• thumbnail fronton web
Imprimir

JUBILACIONES FORZOSAS EN CRTVE

 

La dirección de Rosa María Mateo ha anunciado su intención de acogerse a un Decreto de Pedro Sánchez para jubilar forzosamente en CRTVE a los trabajadores que tengan la edad legal de jubilación. El decreto indica taxativamente que la medida solo puede ser aplicada si es negociada y aceptada tanto por la empresa como por la parte social (sindicatos). La propuesta ha sido incluida en el capítulo 11 de la actual negociación del III Convenio Colectivo y ha sido recogida por el bloque que nos metió en este lío: UGT y el SI.

Visto el ataque que eso supondría a uno de los principales derechos individuales de las personas y de los trabajadores protegido por la Constitución, desde USO te queremos dejar claro que no apoyaremos tal propuesta porque uno de nuestros pilares es, precisamente, la defensa de la libertad individual y de la dignidad de los trabajadores.

En USO consideraríamos que aprobar la propuesta (al margen del debate de la necesidad de rejuvenecer la plantilla) sería una forma muy peligrosa de abrir la puerta a los despidos impuestos, obligatorios y arbitrarios. En este caso sería un claro ataque por discriminación de edad y un agravio comparativo con el resto del colectivo de trabajadores de servicios públicos o empresas estatales. 

CONTRA UN DERECHO FUNDAMENTAL

Si el bloque UGT-SI aceptan dichos términos en la negociación del III Convenio, en USO consideraremos su postura como una flagrante connivencia con la gestión de doña Mateo, a la que por otro lado tanto dicen criticar. Allá con sus conciencias y con la coherencia de sus discursos y promesas.

Si ya nos parece un insulto el querer devolvernos a las 37,5 horas semanales utilizando de forma torticera a los tribunales, sería el colmo que encima, se pudiera poner en la calle a un grupo de compañeros que, acogiéndose a un derecho constitucional, reforzado por esa Reforma Laboral que tanto daño nos hizo en su lado lesivo, han decidido voluntariamente seguir con su vida laboral.

Estamos por la labor de modernizar y rejuvenecer la CRTVE, hecho necesario e imperativo, pero no a cualquier precio. Los derechos que hoy cedamos son una condena a medio y largo plazo para las futuras generaciones de trabajadores. Cada uno tiene sus respetables motivos. No se puede renunciar gratuitamente a derechos personales fundamentales que tanto esfuerzo han costado conquistar a lo largo de la historia.

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA