• fronton web
Imprimir

LAS 37'5 HORAS, A LOS TRIBUNALES

 

El departamento jurídico de USO ya está trabajando en los procedimientos para llevar a los tribunales la jornada de 37,5 horas  impuesta por la dirección.

Nuestra intención es presentar un Conflicto Colectivo por la conculcación de un derecho reconocido y amparado por el Ministerio de Trabajo en su Ordenanza Laboral para Radiotelevisión Española del año 1977. Un derecho que cedimos DE FORMA PROVISIONAL Y TRANSITORIA (obligados por el decreto de la REFORMA LABORAL, unilateralmente impuesto por el Gobierno de turno) como esfuerzo de colaboración y contribución a la salida de la crisis económica de nuestro país que se dió por superada en 2018 según los índices macroeconómicos del Banco de España. 

Siete Años de sacrificio de los trabajadores de RTVE. En USO pensamos que no podemos dejar que se conviertan en un regalo que sostenga la incompetencia de un equipo gestor provisional, liderado por la administradora única nombrada a dedo, Rosa María Mateo. Una profesional del periodismo que ha demostrado no tener capacitación alguna para la gestión económico-administrativa.

 

Por cierto, la cacerolada del jueves pasado, que ha sido un éxito de todos, hay que mantenerla en el tiempo para demostrar que no vamos a renunciar a un derecho histórico.

 

USO, SOLOS ANTE EL PELIGRO

Nuestros abogados trabajan para presentar un caso con los debidos argumentos jurídicos. No solo debemos conseguir que el Conflicto Colectivo sea admitido a trámite. Tiene que ser un caso sólido con argumentos jurídicos de peso para que el tribunal correspondiente aprecie que nuestra reclamación se ajusta a Derecho. Un caso particularmente delicado y complicado en el que no podemos permitirnos cometer ni el más mínimo error.

En esta línea nos ha sorprendido que el resto de sindicatos hayan hecho mutis por el foro a la propuesta de USO de EXIGIR LA DIMISIÓN DE LOS RESPONSABLES DE LA DIRECCIÓN DE RECURSOS HUMANOS. Un silencio que pone de manifiesto la existencia de connivencias entre ciertos movimientos sindicales y las intenciones de la dirección de incluir las 37,5 horas en el próximo Convenio Colectivo para que sean inamovibles y queden consolidadas, como uno de los diez mandamientos en las tablas de Moisés.

En USO no nos da miedo quedarnos solos ante el peligro y seguiremos llevando a los tribunales, las veces que haga falta, la defensa de nuestros derechos. Este tipo de acciones  nos han permitido ganar importantes ventajas en anteriores conflictos.

Tampoco nos asusta que el acuerdo de prorrogar por tres meses la ultraactividad del II Convenio haya puesto de manifiesto las mentiras del equipo de Doña Mateo sobre los límites legales de los plazos de negociación. ¿Tres meses? ¿Y por qué no 6, 8, 10 o los que hagan falta? Una flexibilidad que demuestra la necesidad urgente de no dejar con el culo al aire a sus socios del bloque que amablemente y de forma gratuita abrieron el melón de esta negociación que tan sabrosa se ha vuelto para la Dirección. 

Ahora están dispuestos a seguir negociando un año más si hace falta con tal de conseguir incluir las 37,5 horas semanales de forma definitiva. ¿A cambio de qué? Está claro que no es a cambio de recuperar esos derechos perdidos en la Reforma Laboral, que al final nos devolvió a una jornada de 35 horas que ahora una dirección provisional incompetente nos quiere robar para ahorrarse unos eurillos. La decisión final está en manos del Tribunal Supremo.

 

USO, SINDICALISMO DE LEY Y DERECHOS

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA