• thumbnail fronton web
Imprimir

Democracia restringida

 

Ejercer la democracia es fortalecer el estado de derecho. Por eso, desde USO os alentamos a participar en la elección de los miembros del Consejo de Informativos (CdI), órgano encargado de auditar los contenidos y defender los derechos de los profesionales que elaboran la información en la CRTVE.

Pero en USO también nos cuestionamos por qué ha sido tan baja, históricamente, la participación en esas elecciones. Que los miembros de un órgano tan importante hayan sido elegidos, hasta ahora, por poco más de la mitad del censo nos lleva a pensar en las causas de esa falta de compromiso. Y una de las muchas posibles causas que se nos ocurren es la falta de motivación entre los electores por el criterio restrictivo y segregador de estas elecciones reservadas solo a ciertos trabajadores de los Servicios Informativos.

Segregar y discriminar a compañeros, como se hace actualmente, es un sesgo negativo o interesado que desmotiva a quienes, de una forma u otra con una mayor o menor aportación, se sienten, con todo derecho protagonistas, en la producción de los espacios informativos.

En USO defendemos que la democracia se sustenta en el axioma de: UNA PERSONA, UN VOTO. Y que ese auténtico espíritu democrático debería primar en la configuración de un CdI auténticamente democrático. Si las decisiones de ese órgano afectan (y mucho como hemos visto) a la imagen de toda la CRTVE, el verdadero espíritu democrático sería que cada miembro de la gran familia que componemos la empresa pudiéramos participar, con nuestro voto, en su configuración.

EN MANOS DE UNA “CASTA”

Lo contrario es restringir y discriminar. Aplicar un "yo sí, pero tú no" para un trabajo que sale adelante porque, reconozcámoslo sinceramente, se realiza en equipo. No parece de recibo buscar en esto lo que nos separa, en lugar de lo que nos une.

El que haya distinto grado de preparación profesional, responsabilidad, o contribución creativa en la elaboración de la información, no tiene por qué significar que su elección quede exclusivamente en manos de, vamos a citar como ejemplo, una “casta” de supuestos eruditos elegidos por no se sabe que poder divino para decidir lo que está bien y lo que está mal. Lo que calificamos como manipulación es una delicada y subjetiva apreciación sobre la que no existe certificación científica y siempre será opinable, incluso desde la más rigurosa deontología profesional. La unanimidad nunca existirá porque se trata de materia intelectual y, como tal, no admite el concepto sospechoso de pensamiento único.

En USO, que el actual censo electoral para los CdI sea segregado y discrimine a un sector de compañeros de la CRTVE, nos parece un anacronismo decimonónico amparado (salvando las distancias histórico-temporales) en los mismos planteamientos que durante siglos negaron el voto a las mujeres, o a determinados grupos étnicos, o a los esclavos si nos remontamos al Imperio Romano. 

En la era de Internet y la información, quién se atreve a ningunear a un compañero de trabajo limitando su acceso a la democracia de poder elegir a alguien que tomará decisiones que afectan a la imagen y al futuro de su empresa, y por tanto a su puesto de trabajo. Es como decirle que no está capacitado, que no tiene conocimientos ni preparación para discernir sobre lo que es un contenido informativo.

LA CRTVE ES DE TODOS, INCLUIDOS SUS TRABAJADORES

En USO nos parece que, si queremos progresar en transparencia y democracia, hay que ir al VOTO UNIVERSAL y a que cada trabajador, cada miembro de la familia de la CRTVE pueda participar en la elección de los miembros de los órganos que de alguna forma acaban representando a todos los trabajadores y que pueden mejorar, o dañar gravemente, la imagen ante la opinión pública de nuestro trabajo. 

Puestos a razonar y argumentar (con una visión amplia e integradora) en USO consideramos que en estos tiempos ya no se puede separar lo que es información de lo que no. Los contenidos que entre todos producimos y emitimos en la CRTVE (ya sean de ocio, entretenimiento o noticias) son pura y auténtica INFORMACIÓN que, de alguna manera, afecta y alimenta la cultura y la opinión de los espectadores. Y por lo tanto son susceptibles de estar sujetos a las reglas del Libro de Estilo y Estatuto de la Información que rigen el Servicio Público de la CRTVE. De ahí que todos los implicados en su producción tengan derecho a un voto que garantice la participación, en los órganos de su auditoría y control, de todos los sectores afectados

Manos a la obra y avancemos en democracia. Despejemos cualquier duda de favoritismo o discriminación. Demos ejemplo de transparencia y de inclusión. Y eso pasa por ampliar el censo y dar acceso a todos los trabajadores al derecho de voto sobre algo que directa o indirectamente acaba afectando a su trabajo y, por lo tanto, a sus vidas. 

 

USO, NUESTRO PRESENTE ES TU FUTURO

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA