• fronton web lazo
Imprimir

Propuesta para el teletrabajo

 

La situación de emergencia sanitaria provocada por el COVID-19 nos ha obligado a adaptarnos. Cuando ello ha sido técnicamente posible, a trabajar desde nuestro domicilio, a compaginar el trabajo con el cuidado de los hijos u otros familiares dependientes, a mantener reuniones virtuales o a acudir a nuestros puestos de trabajo adoptando las medidas sanitarias oportunas, cuando estaban disponibles.

Desde USO queremos reconocer la inmensa labor de los compañeros que han realizado su trabajo en sede. Ellos han mantenido nuestras emisiones y el contacto con la sociedad a la que nos debemos.


Otros muchos se han visto forzados a ser actores forzosos del teletrabajo. En principio, el teletrabajo es voluntario pero la pandemia lo ha convertido en un sistema de trabajo obligatorio.

Se ha podido comprobar que la cultura del trabajo presencialista no va necesariamente unida a una mayor productividad. Somos conscientes que el gran reto al que se enfrenta la Corporación con el teletrabajo es el de controlar el rendimiento laboral. Y esto es así, porque exige una mayor planificación por parte de la empresa además de introducir un concepto “revolucionario”: CONFIANZA. Confianza en que el trabajador actúe con la diligencia e interés debido a la tarea encomendada, sin una supervisión directa.

Estos meses han demostrado la capacidad de la plantilla para adaptarse a situaciones excepcionales. Y también ha quedado demostrado que muchas de nuestras funciones se pueden realizar en remoto. Hasta ahora ha sido por obligación. USO quiere que sea por voluntad de los trabajadores siempre que su cometido laboral así lo permita. Por voluntad individual, sin limitación alguna y máxime después de haber demostrado, con su trabajo y dedicación, que se puede hacer. 

Nadie puede ni debe limitar ese derecho. El teletrabajo ha sido forzoso, la vuelta a sede debe de ser voluntaria. Desde USO pretendemos facilitar este derecho, nunca limitarlo.

Estamos amparados por un marco normativo pobre, ya que sólo contamos con el artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores y la regulación contenida en el Real Decreto Ley 8/2020, que establece el carácter preferente del mismo siempre que sea posible. Y el preacuerdo del III Convenio Colectivo es claramente limitativo e insuficiente porque nadie ha apostado decididamente por el teletrabajo. 

En esta nueva situación, USO quiere ampliar y regular con más detalle este tipo de trabajo, y por ello hemos elaborado una PROPUESTA PARA EL TRABAJO A DISTANCIA (pulsa aquí para verla)

Una propuesta cuyo objetivo es servir de base para una negociación realista con la dirección de la empresa.

 

 

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA