Imprimir

El Séptimo Sello

 

Los telespectadores asisten al funeral de la Radio Televisión Espantosa. Pronto las exequias fúnebres enterrarán la época más funesta de La1 que está a punto de ser la Séptima cadena gracias a las preferencias de los contribuyentes.

 

El nombramiento provisional de Rosa María Mateo ha dejado un panorama desolador. Ha hundido todo lo que permanecía a flote: gestión, recursos económicos, transparencia, credibilidad, independencia, audiencia y el futuro. Siete sellos como siete cuños con su firma estampada en cada decisión que ha troquelado la externalización de la producción.

 

El sobrecoste de la externalización es más que evidente. Solo comparando las series de ficción, USO se pregunta cómo es posible que cuatro series distintas, con cuatro tramas y ambientaciones diversas, producidas por cuatro empresas diferentes, tengan costes similares. Con un coste por capítulo que apenas difiere y sobre todo un Coste Por Minuto (CPM) prácticamente igual.

 El pasado 30 de Septiembre de 2020 la presidente del Tribunal de Cuentas recomienda, entre otras sugerencias, que CRTVE:

 

a) defina con detalle las funciones y cometido de directivos y de alta dirección.

b) justifique y motive las decisiones sobre nombramiento o ceses de personal directivo.

c) defina la cualificación, formación académica y profesional, experiencia y mérito de la dirección.

 

Vivimos una distopía. CRTVE es una farsa en la que se representa una tragedia fantástica, una partida a muerte, con el futuro de una empresa que era motor de la industria y ahora es el caladero de oportunistas, tertulianos doctores en todo y demás advenedizos que con el beneplácito de doña Mateo, deja que un advenedizo mueva los hilos de la manipulación.

 

Todos, bueno, casi todos estamos escandalizados y preocupados con el programa de Cintora, y por eso, lo denunciamos por la vía judicial. Hemos puesto el foco sobre ese programa olvidando que hay otros del mismo pelo que campan a sus anchas sin que nadie les tenga en mente.

 

Por eso, desde USO vamos a empezar a poner la vista en esos “otros”. Empezando por La Mañana de La1. ¿Cómo es posible que costará 4.666.035,05 Euros en 2019, pase a costar 8.710.824,62 euros en 2021? Es más ¿cómo puede ser que un capítulo cueste 37.032,03 en 2019 y pase a costar 71.990,28? y, si se prefiere ver el CPM resulta que era de 247 € y ahora ha pasado a ser 576 €. ¿Por qué estos incrementos? ¿Qué lo justifica? ¿Las audiencias? ¿El salario de Mónica López y sus colegas? Una meteoróloga conduciendo el cambio climático de la Corporación metida a comentarista y opinadora política. Nadie muerde la mano que le alimenta.