• fronton web lazo
Imprimir

ALEJÁNDONOS DEL SERVICIO PÚBLICO

 

INFORMATIVOS TERRITORIALES, O RELLENO DE PROGRAMACIÓN

Tras el último comunicado de USO en el que adelantábamos la práctica desaparición de los informativos territoriales del mediodía, la Dirección convocó de urgencia el mismo domingo por la noche a los directores de los Centros Territoriales para darles explicaciones por videoconferencia en la mañana de ayer lunes. Desaparecen de su tradicional e histórico horario de las 14:00 horas para convertirse en un micro-avance de 5 minutos (solo sumarios y titulares cuando se pretendía dejarlo inicialmente en 3) del informativo que pasa a emitirse de 15:55 a 16:15 la hora de la “siesta" (querían dejarlo en 10). Quedan pues en una franja residual, con un “target” alejado de la vocación de Servicio Público, y reservada a telenovelas y a los documentales de La2. 

La práctica eliminación de los informativos de proximidad image.jpegde la parrilla habitual, siendo relegados a horarios marginales, será la puntilla (¿intencionada y planificada?) que difumine hasta la nada la vocación y obligación de Servicio Público de RTVE. Primero porque deja expedito el camino para que ese espacio pase al dominio absoluto de las televisiones autonómicas y locales. Y segundo, porque ante la opinión pública se debilita la imagen de TVE como medio que cuida y se ocupa de la información local.

Una parte medular de la información que, la crisis del Covid lo ha puesto de manifiesto, interesa primordialmente sobre las noticias de alcance nacional e internacional por la implicación directa sobre cada espectador y su entorno más próximo.

CAMINO DE LA INSIGNIFICANCIA

Obligar a los ciudadanos a esperar a la media tarde y después de una hora de telediario, para recibir la información de su comunidad es una dejación del ADN fundacional de RTVE. Lo cierto es que la suma total de información de cada territorial supone una merma que abre la puerta al siguiente y peligroso interrogante ¿Más de 1.300 trabajadores para producir esto? 

Puede que en los CCTT con capacidad de producir noticias diariamente para los Telediarios no parezca una decisión demasiado importante. Pero claro que lo es, porque será la muerte para los centros de esas comunidades que no generan noticias de alcance nacional de forma habitual. 

COPIAR DESCARADAMENTE A LA SEXTA 

En una nueva muestra de falta de imaginación y creatividad, Enric Hernández prepara una modificación en la franja de emisión de los fines de semana para hacerle la competencia a La Sexta. ¡¡Nosotros plagiando a La Sexta!! ¿Aún hay alguien que no vea preocupante nuestra situación empresarial y reputacional? El actual presentador del TD fin de semana, Lluis Gilera, dejaría ese informativo para pasar a dirigir un debate de actualidad política. Parece ser que la “política” es lo único que interesa a la ciudadanía. El debate, por supuesto, se produciría en Barcelona para que tanto Hernández (que no ha pisado Torrespaña durante el periodo de Estado de alarma) como el presentador estén cerca de casa.

LA MALDICIÓN DEL III CONVENIO COLECTIVO

El III Convenio Colectivo no termina de ver la luz. Esta vez tiene la culpa el Ministerio de Hacienda (nuestro auténtico propietario y jefe) que, según parece, lo tendría paralizado y en estudio al considerar que el preacuerdo aumentaría el gasto de personal (gracias a los deslizamientos) por encima de los límites permitidos por la Ley para las empresas públicas. 

Los gastos de personal de RTVE están por encima de los 400 millones de euros, una cantidad superior a la invertida en la producción de programas.

Tras el visto bueno de la SEPI, el departamento encabezado por la ministra María Jesús Montero ha abierto conversaciones con el equipo de doña Mateo para recordarle que CRTVE cerró 2019 con un déficit de 30 millones de euros.

Lo que es especialmente grave es que las partes negociadoras, empresa y sindicatos, nos hemos reconocido con capacidad jurídica para negociar el Convenio. Parece ser que fuimos engañados.

DESFASADO POR EL TELETRABAJO

Cuando comenzó la pandemia, USO propuso la necesidad de regular debidamente el teletrabajo, una modalidad que ha llegado para quedarse y que resulta vital en el nuevo contexto de medidas de prevención y salud. No hay aforo en nuestras instalaciones para cumplir con las nuevas normativas. Los espacios y separaciones actuales no son los adecuados. En esta necesidad, y ante la prueba de que el teletrabajo es efectivo y no ha supuesto ningún perjuicio en la gestión de RTVE, tanto a la empresa como a muchos compañeros les interesa. Siempre que éste sea voluntario. 

UGT y SI se han negado a someter el Convenio a referéndum como propone USO. Una aprobación por parte de la plantilla hubiese sido un gran apoyo ante Hacienda.

 

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA