• fronton web lazo
Imprimir

RTVE NO PUEDE VIVIR SOLO DE BUENAS INTENCIONES

USO está de acuerdo en que a nuestra empresa le hace falta revitalizarse y reconectar con la audiencia con acciones de marketing y publicidad ágiles y acorde con los tiempos que vivimos. Y el acto de presentación de la nueva programación anoche en Callao fue una buena oportunidad. Hay que llevar a cabo ese tipo de eventos que pongan a RTVE a la altura de las grandes empresas audiovisuales a base de “alfombra roja” y “photocall” de famosos. Hasta ahí no hay problema y siempre contarán con nuestro apoyo. Esa es la de cal. Pero luego viene la de arena porque lo que no es de recibo es que la ejecución de dichos eventos sean una chapuza por la falta de coordinación, gestión y supervisión que provoca imperdonables fallos y una larga cadena de errores en su desarrollo.

 

RTVE no puede vivir solo de buenas intenciones e intentar construir una imagen en la que falla hasta la fachada. No se puede vender lo de la “alfombra roja” y luego no poder llevarlo a cabo porque no se tenían los oportunos permisos municipales, ni para el photocall en la fachada del cine Callao.  Si sólo fuese esto tendría un pase, pero tampoco tenían los permisos para aparcar la auxiliar de la Unidad Móvil (con lo que tuvieron que tirar metros de cables por la calle con el peligro que eso supone). Mala planificación y mala gestión, sin duda. Y para rematar, las Unidades Móviles utilizadas son las que llegaron el lunes por la noche después de la paliza de cubrir durante tres semanas la Vuelta Ciclista a España, trabajadores incluidos que, por cierto, no han podido disfrutar de su necesario y pactado descanso.

 

Cómo será que los compañeros de sonido tuvieron que comer de bocadillo por que las dificultades que encontraron para que todo aquello funcionase no les dejaron tiempo para otra cosa. Una vez más, y ya son infinitas, se demuestra que todo sale gracias a la voluntad y la profesionalidad de los trabajadores.

 

No se puede exigir acreditación previa y luego hacer esperar dos horas a los acreditados. No se puede abrir una zona VIP aislada y sin conexión con el salón de actos y obligar a los famosos a atravesar una zona urbana sin protección en la que podrían haberse producido incidentes imprevisibles de todo tipo. ¡Menos mal que la sociedad española es fundamentalmente educada y respetuosa! 

 

Y así una larga lista de meteduras de pata que lo único que consiguen es deslucir el acontecimiento eclipsando el objetivo que se persigue y, de paso, desmoralizar a los compañeros que han puesto toda su voluntad y esfuerzo en la ejecución de su trabajo.

 

Una lástima, una verdadera lástima que las buenas ideas e iniciativas de un equipo directivo que quiere enderezar el rumbo choque con ejecutores incompetentes que no dan la talla en el desempeño de sus funciones. Y de nuevo surge la pregunta ¿Habrá una oportuna valoración de qué y quienes fallaron? 

 

HAY QUE PONERSE Y SABER PONER LAS PILAS

 

El equipo de José Manuel Pérez Tornero tiene un problema grave si no consigue encajar las piezas. A su llegada, desde USO planteamos si sería un directivo de puño de hierro en guante de seda o acabaría atascando sus anunciadas reformas engullido por la resistencia de la anquilosada “real politik”. Aceptamos el argumento de que “piano, piano, se anda lontano” pero cuidado, porque esa premisa no es válida en un servicio de urgencias cuando recibe a un paciente que se desangra, como RTVE con sus audiencias y su valoración ante la opinión pública. 

 

Lo visto este jueves en Callao durante la presentación de la nueva programación merece aplausos en el concepto, en la idea y en la intención. Pero ese impulso puede quedar ensombrecido por una ejecución de suspenso que da que pensar y pone en evidencia que RTVE no se salva con un barniz de coloridos eventos de cara a la galería. Y menos cuando ante el más pequeño de los soplidos se desconcha dejando al aire su inconsistencia y superficialidad.

 

No hay que limitarse a ponerse uno mismo las pilas. Hay que hacer llegar la energía a toda la maquinaria. Los que proyectan y diseñan tienen la obligación de cerciorarse de que sus planos van a ser correctamente ejecutados. 

 

Al que no quiera, o no le guste, que se baje del barco antes de que nos hagan zozobrar.

 

Y no seremos una empresa plural y creíble si nos dedicamos a contratar a purgados de otras empresas de comunicación. Dicho queda.

 

 

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA