• fronton web
Imprimir

LOS DERECHOS NO SON DINERO

Vuelve CCOO a tratar de despistar el meollo del debate con cortinas de humo. Por cortesía, atendemos amablemente vuestra petición y esta es la información que transmitimos a los demandantes. Y a vuestra pregunta de si alguien es responsable de algo, insistimos en que serán los tribunales los que, para tranquilidad y garantía jurídica, dictaminen responsabilidades.    

1) USO jamás ha prometido "ganar no menos de 6.000€" a los compañeros que se unieron a la demanda por la brecha salarial. 

Como no existe prueba documentada de esa promesa (porque nadie la hizo) podemos afirmar que CCOO MIENTE DESCARADAMENTE en su última nota sobre la aparición de los pendrives extraviados. USO no es responsable de los comentarios y motivaciones personales de los compañeros que libremente se adhirieron a la demanda colectiva y entre los que, por cierto, hay afiliados a CCOO y del resto de sindicatos, a pesar de las instrucciones o presiones que sufrieron para que no lo hicieran. 

2) USO no pidió 150€ a ningún compañero. Lo pagaron voluntariamente los no afiliados a requerimiento del bufete de abogados que asumió presentar la demanda. Los afiliados hemos pagado 100€. Como dijimos desde el minuto uno.

Son gastos procesales que cada demandante asumió al leer un documento que dejaba meridianamente claro por qué pagaban y el recorrido que pudiera tener el procedimiento. Los abogados tienen sus tarifas, igual que el que ha escrito la nota de CCOO cobra su sueldo como liberado.

3) Solo los irresponsables creen que no hay responsabilidad por los actos individuales. No vamos a entrar en discusiones sobre la credibilidad del hallazgo de los pendrives. Hay investigadores forenses que se ocupan de ello. El que quiera descolgarse de la demanda siempre ha sido libre de hacer lo que crea oportuno. En USO defendemos la existencia del libre albedrío y nadie obligó a nadie a participar en ella.

4) USO no "embarca" a nadie en ninguna nave. USO ha hablado siempre de SUPUESTA CONCULCACIÓN DE DERECHOS amparados por la LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS que ha derivado en una multa de 60.000 € a RTVE (hay sanción, no es ninguna invención). Tampoco dijimos que los pendrives fueron robados, sino que NO EXISTE NINGUNA GARANTÍA DE QUE NO PUDIERAN SER UTILIZADOS MALINTENCIONADAMENTE y que ello podría suponer UNA BRECHA DE SEGURIDAD en la tutela de datos personales y que podrían ser susceptibles de comercialización en el voraz mercado de datos personales, por ejemplo. Lo cual podría acabar produciendo daños incalculables (y citamos informaciones sobre suplantación de personalidad y otros supuestos recogidos en los contenidos de las noticias que constantemente emitimos en RTVE).

5) Asumimos que en CCOO sois distintos. Y también asumimos que no todo vale y por eso hemos ganado en los tribunales conflictos colectivos, solos y también con vosotros, que garantizan los derechos de todos los compañeros. USO no tiene la culpa de que vosotros mismos denunciaseis la negligencia dolosa del "extravío" de unos pendrives "sin encriptar para su protección" con una información que no tendría que estar en poder de quien supuestamente los extravió. Tampoco, en un ejercicio de debida transparencia por sus consecuencias, informasteis a los aproximadamente 11.000 compañeros supuestamente afectados por la negligencia. Tampoco habéis estado hábiles en encontrarlos 12 meses después estando, como acabáis de informar, delante de vuestras propias narices. Ahora resulta muy cómodo y autoexculpativo calificarlo de "hecho fortuito". Pero durante más de un año habéis generado estrés e inquietud entre todo el colectivo. Un perjuicio del que ahora pretendéis salir de rositas.

6) En USO somos confiados, pero visto como está el mundo, preferimos que sea un tribunal el que dictamine si se han producido irregularidades y si se han asumido las oportunas responsabilidades. No nos basta con que vosotros mismos os concedáis la absolución, porque eso representa la irregularidad de SER JUEZ Y PARTE al mismo tiempo. Eso si sería admitir que TODO VALE.

7) Pase lo que pase, todos salimos ganando. Los “torpes” han aprendido la lección de que con los datos personales no se juega alegremente. La empresa ya sabe en su propia carne lo que cuesta no adaptarse a la reglamentación e incumplir los protocolos. Y los 11.000 supuestos y posibles afectados han aprendido que por lo menos tienen alguien que defienda la protección de un derecho tan fundamental hoy en día como el de la privacidad de su identidad digital.

  USO, SINDICALISMO RESPONSABLE

 

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA