• fronton web lazo
Imprimir

MÁS BUENAS INTENCIONES

 

El pasado 18 de enero desde USO decíamos en nuestra nota informativa titulada `Buenas intenciones´ (pulsa aquí) que el mejor agradecimiento que la administradora única podía dar a los trabajadores por su trabajo en estos “tiempos tan complicados y difíciles” debía materializarse en la vacunación de todos, empezando por los que están trabajando en sede. 

(pulsa sobre la imagen)

Como por desgracia viene siendo habitual, y aunque desde USO seguimos intentando anticiparnos a los contratiempos” que nos perturban la vida a todos, nuestra petición parecía quedar en el olvido. Pero hete aquí que el sábado 6 de marzo leemos en el ABC el siguiente titular: Cuarenta grandes empresas piden la vacunación de sus trabajadores . La leímos con la esperanza de encontrar las iniciales de la Corporación, pero la ilusión nos duró bien poco.

 

Este grupo de compañías bajo el auspicio de AESPLA (asociación nacional que agrupa los servicios de prevención laboral), cuya presidenta la doctora Concepción Martín firma la carta a la ministra Darias, ofrece sus recursos “para ayudar a agilizar la campaña de vacunación” y al mismo tiempo reclaman prioridad para inmunizar a algunos de sus trabajadores considerados esenciales. Eso sí, siempre cumpliendo con el plan que fijen las autoridades sanitarias.

 

Estamos aburridos de recordar con insistencia que RTVE es un servicio público ESENCIAL, como todos los demás servicios públicos esenciales, y como todo ese grupo de empresas de sectores de lo más variado (alimentación, energía, transporte y como no, COMUNICACIONES) consideradas en la primera oleada como esenciales igualmente. Parece ser que MEDIASET sí es esencial, y la Corporación, dependiente directamente del Parlamento y 100% pública, no lo es. 

 

Hay que respetar el orden jerárquico establecido desde las autoridades y especialistas para la campaña de vacunación, pero también debemos insistir en pedir que se vacune lo más rápidamente posible a nuestros compañeros. 

 

El ego y la incapacidad de los directivos de esta empresa de adelantarse a los acontecimientos y de velar por que la Corporación sea considerada con respeto, les impiden apoyar iniciativas positivas para todos.

 

USO espera que el nuevo Presidente y el nuevo Consejo de Administración tomen buena nota de todo esto y lo corrijan nada más llegar a ocupar sus cargos. 

 

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA