• thumbnail fronton web
Imprimir

DOÑA MATEO LO APUESTA TODO CONTRA LOS TRABAJADORES

Rosa María Mateo ha optado por declarar la guerra total a los trabajadores de RTVE. Y para borrar nuestros derechos del mapa ha contratado a uno de los mejores despachos de abogados de España que defenderá su Conflicto Colectivo para imponernos las 37,5 horas. Se trata del despacho URÍA MENÉNDEZ. Ha recurrido a un equipo externo, privado, porque no se fían del Gabinete Jurídico de RTVE. Y la Abogacía del Estado ha declinado defender una causa con la que, queda claro, no están de acuerdo. Así que Doña Mateo ha optado por volver a gastar un buen dinero público del presupuesto, de nuestro presupuesto, contra nosotros mismos. Telita.

 

 

Con el fin de imponer su criterio y de lograr su objetivo a toda costa (antes de ser cesada como parece está previsto tras las elecciones del 10-N), no se ha cortado y ha contratado a uno de los bufetes más prestigiosos y caros del país. El juicio, por cierto, está señalado para el 13 de noviembre.

 

Cuando llegó al cargo, nombrada a dedo, Doña Mateo proclamó a los cuatro vientos (y en sede parlamentaria) que no venía "a negociar convenios", ni temas de plantilla. Resulta que todo era mentira. Auténtica hipocresía. Al final, comprobamos que retorcer el Convenio y decidir cómo va a ser la RTVE "del siglo XXI eran los pilares fundamentales de su gestión (Provisional sólo de nombre). 

 

Acudir de forma torticera a los tribunales para que tomen decisiones en su nombre (la aplicación de las 37,5 horas es una decisión unilateral de la Dirección) es la forma de dar por sentado que su línea de gestión es el orgullo, la vanidad, la soberbia, la cabezonería, la obstinación, la cerrazón mental, la testarudez, en suma, la DICTADURA, algo que han destacado muchos de cuantos han tenido la oportunidad de trabajar con ella en este año.

 

HUELE MAL

 

Parafraseando al Hamlet de Shakespeare, USO recuerda su célebre soliloquio de "algo huele a podrido en Dinamarca", en la CRTVE, en este caso. Y todo por un antinatural intercambio de papeles en el que la Dirección utiliza los mecanismos democráticos de la parte social.

 

UGT, que va de la mano de Doña (junto al SI) en la negociación del Convenio, es el sindicato que más peso tendrá en la defensa de los intereses de los trabajadores en ese juicio del conflicto por las 37,5 horas. Como sindicato mayoritario en el CI, los abogados de UGT capitanearán la parte jurídica, con asesoramiento y recomendaciones de los abogados del resto de los sindicatos, como es obvio. 

 

Una situación maquiavélica porque fue UGT (con la complicidad del SI) quien denunció el Convenio (ese de la "recuperación de derechos") contra la opinión del resto. UGT nos metió en este lío porque creyó tener a favor la sintonía ideológica de la Dirección. Y ahora resulta que se las tiene que ver contra ella en los tribunales, poniendo derechos fundamentales de los trabajadores en riesgo. Eso es lo que se llama 'la tormenta perfecta', de la que saldremos con más pérdidas que las ganancias y recuperaciones anunciadas en la propaganda de UGT.

 

El panorama es dantesco. Si gana Mateo y su equipo directivo, tendremos que aceptar un Convenio muy lesivo para nuestros intereses. Los aumentos de sueldo pactados se disolverán y perderán por el aumento del horario a 37,5 horas. 

 

Si no se firma el Convenio corremos el riesgo (al perder la ultractividad que nadie ha garantizado) de que se nos aplique el nefasto acuerdo sectorial. Otro desastre. UGT y el SI nos han llevado a un callejón sin salida: o Guatemala, o Guatepeor. Y lo que finalmente harán para no someterse al escrutinio de la aceptación de las urnas (como solicita USO) será firmarlo por su cuenta y riesgo e imponer por la fuerza de sus delegados. 

 

Aquí tenéis un claro ejemplo de cómo vuestro voto en unas elecciones sindicales es absolutamente decisivo para vuestro futuro.

 

USO, DEFENDEMOS TUS DERECHOS

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA