir cumpliendo con nuestra obligación de SERVICIO PÚBLICO, y eso requiere la máxima objetividad y pulcritud. Estaremos muy atentos a las iniciativas de la Dictadora Provisional y su equipo de Directivos elegidos a dedo. Gestión que tarde o temprano quedará retratada en las auditorías de Hacienda, de las que como es nuestra costumbre, os daremos cuenta. 

 

Hasta entonces seguimos haciendo equilibrios sobre el alambre sin olvidar que estamos al servicio de todos los españoles (sin distinción) que, tal como están las cosas, dictaminarán en las urnas eligiendo a sus representantes, el destino futuro de la CRTVE y de todos cuantos trabajamos en ella.

 

RECUERDA: NUESTRO PRESENTE ES TU FUTURO

 

Imprimir

JUEGOS DIABÓLICOS CON LAS AUDIENCIAS

 

La CRTVE se sustenta sobre un axioma muy simple para un proyecto audiovisual: existimos porque nos ven y nos oyen. El día que dejen de vernos y escucharnos habrá desaparecido la razón de ser de nuestra existencia.

Nuestro ADN de SERVICIO PÚBLICO nos exime de supeditarnos a las modas de consumo audiovisual y a la caza de espectadores fáciles y baratos con contenidos “basura”. Pero eso no significa que tengamos que limitar la CRTVE a ser una radio-televisión elitista, lejana de los gustos más populares. Sería un ejercicio de soberbia dar la espalda a nuestra función social y someternos a un suicidio lento que nos condenaría a la extinción.

Hay una delgada línea roja entre servir cultura o mantenerse a base de chabacanería y horteradas que retroalimentan la estupidez y el analfabetismo funcional. Y como todo equilibrio, no solo es difícil de alcanzar, sino auténticamente endiablado de mantener cuando se ha conseguido.

Así que en cierta medida la CRTVE está sometida, aunque no nos guste, a la tiranía de las audiencias. Que TVE haya caído por debajo del 10% quiere indicar que algo se está haciendo mal, o muy mal, siendo los mismos trabajadores que antes. La responsabilidad es del equipo gestor y directivo, que es el que va cambiando con las alternancias políticas. Obviamente, si las audiencias caen lo que caen en esta etapa, es porque algo estarán haciendo mal, o muy mal, Rosa María Mateo y su equipo.

 

PROMESAS INCUMPLIDAS Y ESPERANZAS ROTAS

La Administradora Provisional Única fue nombrada a dedo por un Ejecutivo que llegó al poder vendiendo y prometiendo la lucha contra la corrupción, regeneración y transparencia en la vida pública. Seis meses después de su llegada, Mateo ha fracasado. Ha sido noticia negativa constante en los medios de comunicación y ha terminado por poner de acuerdo a toda la parte social de la empresa que ha pedido por unanimidad su dimisión.  

Pero su fracaso no solo se materializa en la caída de audiencias y sus despropósitos de gestión, sino también e igual de importante, el no haber cortado de raíz el criticado, denunciado y rechazado uso político e instrumentalización ideológica de la CRTVE.

La última prueba es la contundente denuncia del SIC sobre la cesión (con sensible pérdida económica) de los derechos de los partidos de la Copa del Rey del Barcelona a TV3. Una operación escandalosa en lo económico y solo explicable (que no justificable) dentro de la línea de concesiones del Ejecutivo de Pedro Sánchez a los grupos nacionalistas, a cambio de apoyos para la aprobación de sus Presupuestos Generales. Mal negocio para el gobierno saliente como  se ha comprobado.

Pregunta: ¿Qué hubiera pasado si esto lo hubieran hecho con un gobierno de otro color? De sobra conocéis la respuesta. 

 

CONFUNDIMOS Y DESPISTAMOS A LA AUDIENCIA

Ahora estamos pagando las consecuencias de esas conductas desequilibradas y asimétricas. Hace años que en USO venimos anunciando el paulatino deterioro de la imagen de la CRTVE entre la opinión pública, fruto de una línea autodestructiva consistente en lavar interesadamente los “trapos sucios” de cara a la galería, públicamente.

USO exige más transparencia y que queden en evidencia los intereses político-ideológicos que hay detrás de esas interesadas campañas de tirar piedras contra nuestro propio tejado, el del edificio común que sustenta nuestros puestos de trabajo y nuestro salario.

Las radicales denuncias de "manipulación" expulsaron a los espectadores de talante progresista hacia los informativos de las cadenas privadas afines a su ideología. Los análisis de audiencia demostraron que, en un mercado de consumo televisivo menguante, en la CRTVE nos quedamos únicamente con un segmento de audiencia de espectadores mayores y de corte liberal-conservador. 

Pero por poco tiempo, porque la llegada de la señora Mateo y su equipo directivo, cambió el sesgo 180º y dejamos de tener también credibilidad entre ese grupo de gente. Y ese giro no significó que se recuperaran los huidos en la atapa anterior. Al final, ni unos, ni otros.

 

EUTANASIA

Como les pasa a los aviones, la CRTVE ha entrado en pérdida de sustentación y por culpa de la tripulación vamos camino a la irrelevancia. Entre todos la matamos y ella sola se murió.

Tenemos un problema muy complejo y nos están abocando a una crisis institucional sin precedentes. La solución pasa por más democracia y respeto escrupuloso de las leyes. Esas que quedan reflejadas en el Mandato-Marco y Contrato-Programa. Nadie parece estar por la labor de aplicarlas más allá de defender cada uno su propia postura. 

Si la CRTVE se muere metafóricamente es porque, también metafóricamente, entre todos la estamos matando. Eso es como hacernos, metafóricamente, la eutanasia.

 

USO, NUESTRO PRESENTE ES TU FUTURO

 

Imprimir

Y hasta nos insulta

 

Según Rosa María Mateo los trabajadores de la CRTVE somos un atajo de "vagos e inútiles" y los representantes sindicales una "lacra". Si a eso sumamos el calificativo de "mezquino y miserable", dedicado en sede parlamentaria a un representante del PP en una Comisión Mixta de Control de RTVE, (por lo que luego tuvo que disculparse) tenemos el perfil incuestionable de lo que cualquier psicólogo de un departamento de recursos humanos no tardaría en diagnosticar como un directivo con rasgos psicóticos. Ninguna empresa cazatalentos se atrevería a recomendar a un gestor semejante como CEO o miembro del consejo de administración de una gran empresa.

No lo dice sólo USO. Los entrecomillados son de un artículo de opinión de Miguel Ángel Curieses, secretario general estatal de UGT en CRTVE. Un artículo que ha titulado "Administradora absoluta" para no copiar el título de Dictadora Provisional Única con la que USO abrió sus denuncias abriendo la brecha por la que han acabado entrando, con más o menos disimulo, el resto de fuerzas sindicales. 

Lejos de nosotros la intención de ponernos medallas o de fardar de haber sido los primeros, o los más valientes. Nos duele, y nos pone muy tristes, haber tenido finalmente la razón. Preferiríamos habernos equivocado porque la evidencia es mala para la CRTVE y todos cuantos formamos parte de ella. Nos hubiera gustado más dedicar estas líneas a pedir disculpas y entornar el 'mea culpa' por nuestra falta de criterio o nuestra errónea valoración.

Pero así es la vida. Tuvimos que salir al paso de críticas que rechazaban nuestra 'hostilidad' hacia el nuevo equipo de dirección, al que dimos los preceptivos 100 días de cortesía antes de destapar sus manifiestas deficiencias como gestores.

Y no dudan en denunciar el "despotismo absolutista" que lleva a la CRTVE a "un punto de no retorno y de peligro" para "la plantilla y el servicio público". Ahí es nada. Es como reconocer que de repente hemos pasado de Guatemala a “Guatepeor”.

 

CLAMOR POPULAR… A BUENAS HORAS.

Y los que nos veían hostiles, y aplaudían (o protegían y encubrían) a la señora Mateo, ahora reconocen que llegó al cargo de "carambola" (en USO ya os contamos que al menos otros 5 profesionales de renombre rechazaron la oferta). Y la denuncian por "comportamiento soberbio y arrogante" sin poner en vuestro conocimiento que ha llegado a decir que con este nivel de salarios la CRTVE no sobrevivirá ni cinco años. Y por fin se atreven a reconocer su "falta de experiencia en gestión de empresas", déficit con el que ya aterrizó y que no es sospechoso de haber sobrevenido milagrosamente a pesar de ser propietaria (junto a su hijo) de una Sociedad Limitada, de esas creadas legalmente para esquivar impuestos. 

Y ya hablan abiertamente de su "altanería incapacitante", pero al mismo tiempo se ofrecen para llegar a un entendimiento. 

Reflexión: si se le reconoce que es "INCAPAZ", ¿cómo vas a negociar con alguien incapaz? ¿Qué valor pueden tener esos acuerdos?

Nuestros compañeros de otros sindicatos no tienen por qué avergonzarse de llegar tarde a la misma conclusión que otros ya vimos anticipadamente. Aquí no se trata de pedir disculpas, o de disimular la falta de sensibilidad. De lo que se trata es de haber descubierto (por fin) la trampa y de ser conscientes de lo que nos jugamos. Estas líneas no son para echar nada en cara, muy al contrario, son para tender puentes ante lo que ya es un clamor popular: la imagen pública de la CRTVE está herida de muerte (como demuestran las audiencias) y tenemos que estar unidos para sacarla adelante.

Nos enorgullece que UGT sea por fin consciente (aunque se escude en palabras de la Inspección de Hacienda IGAE) de que la externalización encubierta a la que nos somete la señora Mateo, encarece el coste final de la producción, además de amenazar la calidad de los contenidos y nuestros puestos de trabajo.

Y coincidimos en que la señora Mateo padece de obsolescencia tecnológica ("dejó de estar en activo cuando Netflix enviaba DVDs por correo") y ha puesto "en tiempo récord" a "sus viejos conocidos" (forma fina de acusarla de nepotismo) en los puestos de "elevada responsabilidad". Y para no dejar títere con cabeza, denuncia el continuismo de Mateo en la política de contratación "mermando la capacidad técnica productiva de CRTVE".

 

VOSOTROS OS LO HABEIS BUSCADO

Honra a nuestro compañero Miguel Ángel Curieses, que en vez de convocar asambleas, y explicar cara a cara a todos nosotros lo que está pasando, escriba una columna de opinión en un periódico como una especie de “pliego de descargo” de su gestión (que no entramos a valorar) para reconocer que, a pesar de que por fin piden su dimisión, esperan el arrepentimiento de Mateo con los brazos abiertos porque "estábamos aquí cuando decidió irse a la privada, estamos aquí a su vuelta, y seguiremos estando cuando se vaya". Pero eso sí, mientras eso ocurre (que parece inminente si se convocan elecciones generales) le pide que "como mínimo" pague los atrasos de 2018, por cierto, aprobados el pasado lunes por Hacienda (aunque se olvida de la subida que nos corresponde en 2019 y que ya cobran todos los funcionarios) y así, como quien no quiere la cosa, que desatasque la negociación del Convenio.

¡Y luego hablan de incongruencias! En USO reflexionamos y nos preguntamos: ¿Cómo vas a negociar algo tan importante como el convenio con alguien a quien consideras incapaz y del que estás pidiendo su cabeza?  ¿Consideras que con esas premisas será amistoso y justo? Lo normal es que, después de llamarla "déspota irascible", se cobre venganza y nos deje con el culo al aire.

Conclusión: denunciasteis el Convenio sin tener comodines en la mano ni ases en la manga. ¡Gran e inteligente jugada! Y ahora hay que pedir compasión y caridad. Vosotros y el SIC nos metisteis en el lío, y de alguna manera nos tendréis que sacar… o no.

Por la cuenta que nos trae, os ayudaremos en lo que podamos. Pero es de esperar que los compañeros sean inteligentes, distingan a quienes defienden sus intereses económico-profesionales por encima de los ideológicos y sepan pasar la factura en las urnas de las próximas elecciones sindicales.   

 

USO, NUESTRO PRESENTE ES TU FUTURO

 

Imprimir

SUSPENSO POR INSUFICIENCIA

 

En un manifiesto reconocimiento de la incompetencia profesional de su nuevo equipo de gestión, la Administradora Provisional Única ha decidido abrir un proceso de licitación para contratar un servicio de análisis de contenidos, audiencias y desarrollo de indicadores de los Telediarios y programas informativos. 

De nuevo, la dirección de Rtve tiene que recurrir a empresas externas (con el consiguiente sobregasto) para que hagan el trabajo que, por lo visto, los responsables de la dirección de los Servicios Informativos no saben hacer. Pregunta: ¿para qué se les nombró si resulta que hay que contratar fuera análisis y estudios “ad hoc”? ¿Por qué se les mantiene en su puesto en lugar de nombrar nuevos directivos más capacitados y preparados para conectar con los espectadores?

Está claro que la Administradora Provisional ha perdido el norte ante las críticas unánimes de su gestión (y el hundimiento de las audiencias) y ahora quiere arreglar el entuerto a base de talonario, gasto a sumar a los pluses que cobran los directivos por no hacer correctamente la función para la que fueron ungidos a dedo. No hace falta recordarlo, pero en CRTVE no existe la carrera profesional que valide las aptitudes laborales.

Los trabajos a contratar son para la realización de un informe de seguimiento sobre contenidos de política nacional, autonómica y local de las dos principales ediciones de los informativos de La1, Telecinco, Antena 3 y La Sexta. Se trata de cuantificar y comparar duración, número de noticias emitidas, titulares, noticias por secciones, ámbito de la noticia, noticias exclusivas por cadenas, protagonistas más citados en las informaciones y organizaciones más presentes en los contenidos. 

Algo que, por lógica deberían estar realizando los actuales responsables de los SSII. Con este contrato externo reconocen implícitamente que están actuando a ciegas. Que desconocen los gustos de la audiencia y que, por lo tanto, andan desconectados de la realidad, y de las demandas y necesidades del ciudadano como sería su obligación de Servicio Público. 

MANIFIESTA INCAPACIDAD

Es lógico que ante manifiesta incapacidad, necesiten "un cruce técnico de los datos, con triple metodología: análisis de la codificación de contenidos informativos; más vinculación con las métricas de consumo televisivo detectado por los estudios de audiencia de Kantar Media; y un estudio cualitativo de la percepción del espectador a través de encuestas”. 

No se esconden a la hora de recurrir a la ciencia de la estadística y la sociología como tabla de salvación. Un trabajo que tardará unos cuantos meses en realizarse y al que hay que sumar, tras el periodo de captación y análisis de datos, la capacidad de detectar con agilidad lo que se está haciendo mal y la consiguiente aplicación de medidas de respuesta y corrección. O sea, para final de año. Tal vez en ese momento, hasta la señora Mateo y su equipo hayan caducado por su condición de Administración PROVISIONAL.

DEFENDER LO INDEFENDIBLE

Y para ejemplo de lo que os hemos venido contando, la cobertura de la manifestación del pasado domingo en Madrid. Se contrataron medios técnicos externos mientras los propios (mochilas y reporteros) se quedaban en los almacenes de Torrespaña. Pero eso no es lo peor. Resulta que había 6 mochilas propias en los directos, pero por incapacidad en la planificación y operatividad, solo una intervino en directo. Los periodistas se quejaban (en voz baja, por si acaso) de que nadie les avisaba para entrar en los directos y de que se tiraron horas preparados para intervenir, sin que al final se les diera paso. ¿Necesitáis alguna prueba más?

Claro que no faltan compañeros de afinidad ideológica que intentan justificar lo injustificable. Denuncia CCOO (como hacemos todos los días en USO) la externalización encubierta que está llevando a cabo el equipo de la Sra. Mateo. Y hasta le acusan de manipular (aunque utilizan la palabra error) por cubrir inadecuadamente un acto sindical en el que se omitieron declaraciones de su secretario general. Algo que les parece un despiste no intencionado ¿verdad? 

Y como buenos sindicalistas que quieren una información plural y de calidad, dan instrucciones precisas a los responsables de los SSII para que no vuelva a pasar. Más descarado imposible.

Eso sí, para endulzar el tono demoledor y crítico de toda la hoja, CCOO vende como un éxito de pluralidad la cobertura de la manifestación del domingo. Como si una obligación de auténtico Servicio Público fuera un esfuerzo ímprobo o un milagro. Una forma palmariamente sectaria de ver y comprender el SERVICIO PÚBLICO de la CRTVE a la sociedad española.

LOS NÚMEROS DEL CdI, CANTAN

Desde USO queremos felicitar a los nuevos miembros del Consejo de Informativos (CdI) y recordarles que se deben a una plantilla de más de 6.400 trabajadores, y no solo a los 865 compañeros (10 papeletas en blanco y 4 nulas) de un censo de 1.754 que deberían haber participado en las elecciones. Una nueva muestra de la falta de implicación de la plantilla con un órgano cuya labor, por polémica, no termina de convencer (como demuestra la baja participación) más que a un sector de activistas.

Los números cantan. En una empresa con más de 1.500 periodistas, que se restrinja el voto a unos pocos y de esos, la mitad no vaya a las urnas, es para hacérselo mirar. 

Cualquier otra lectura es un brindis al sol.

