• thumbnail fronton web
Imprimir

SINDICALISMO DE PARVULARIO

 

En USO no ganamos para sustos. Ahora resulta que los que no pasaban ni una a las anteriores direcciones, amenazan con pedir la dimisión de la Administradora Única. Eso sí, omiten de su cargo oficial el título de “Provisional”. Por mucho que se elimine el complemento circunstancial, el puesto no gana solidez.

Le dan a toda página la nota de SUSPENSO, pero no se atreven a pedir su dimisión. La ponen a caldo solo como advertencia y le piden con un tacto exquisito un giro en su gestión. O sea, nos ha llevado "a peor" pero eso no implica pedir su cabeza tal como se hizo con los anteriores. No se puede medir con distinto rasero y luego estar todo el día pidiendo justicia social. En filosofía eso se llama cinismo o hipocresía. Traducido a los tiempos que corren es simplemente 'fake news'.

Atribuyen a Mateo los mismos y hasta peores defectos que a anteriores presidentes de la Corporación, de quienes pedían sus cabezas continuamente. Pero a Mateo le exigen "humildad" y le advierten con que "De lo contrario, desde UGT exigiremos su cese en beneficio de un futuro para RTVE y para el servicio público que representa."

Seamos serios. Aquí se viene a gestionar derechos democráticos y constitucionales (información y entretenimiento) con dinero público. Lo demás es demagogia decimonónica de militancia desfasada con postulados ya superados desde la invención de Internet, que lo ha cambiado todo.

Si calificas como suspenso la gestión de toda una dirección, no puedes pedirles simplemente que lo arreglen siendo "humildes". Suspenderlos y ponerlos de vuelta y media es considerarlos incompetentes. Y eso es lo que demuestra el detallado informe de los numerosos "errores" que enumeráis de su gestión. Suspender en la gestión de una gran corporación pública exige que a continuación pidas su dimisión.

LOS SUSPENDIDOS PASAN DE CURSO

¿Por qué no hacerlo? Pues porque se trata de “uno de los nuestros”, puesta a dedo por otro de los vuestros. Vamos que habéis hecho saltar por los aires todos los argumentos de vuestras anteriores campañas y los motivos por los que reivindicasteis las movilizaciones. Ha quedado al descubierto vuestra motivación sectaria y el evidente calado ideológico con el que habéis arrastrado a los compañeros de la CRTVE. Exigisteis despolitización y acto seguido politizáis aún más (quítate tú que me pongo yo).

Eso se llama rabieta y no es de recibo entre adultos curtidos en la lucha sindical donde la Dirección siempre es (y tiene que ser) el rival por definición (salvo en el caso en el que, de sindicalista, se pase a cargo directivo como es el caso de ya sabéis quién).

La parte social está para auditar y denunciar. Los genes del sindicalismo evolucionaron para exigir justicia y legalidad. Para evitar tropelías y negociar lo mejor para la viabilidad de la empresa y el bienestar de los trabajadores.

Aquí no venimos a dar lecciones de ciudadanía, contrato social, moralidad y buena conducta. Aquí se viene enseñado y educado desde el colegio. Y si no se da la talla, por coherencia e inteligencia social, se dimite. Y si la ambición y el egoísmo lo impide, pues entonces se les exige la dimisión.

Es una pena que bien entrado en el siglo XXI se tenga que recordar lo más básico de la condición de trabajadores por cuenta ajena y de representantes sindicales.

USO siempre lo ha tenido claro. Estamos al servicio de los ciudadanos sin ningún tipo de discriminación o sesgo. A la CRTVE no se viene a hacer política, ni camarilla, ni gueto, ni mafia. Se viene a servir a los derechos e intereses de TODOS los españoles voten a quien voten, recen a quien recen, o crean en lo que crean.

En USO suscribimos, punto por punto, la denuncia sobre la gestión de Mateo en la CRTVE. Pero reescribimos el párrafo final. Nuestra conclusión es que la Administradora Provisional Única ha demostrado no estar a la altura de lo que exigía la situación. No ha entendido el carácter PROVISIONAL y de tránsito de su función. Tal vez le hubiera ido mejor si se hubiera limitado a cumplir con los trámites burocráticos del día a día (como aconseja la provisionalidad de un cargo) dejando las decisiones trascendentes a la futura (¿inminente?) nueva presidencia.

Puede que, por ambición personal, sectarismo, o agradecimiento a quienes la pusieron, se haya excedido. Y de paso ha dejado claro que esto le viene muy grande y desborda su capacidad y su preparación. Por lo tanto, el mejor favor que podría hacerse a sí misma, por coherencia intelectual y moral, es renunciar.

En USO no vamos a pedir su dimisión. Es usted libre de hacer lo que le dé la gana. Pero no olvide que su gestión habla por usted y que es unánime que no pasará a la historia de esta Casa por su faceta de buena empresaria. La recordaremos siempre como una gran presentadora de informativos y una buena compañera de trabajo.

Nada más. 

USO, NUESTRO PRESENTE ES

EL FUTURO DE LA CRTVE

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA