• thumbnail fronton web
Imprimir

Ni papá nöel ni los reyes magos

 

Las navidades han pasado de largo por la CRTVE. No nos han dejado nuestros atrasos salariales de 2018. O hemos sido muy malos, o la dirección es muy tacaña. De entrada tampoco nos van a pagar inmediatamente el 2,25% (más 0,25 adicional en función del PIB y otro posible 0,25 si Rtve cumple objetivos económicos) de incremento salarial correspondiente a 2019 del que ya disfrutarán todos los trabajadores del sector público en la nómina de enero.

 

Mucho prometer que todo iba a cambiar, pero se olvidaron decirnos que era para peor.

 

Por eso USO ha solicitado formalmente que se nos abonen los intereses legales por demora en el cobro de los atrasos correspondientes a 2018. Escrito que hemos registrado y que podéis leer más abajo.

 

Se nos recortó a la primera de cambio como a todos los funcionarios. Pero para compensar el esfuerzo somos los últimos de la fila. A todos los demás se les aplica subida porcentual en todos los conceptos. En CRTVE no es así gracias a las negociaciones interminables de la dirección con el resto de sindicatos.

 

En USO nos preguntamos que ventaja representa tener un administrador único si los resultados son los mismos (o peores) que estar en medio de un vacío de poder.

 

El panorama no puede ser menos esperanzador. Puede que a base de acumular retrasos al final nos vendan la subida salarial del 2019, que ya van a disfrutar el resto de empleados públicos, como un gran logro justo antes de las elecciones sindicales previstas para finales de este año recién estrenado.

 

La empresa se escuda en que no tienen la autorización de la SEPI. Lo cierto es que la empresa se ha entretenido en negociar la forma de la subida (lineal y porcentual) en lugar de hacerlo según lo pactado y como en el resto de administraciones y empresas públicas, esto es, porcentual en todos los conceptos, como USO ha defendido  desde el principio.

 

El no hacerlo, el negociar la forma de repartir un dinero de cada uno, el negociar la empresa estos conceptos, ha supuesto infinidad de reuniones y viajes y dietas de los negociadores sindicales. El resultado lo puedes comprobar en tu bolsillo.

 

Se ha convertido en deporte el meter mano en la cartera de los trabajadores. Incluso a los que tienen el plan de pensiones congelado. Si está congelado e inoperativo, ¿por qué los sindicatos gestores siguen cobrando comisión por su gestión? ¿No es un dinero que sale de los activos acumulados por todos los que hicimos aportaciones? Si claro, una cosa es la ley y otra muy diferente la moralidad y la coherencia con la que se predica.

 

De todas maneras, esperemos poder vivir un Feliz 2019, desde USO así os lo deseamos.

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA