• thumbnail fronton web
Imprimir

MOCHILAS, OTRO PASO ATRÁS

 

En su denodado intento de incumplir promesas, decepcionar a todos y perjudicar a la CRTVE, Rosa María Mateo ha dado un nuevo paso hacia la externalización (siempre a escondidas y por la puerta de atrás) de la producción propia de la CRTVE poniendo en marcha un contrato de transmisión de señales de TV, mediante mochilas 4G (tecnología más económica y ágil que las estaciones terrenas y unidades móviles), para 2019, por valor de más de 785.000 euros. 

Según el contrato, solo prestarán servicio a los programas "tipo Magazine". Pero ojo, porque acto seguido el documento de licitación señala textualmente que está destinado a garantizar el servicio que diariamente se demanda desde los diferentes programas (informativos, magacines, etc). Lo que queda descartado de entrada, se incluye después en la letra pequeña.

El contrato se divide en cuatro lotes. Uno para Andalucía, Ceuta y Melilla (186.000 €). Otro para Cataluña (186.000 €). Un tercero para Madrid (232.000 €). Y el cuarto para el resto del territorio nacional, incluidos Baleares y Canarias (179.000 €).

EXTERNALIZANDO EN LA OSCURIDAD

Que sepamos, externalizar los trabajos de producción de contenidos para los SSII sigue prohibido por Ley. Entonces ¿se va a discriminar el origen de esas imágenes? A todas luces parece de tontos dejar de dar unas imágenes de producción propia en los Telediarios e informativos del Canal 24 Horas porque se hayan rodado para un programa concreto. La confusión está servida. 

USO viene denunciando desde el origen que este tipo de contrataciones incumplen sistemáticamente la Ley de la Radio y Televisión Pública. Fuimos el único sindicato que no firmo la posibilidad de contratar freelance porque entendíamos, y seguimos entendiendo, que la Ley en este punto no es operativa para dar un servicio informativo completo. Pero eso no quiere decir que admitamos su incumplimiento sin denunciarlo. Si la Ley no sirve, y en USO tenemos claro que no, el legislador debe cambiarla. 

Los editores de los informativos argumentarán (con toda la razón) que las imágenes son nuestras y no tienen ningún tipo de limitación de derechos. 

OBSOLESCENCIA ASTUTAMENTE PROGRAMADA

Mientras esto sucede, un montón de mochilas han quedado desfasadas tecnológicamente, tanto en los centros territoriales como en Torrespaña. Están sobradamente amortizadas y han cumplido de sobra con los objetivos económicos por las que fueron adquiridas. Sin embargo, no hay relevo. Ni vienen nuevos equipos, ni se incrementa su número. Pero serían adquisiciones lógicas, cuando la propia empresa reconoce en las bases de licitación que "la Dirección de Informativos, los Centros Territoriales, los de producción propia y las corresponsalías carecen de estos recursos (mochilas 4G) para garantizar los servicios que diariamente se requieren".

Y nuestras terrenas, muchas de ellas con más de 500.000 kilómetros, en el taller para su reparación y con equipos obsoletos.

Somos una empresa que no invierte en las herramientas necesarias para llevar a cabo su trabajo. La CRTVE afronta la era digital 5G con los 'tomavistas' del anciano expresidente, ¿Recordáis?

CEGUERA EMPRESARIAL, O ALGO PEOR

Hablemos de dinero. Resulta que las mochilas contratadas  prestarán servicio con un técnico a 250 euros por servicio (4 horas). Comparad. Resulta que CRTVE paga por Disponibilidad al trabajador unos 350 euros. Para los fijos no hay dinero para disponibilidades. En muchos casos, como no hay presupuesto se las van turnando, sobre todo en Centros Territoriales. (Este mes tú, este otro mes yo.) Para llorar.

Resultado: se salta la ley, sale infinitamente más caro y castiga al trabajador y a la producción propia. Y de paso ese dinero de la CRTVE les sirve a las productoras (para qué señalar nombres) para pagar los créditos con los que compran esos equipos que tendrían que ser nuestros. Magnífica apuesta de futuro y visión empresarial la de procurar un negocio redondo para otros.

Señora Mateo, la ley señala que la CRTVE tiene que estar a la vanguardia de la tecnología del sector audiovisual español. La realidad es que vamos en diligencia mientras el resto de televisiones viajan en cohete.

Y encima usted alardea de haber tenido (gracias al malabarismo de la ingeniería contable) 3’5 millones de euros de superavit en 2018. ¡¡La de mochilas que se podrían haber comprado con esos tres millones!! ¿Y le extraña que pidan su dimisión? ¿No le da vergüenza?  

 

USO, NUESTRO PRESENTE ES TU FUTURO

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA