Imprimir

DESPEDIDOS

Esta semana se marchan despedidos de la CRTVE más de 70 compañeros cuyo único delito es tener los 65 años cumplidos. La mayoría de ellos se quieren acoger a su derecho constitucional de seguir activos y por eso han formado varias plataformas para iniciar demandas contra la empresa. Se da la circunstancia  de que entre ese numeroso colectivo hay muchos afiliados de los firmantes del actual Convenio (UGT y SI) que ven con asombro la traición de sus propios sindicatos. Desde USO ya denunciamos esta tropelía en diferentes notas informativas (de 23/10/2019, de 7/11/2019, de 18/11/2019 y de 25/02/2020). Pero ya se sabe que donde hay confianza...

Pero lo peor es el trato vejatorio que la dirección de Recursos Humanos ha dado a nuestros compañeros. Algunos han sido descaradamente engañados al pedirles la Corporación los datos de su vida laboral (por burofax con evidente afán amedrentador, o con llamadas telefónicas a sus números particulares, de forma ilegal), datos que son absolutamente privados y que la Seguridad Social no puede facilitar a la Corporación por estar amparados por la Ley de Protección de datos. 

Estos compañeros se van con el mal sabor de boca de sentirse expulsados. Un correo electrónico con el finiquito y adiós muy buenas. El mismo trato que a los que se marchan anticipadamente con 63 años. ¡Qué triste e inhumano! Como si molestaran y fueran proscritos. Y así seguirá todo esto: cada vez que un compañero cumpla los 65 años, a la calle. 

En contradicción a estos casos, en Recursos Humanos hacen oídos sordos ante las numerosas peticiones de JUBILACIÓN PARCIAL de otros compañeros, que aunque está recogida en este III Convenio Colectivo no existe en la práctica.

 

FIN DE LOS 100 DÍAS DE GRACIA

Es triste que al filo de los 100 días de gracia que impone la cortesía, el nuevo Consejo de Administración se haya atascado en su proceso de regeneración. No se puede consentir el doble rasero. Si se despide por la fuerza a los mayores de 65 años, sería de recibo que también se atendiera a todos aquellos que cumpliendo los requisitos legales exigidos por la ley General de la Seguridad Social soliciten la jubilación parcial, e ir cubriendo esos puestos con CONTRATOS DE RELEVO. 

La jubilación parcial fomenta tanto o más que el despido obligatorio el relevo generacional. Porque si una persona con más de 62 años se jubila de forma parcial, deja un puesto de trabajo a alguien más joven que al mismo tiempo se va formando con la experiencia del veterano. 

Si estas interesado en acogerte a este tipo de jubilación, ponte en contacto con USO: “uso_prado.ep@rtve.es", “915816040”.

Así son los tiempos que nos toca vivir. Unos tiempos difíciles que esperamos no se le atraganten a José Manuel Pérez Torneo y a su nuevo equipo que, por presiones de todo tipo, parece estar noqueado en la renovación y ajuste de la estructura orgánica. Desde USO ya le dijimos que esto no iba a ser precisamente un camino de rosas.   

 

ASISA FOREVER?

Por cierto, leemos en un correo sindical una recomendación a los “jubilables” de seguir con el seguro médico privado en ASISA tras la desvinculación de la Corporación para mantener la cobertura de su póliza llamando a los números del Área de Gestión de Personal, y antes de pasar un mes desde la jubilación para no tener que hacer cuestionario médico. 

Desde USO queremos recordar a los interesados en seguir en este seguro privado que cuando llamen para pedir su continuidad pregunten también cuales serán las cuotas a partir de su jubilación. Si a los 65 años es la misma que a los 63 o los 64, o cuál es el incremento anual previsto. 

Cuando obtengas respuesta seguramente te gustará saber que existen alternativas de seguros médicos de similar o superior calidad, pero más baratos. En  todo caso, el mes previo a tu jubilación recuerda solicitar por correo a: seguros.personal@rtve.es un certificado de estar al corriente de pago de la póliza de CRTVE en ASISA para presentarlo al seguro que elijas y evitar así carencias en tus nuevas cuotas.

 . . . . .

 

USO lamenta el fallecimiento de D. Enrique BUSTAMENTE. Descanse en Paz.