 

USO, NUESTRO PRESENTE ES TU FUTURO

 

Imprimir

UN CONCURSO CADA VEZ MÁS POLITIZADO

En el Comité Intercentros no hay tanta unanimidad como se quiere dar a entender. Ante informaciones que podrían llamar a engaño, en USO tenemos que salir al paso y aclarar a todos que hemos apoyado los puntos Primero (pedir el cese de Rosa María Mateo) y Tercero (movilizaciones de reivindicación para el cumplimiento de acuerdos) del comunicado emitido el viernes pasado, 1 de febrero, por el C.I. (por cierto, anoche el C.I. ha desconvocado las concentraciones de hoy ante la reunión de la Comisión de seguimiento de convenios de Hacienda, que mañana presumiblemente autorizará el pago de los atrasos de 2018).

Pero no así en el Segundo punto (nuevo concurso para el Consejo de Administración), en el que nos hemos abstenido porque consideramos que supera nuestras competencias exigirle al Parlamento (elegido por todos los españoles) qué es lo que tiene que hacer. Para eso están las leyes y entendemos que todos los grupos políticos están para auditar que se cumpla la ley.

No nos parece de recibo que los representantes de los trabajadores solicitemos poner en marcha un nuevo proceso de selección habiendo uno en proceso. 

En USO consideramos que el Comité Intercentros carece de competencias (y representación legal) para enmendar a los cargos democráticamente elegidos. Este Segundo punto de la nota más bien parece una intención de inmiscuirse en un terreno que supera las competencias de la labor sindical.

Los representantes de los trabajadores de la CRTVE no somos quién para impugnar un procedimiento político debidamente regulado y mucho menos estamos capacitados para juzgar si el proyecto, ahora paralizado por las impugnaciones, "adolece de garantías jurídicas y reales".

De ser esto cierto, y tener constancia, USO ya lo hubiera denunciado en los tribunales oportunos a través de los cauces legales, tal como dicta el estado de derecho y la lógica democrática. 

INTERESES OCULTOS

Hecha esta puntualización, insistimos en que USO es el primer interesado en que el proceso iniciado salga adelante, y cuanto antes. Fueron muchos “viernes negros” para que ahora todo quede en caldo de borrajas. Pero eso no quita para que, siendo escrupulosos, queramos que se respeten los derechos de los candidatos a impugnar los criterios de selección y la puntuación a sus méritos, si así lo creen conveniente.

Asegurar sin ningún tipo de pruebas que el concurso está manipulado y adolece de garantías jurídicas es más un brindis al sol y 'fake new' que una denuncia en toda regla. Si hay pruebas, a los tribunales de justicia. Si no las hay, prudencia y respeto.

Emponzoñar con acusaciones sin respaldo es típico de la calumnia y la difamación. Y cuando se emplean estas tretas es porque hay detrás intereses ocultos.

La pregunta es si se pretende ganar tiempo (que es lo que al final se consigue) para que mientras todo siga tal como está. O, ¿es que la criba inicial ha dejado fuera a algún “tapado” de los grupos dispuestos a poner en duda todo el procedimiento, invalidándolo, y facilitando una nueva incorporación de sus candidatos?

MÁS DAÑO A LA IMAGEN DE LA CRTVE

Sea como fuere, el daño a la imagen y existencia de la CRTVE ya está hecho. Los que prometieron que con el procedimiento se arreglaban todos los males han quedado en entredicho. Tanto hablar y prometer transparencia, a la larga todo parece haber quedado cubierto por el velo de la sospecha de incompetencia o manipulación. Echar leña al fuego y hacer astillas del árbol caído solo pone en peligro la sostenibilidad y futuro de la CRTVE, convertida en una presa que se disputan los depredadores del poder.

Así, ¿quién va a confiar en nuestro trabajo, en nuestra independencia y en la necesidad de nuestro Servicio Público?

Dejemos de hacernos daño y respetemos los procedimientos legales. Y si detectamos faltas o delitos, denunciemos a los corruptos con pruebas. Lo demás es hacer campaña de propaganda sectaria alimentando el extremismo populista que pone en peligro el orden institucional amparado por la Constitución.

CRTVE se encuentra en una situación inestable, sin Consejo de Administración y con una Administradora Única Provisional que detenta todos los poderes, una situación transitoria que debe de ser considerada anómala y que sólo con el Concurso podremos darla por zanjada. 

Un juego peligroso para nuestra empresa y nuestros puestos de trabajo. ¿Quieres hacerles ese juego?

 

USO, NUESTRO PRESENTE ES TU FUTURO