• thumbnail fronton web
Imprimir

UN CdI SECTARIO Y REVANCHISTA

 

En USO nos parece patético que la única medida que hasta ahora ha tomado el equipo que conforma el nuevo CdI sea alardear de su comparecencia esta semana ante el Parlamento Europeo. Ello no hace mas que confirmar que asumen sin rechistar la gestión del anterior equipo que ha llevado a que el nuevo haya sido elegido con menos participación en las urnas que el anterior. Un respaldo que no contó con el voto ni de la mitad de un censo ya de por sí restringido (una autocrítica que, no ya por esperada, jamás han hecho).

 

La política de seguir haciendo girar el ventilador de subjetivos y opinables hechos puntuales de la gestión de un equipo que ha pasado a la historia, sustituido por otro que no deja de cometer graves errores de incompetencia y que está hundiendo las audiencias, parece más un ejercicio de venganza sectaria y revanchismo que un planteamiento constructivo y de futuro.

 

Este CdI comienza su legislatura con una mirada atrás que no hace mas que alimentar la mala imagen que la CRTVE ha acumulado ante la opinión pública durante estos años, incluido este último.

 

¿Qué pretenden ahondando en nuestras miserias y aireándolas ante los representantes de toda Europa? ¿Qué soluciones o medidas correctoras (de los supuestos daños) esperan recibir de políticos europeos (a los que ni les va ni les viene) años después de haber ocurrido? 

 

En USO tenemos claro que es parte de una campaña de propaganda que lo único que va a conseguir es hacernos más daño a todos y perjudicar la percepción del trabajo que miles de sus compañeros hacemos cada día para cumplir con nuestra vocación/obligación de servicio público. Es evidente que por este camino será difícil de conseguir porque la credibilidad del nuevo CdI queda seriamente dañada y en entredicho. 

 

AGUA PASADA NO MUEVE MOLINO

 

La prueba está en la caída en picado de las audiencias. Si es verdad eso de que muerto el perro, se acabó la rabia ¿por qué el nuevo equipo del CdI sigue obsesionado en remover y ventilar acciones que no tendrán consecuencias positivas para nadie? 

 

Se supone que los anteriores responsables ya han depurado con sus ceses los errores cometidos en su gestión (no todos porque Mateo, pese a su “purga” selectiva, mantiene en el organigrama a destacadas cabezas de la etapa que ahora se pretende condenar).

 

Y todo ello mientras, día si, día también, se siguen viendo en la pantalla errores de todo tipo en los contenidos de TVE. Fallos en el tratamiento de informaciones que no se atienen al Libro de Estilo como por ejemplo “cadáveres colgados de un puente” en Méjico en horas de audiencia infantil, rótulos equivocados bien por error gramatical, bien por no rellenar el parte correctamente en “inews” (aplicación informática integral de los Servicios Informativos), dificultando el trabajo de los compañeros de realización y y un sin fin de errores más,  que lamentablemente deslucen y desmerecen el trabajo de toda la cadena.

 

O MIRAMOS HACIA DELANTE, O NOS HUNDIMOS

 

Eso, por lo visto, no compete al CdI. Para ellos lo único importante parece ser su trabajo de 'Inquisición' de quienes consideran no están en su línea ideológica. Un 'Santo Oficio' contra los que no comulgan con su visión del mundo y de la vida. Un ataque a los fundamentos de la Democracia y el Estado de Derecho del que emana la pluralidad de pensamiento y la capacidad del ejercicio de gobierno por parte de los elegidos legítimamente en unas elecciones libres.

 

Utilizar la CRTVE como arma de guerra en la lucha por el poder es tan inmoral y poco ético como las actitudes que ellos mismos denuncian. Convertir al CdI en un instrumento de guerrilla ideológica es condenarnos a todos a ser, por la vía de los hechos consumados, milicianos de un conflicto político opuesto a nuestra condición de servidores públicos.

 

Y el horno no está precisamente para esos bollos. Con los espectadores dándonos la espalda y con todas las privadas superándonos en audiencia, esa obsesión por atacar el fundamento de la empresa no lleva mas que al suicidio. Pegarse tiros en el pie, y tirar piedras contra nuestro propio tejado, es una tendencia cainita que desmoraliza al colectivo y abre brechas entre polos opuestos en un momento crítico en el que, o miramos hacia delante, o nos vamos a hundir.

 

Ya puestos en la defensa del derecho a la información veraz, sería un detalle de honestidad que este nuevo CdI emitiera una nota solidarizándose con el periódico EL MUNDO y los informadores que han conseguido publicar los sueldos (aproximados) de nuestros directivos tras cinco años de trámites judiciales.

 

Que la CRTVE les haya conminado a conseguir el permiso de los afectados y les haya amenazado con acciones legales por divulgación de información reservada, es un incalificable ataque al derecho a la libertad de expresión y la transparencia. Y la señora Mateo no predica precisamente con el ejemplo hasta que se ve obligada a rectificar y pedir públicamente perdón. 

 

De no solidarizarse, este CdI quedará retratado ante los profesionales de la información como un órgano asociado a actitudes antidemocráticas propias de oscuras épocas de la historia que tanto critican y de las que tanto quieren diferenciarse. 

 

USO, LA UNIÓN HACE LA FUERZA   

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA