Imprimir

NUEVO VARAPALO JUDICIAL A ROSA MARÍA MATEO

 

Aunque se suele dar por bueno eso de que muerto el perro, se acabó la rabia, los tribunales han resucitado, vía sentencia, la unánime repulsa a la gestión de Rosa María Mateo como administradora provisional única de RTVE. La Audiencia Nacional ha fallado a favor de USO en nuestra reclamación sobre la obligación de hacer público el sueldo del personal directivo de la Corporación RTVE.

 

 

USO ha sido el único sindicato en llevar ante  el CONSEJO DE TRANSPARENCIA Y BUEN GOBIERNO (CTBG) la solicitud de información de las retribuciones (desde 2016 en adelante) de los directivos en aplicación de una sentencia del Tribunal Supremo (que creó jurisprudencia) en defensa del derecho de los ciudadanos a conocer lo que ganaban los directivos de una empresa pública como la nuestra.

 

 

Una vez estimada la reclamación por el CTBG la obstinada negativa de la Mateo y su equipo a practicar la transparencia y el buen gobierno, de la que tanto alardeaban antes de acceder a sus respectivos cargos e incluso mucho después, bloqueó el derecho reivindicado. Facilitaron información intencionadamente incompleta y, acto seguido, presentaron impugnación al fallo de la CTBG alegando que el derecho a la información pública debería someterse al derecho de protección de datos. Sin embargo CRTVE no siguió el procedimiento jurídico adecuado para esa defensa y según la nueva sentencia, aún recurrible, esa omisión da a entender que no había datos personales sensibles de especial protección en la información exigida por USO, y los cita textualmente:

 

"ideología, afiliación sindical, religión o creencias, origen racial, a la salud o a la vida sexual, datos genéticos o biométricos o datos relativos a la comisión de infracciones penales o administrativas."

 

La sentencia da la razón a USO porque "se trata de una información sobre retribuciones abonadas por una entidad pública, a su personal directivo, que no puede considerarse que afecte a la protección de sus datos de carácter personal, que merezcan especial protección, pues precisamente se trata de un dato de carácter “meramente identificativo”.

 

LA LEY HA HABLADO

 

Y como fundamento, el juez añade "que un control continuo de los gastos de personal permite contar con los datos sobre el coste que anualmente supone cada puesto de personal directivo, y por ello, la información solicitada debería de proporcionarse de forma inmediata". Es decir, considera la demanda de USO como ajustada a derecho y desestima el recurso de la CRTVE que deberá proceder a facilitar las retribuciones de Mateo y su equipo.

 

Pero para USO lo más importante es otro párrafo de la sentencia fallada por el Tribunal Supremo que recoge el preámbulo de la Ley de Transparencia, que dice textualmente: 

 

«La transparencia, el acceso a la información pública y las normas de buen gobierno deben ser los ejes fundamentales de toda acción política. Sólo cuando la acción de los responsables públicos se somete a escrutinio, cuando los ciudadanos pueden conocer cómo se toman las decisiones que les afectan, cómo se manejan los fondos públicos o bajo qué criterios actúan nuestras instituciones, podremos hablar del inicio de un proceso en el que los poderes públicos comienzan a responder a una sociedad que es crítica, exigente y que demanda la participación de los poderes públicos».

 

Tome nota quien corresponda. Este proceso se inició en época de Rosa María Mateo, pero siguen los mismos criterios en la actualidad. Hay que acompasar lo que se dice con lo que se hace. Y eso es precisamente lo que pedimos a Pérez Tornero y su equipo. Coherencia que genere credibilidad en los trabajadores y en el ciudadano.

 

Esos son también los principios de USO y la línea por la que una vez más, en defensa de los intereses de los ciudadanos y los trabajadores de nuestro servicio público, los tribunales nos dan la razón. 

 

Y no nos cansaremos de recurrir a ellos tantas veces como sea necesario.