• thumbnail fronton web
Imprimir

MATEO Y SU EQUIPO ESTÁN ACABADOS

 

No hay mayor desprecio que no hacer aprecio, y el PSOE acaba de firmar, por esa vía, el acta de defunción de la Administración Provisional Única de la CRTVE y de su equipo. Con su rechazo a participar en el debate electoral de TVE, y sí estar en el de Antena 3, Pedro Sánchez ha dejado claro algo que ya apuntó con el nombramiento a dedo a Rosa María Mateo: que TVE es para él sólo una patata caliente.

Podrán esgrimirse más de mil argumentos a favor y en contra de la decisión del presidente, pero lo que al final cuenta, el hecho evidente, es que el líder de los socialdemócratas españoles antepone los intereses de las empresas privadas a los del Servicio Público. Ni más, ni menos. 

No hay que darle más vueltas. Es la misma estrategia que ha desarrollado a lo largo de este año Mateo y su equipo: predicar las bondades del Servicio Público mientras se externaliza todo.

Entrar en la polémica de si es mejor participar en un debate a 5 que un debate a 4, o que si TVE tiene las manos atadas porque la Junta Electoral Central le obliga a prescindir de la presencia de VOX es perder el tiempo. Son ganas de justificar lo injustificable, o de buscarle tres pies al gato.

La decisión del PSOE ha sido muy pensada, meditada y calculada. Busca el mayor rédito político-ideológico y para conseguirlo han demostrado que no les duelen prendas en sacrificar lo que sea y a quien sea. ¿O acaso Sánchez no tiene capacidad física y mental para participar en dos debates seguidos? Eso sería preocupante. De sobra saben lo que hacen y lo que hacen es matar disimuladamente al equipo de la Sra. Mateo, a sabiendas de que para ellos era material fungible del que poder prescindir cómodamente una vez hubieran hecho, blanco y en botella, el trabajo sucio. La política es así y quien decide jugar al gran juego del sectarismo acaba perdiendo el honor y el prestigio personal y profesional.

EL CdI LLORA LO QUE NO SUPO DEFENDER

Como Bohabdil, el Consejo de Informativos (CdI) reniega ahora del que vendieron y acogieron como el salvador de la CRTVE y lloran en su comunicado por lo que consideran "un desprecio hacia la radiotelevisión pública". Ahora resulta que "ni entendemos ni aceptamos las razones" para ese desprecio cuando ellos mismos contribuyeron con sus campañas de acoso y derribo al desprestigio generalizado de RTVE ante la opinión pública. De aquellos polvos, estos lodos. Un órgano con decisiones no vinculantes no puede arrogarse con la representación del sentir de todo un colectivo que, además, no participa mayoritariamente en su elección. Ni comportarse como una casta defendiendo que habla en nombre de todos los trabajadores de la CRTVE. 

En lugar de tratar los conflictos (que los había) a puerta cerrada, utilizaron interesadamente su influencia para derribar a sus oponentes haciendo propaganda de cara a la galería. Aquí tenéis el rédito de vuestro activismo. Ni los “vuestros” os respetan.

Desgraciadamente el mal ya está hecho. Esto no tiene solución. De nuevo la RTVE en la picota de los medios. Suma y sigue en nuestro destino hacia la más intrascendente de las irrelevancias. El espectador interpretará que la televisión pública no es tan necesaria cuando ni siquiera el presidente del Gobierno quiere aparecer en ella. 

El siguiente paso ¿cuál será? Pensar que no hace falta gastar tanto dinero en algo que a simple vista no parece ni tan rentable ni de interés. Tiempo al tiempo...  

 

USO, EN DEFENSA DE UN SERVICIO PÚBLICO

AUTÉNTICAMENTE DEMOCRÁTICO

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA