Imprimir

Discriminación en MasterChef

 

Comenzamos la nueva temporada jugando en segunda división. Una vez más. Este martes, 25 de agosto, ha empezado de nuevo la grabación del programa MasterChef en su versión “Junior”. Los trabajadores de RTVE destinados en el programa han visto cómo a los compañeros de la productora de Shine Iberia les hacían el test serológico (extraer sangre para analizar si hay presencia del maldito virus) y a ellos ni una palmadita en la espalda.

Aplaudimos que la productora haga con sus trabajadores lo que desde USO pedimos que se haga desde el inicio de la crisis sanitaria en todas las empresas y, en particular, en la nuestra: pruebas para detectar posibles casos y evitar contagios. 

La dirección de RTVE sigue mirando para otro lado cuando insistimos en nuestra exigencia de hacer las pruebas PCR o las serológicas (la última vez el pasado 18 de agosto en nuestra nota titulada CAOS Y COVID EN TORRESPAÑA) a todos los trabajadores en régimen presencial, los que ya estaban y los que se han ido incorporando. 

La productora tiene la precaución y la decencia de asegurarse de que sus empleados están sanos para trabajar y para no contagiar a nadie en el entorno laboral. No obstante, al trabajar codo con codo con los compañeros de RTVE, la posibilidad de contagio masivo durante la grabación puede ser una realidad, con lo que su objetivo de acabar en plazo el programa puede irse a pique. En este sentido la posición de la productora es irresponsable tanto para los compañeros de RTVE como para sus propios empleados, porque no garantiza la ausencia de contagios en el programa.

Esta situación es humillante para nuestros compañeros. Parecemos subordinados de segunda de la productora cuando es RTVE la que pone el dinero.

USO exige que se hagan inmediatamente pruebas serológicas o PCR a todos aquellos compañeros que trabajan en sede sin ninguna distinción.