• cabecera web torrespana
  • fronton web lazo
Imprimir

8 de marzo, Día internacional de la MUJER

 “La libertad es siempre y exclusivamente libertad para aquel que piensa de manera diferente”, Rosa Luxemburgo (Zamość 1871-Berlín 1919). Aunque expresada en un contexto y unas circunstancias del pasado siglo XX, esta frase sigue plenamente vigente y aplicable en ámbitos de igualdad, o, mejor dicho, de falta de esta, que perviven. La libertad que se encuentra desequilibrada hacia un lado en cualquier situación “no es libertad en absoluto” como dijo la “Rosa Roja”, es preciso ampliarla para que llegue a todas las partes implicadas si pretendemos lograr el desarrollo igualitario de la sociedad en su conjunto.

Este 8M, queremos dedicar el Día Internacional de la Mujer a las muchas familias que aún tienen problemas para conciliar su vida laboral y personal en España, porque el peso de estas responsabilidades familiares recae aún fundamentalmente en las mujeres.

Este desigual reparto trae como consecuencia una importante brecha a nivel laboral y económico que se ha visto agravada por la pandemia.

En 2022, más desempleo y temporalidad entre las mujeres

Las mujeres padecen una mayor tasa de desempleo y una mayor temporalidad. Son mayoría entre quienes reciben salarios mínimos, trabajan a tiempo parcial, recurren a las reducciones de jornada y excedencias, o cambian de empleo para cuidar de otras personas. En CRTVE por ejemplo, el número de excedencias por cuidado ha aumentando entre las mujeres el 81,7% frente al 18,3% en los hombres.

El 22,1 % de las mujeres que trabajaban lo hacían a tiempo parcial, una cifra significativamente mayor al 6,2 % de los hombres. Y esa temporalidad también está presente en nuestra empresa dado el aumento de las practicas y contratos eventuales que recaen mayoritariamente en mujeres. Sin duda, la próxima convocatoria de oposiciones en la Corporación es una buena noticia para revertir esta situación.

Es necesario un cambio cultural

Cuando las mujeres pierden su libertad de decidir, renuncian a su carrera profesional, pierden poder adquisitivo e independencia y se cierran la puerta que conduce a puestos de responsabilidad. Todo ello supone dejar de participar en la vida pública en igualdad de condiciones, en libertad.

En 2021 la brecha en retribuciones en nuestra empresa se situaba en el 6,3% de media, mientras que en los complementos aumentaba al 12,4% y es el grupo I.II el más castigado con estas decepcionantes cifras. En lo que respecta a puestos directivos hay datos algo más esperanzadores, pero seguimos avanzando con demasiada lentitud.

Desde USO, tenemos la seguridad de que la solución pasa necesariamente por un profundo cambio cultural con la imprescindible implicación de toda la sociedad. Los cambios REALES no son rápidos, son el resultado de mucho trabajo y esfuerzo.

¡¡ COMENCEMOS YA!!

 

 

 

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA