• thumbnail fronton web
Imprimir

JUEGOS DIABÓLICOS CON LAS AUDIENCIAS

 

La CRTVE se sustenta sobre un axioma muy simple para un proyecto audiovisual: existimos porque nos ven y nos oyen. El día que dejen de vernos y escucharnos habrá desaparecido la razón de ser de nuestra existencia.

Nuestro ADN de SERVICIO PÚBLICO nos exime de supeditarnos a las modas de consumo audiovisual y a la caza de espectadores fáciles y baratos con contenidos “basura”. Pero eso no significa que tengamos que limitar la CRTVE a ser una radio-televisión elitista, lejana de los gustos más populares. Sería un ejercicio de soberbia dar la espalda a nuestra función social y someternos a un suicidio lento que nos condenaría a la extinción.

Hay una delgada línea roja entre servir cultura o mantenerse a base de chabacanería y horteradas que retroalimentan la estupidez y el analfabetismo funcional. Y como todo equilibrio, no solo es difícil de alcanzar, sino auténticamente endiablado de mantener cuando se ha conseguido.

Así que en cierta medida la CRTVE está sometida, aunque no nos guste, a la tiranía de las audiencias. Que TVE haya caído por debajo del 10% quiere indicar que algo se está haciendo mal, o muy mal, siendo los mismos trabajadores que antes. La responsabilidad es del equipo gestor y directivo, que es el que va cambiando con las alternancias políticas. Obviamente, si las audiencias caen lo que caen en esta etapa, es porque algo estarán haciendo mal, o muy mal, Rosa María Mateo y su equipo.

 

PROMESAS INCUMPLIDAS Y ESPERANZAS ROTAS

La Administradora Provisional Única fue nombrada a dedo por un Ejecutivo que llegó al poder vendiendo y prometiendo la lucha contra la corrupción, regeneración y transparencia en la vida pública. Seis meses después de su llegada, Mateo ha fracasado. Ha sido noticia negativa constante en los medios de comunicación y ha terminado por poner de acuerdo a toda la parte social de la empresa que ha pedido por mayoría su dimisión.  

Pero su fracaso no solo se materializa en la caída de audiencias y sus despropósitos de gestión, sino también e igual de importante, el no haber cortado de raíz el criticado, denunciado y rechazado uso político e instrumentalización ideológica de la CRTVE.

La última prueba es la contundente denuncia del SIC sobre la cesión (con sensible pérdida económica) de los derechos de los partidos de la Copa del Rey del Barcelona a TV3. Una operación escandalosa en lo económico y solo explicable (que no justificable) dentro de la línea de concesiones del Ejecutivo de Pedro Sánchez a los grupos nacionalistas, a cambio de apoyos para la aprobación de sus Presupuestos Generales. Mal negocio para el gobierno saliente como  se ha comprobado.

Pregunta: ¿Qué hubiera pasado si esto lo hubieran hecho con un gobierno de otro color? De sobra conocéis la respuesta. 

 

CONFUNDIMOS Y DESPISTAMOS A LA AUDIENCIA

Ahora estamos pagando las consecuencias de esas conductas desequilibradas y asimétricas. Hace años que en USO venimos anunciando el paulatino deterioro de la imagen de la CRTVE entre la opinión pública, fruto de una línea autodestructiva consistente en lavar interesadamente los “trapos sucios” de cara a la galería, públicamente.

USO exige más transparencia y que queden en evidencia los intereses político-ideológicos que hay detrás de esas interesadas campañas de tirar piedras contra nuestro propio tejado, el del edificio común que sustenta nuestros puestos de trabajo y nuestro salario.

Las radicales denuncias de "manipulación" expulsaron a los espectadores de talante progresista hacia los informativos de las cadenas privadas afines a su ideología. Los análisis de audiencia demostraron que, en un mercado de consumo televisivo menguante, en la CRTVE nos quedamos únicamente con un segmento de audiencia de espectadores mayores y de corte liberal-conservador. 

Pero por poco tiempo, porque la llegada de la señora Mateo y su equipo directivo, cambió el sesgo 180º y dejamos de tener también credibilidad entre ese grupo de gente. Y ese giro no significó que se recuperaran los huidos en la atapa anterior. Al final, ni unos, ni otros.

 

EUTANASIA

Como les pasa a los aviones, la CRTVE ha entrado en pérdida de sustentación y por culpa de la tripulación vamos camino a la irrelevancia. Entre todos la matamos y ella sola se murió.

Tenemos un problema muy complejo y nos están abocando a una crisis institucional sin precedentes. La solución pasa por más democracia y respeto escrupuloso de las leyes. Esas que quedan reflejadas en el Mandato-Marco y Contrato-Programa. Nadie parece estar por la labor de aplicarlas más allá de defender cada uno su propia postura. 

Si la CRTVE se muere metafóricamente es porque, también metafóricamente, entre todos la estamos matando. Eso es como hacernos, metafóricamente, la eutanasia.

 

USO, NUESTRO PRESENTE ES TU FUTURO

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA