• thumbnail fronton web
Imprimir

¿CRTVE EN PELIGRO?

 

Este pasado lunes la Administradora Única, Rosa María Mateo, tuvo a bien visitar las instalaciones del “almacen de Atrezzo” sitas en Prado del Rey. Para quien no lo sepa, el Atrezzo está formado por objetos, accesorios, mobiliario, etc, que son elementos necesarios para la puesta en escena de los decorados de los programas.

El almacen de Atrezo  consta de miles de artículos de toda índole y valor. Muchos de ellos históricos ya que han sido utilizados en series y programas que podemos denominar como históricos y que conforman el sentir de muchos telespectadores. Además, siguen siendo utilizados en función del programa y de los requerimientos de los escenógrafos y decoradores.

En la visita, le acompañaban los directivos máximos responsables de los que depende esa unidad, que son David Valcarcé (Dirección de Operaciones) y Andrés de Gregorio (Dirección Área de Explotación de Medios Técnicos y Artísticos).

Hasta aquí algo aparentemente normal, una visita tranquila para conocer las instalaciones y los medios de que dispone la Corporación. Pero lo que no es normal son las palabras de la Administradora Única provisional que dijo, sin que nadie de los que le acompañaban dijesen nada en contra, que había que vender todo aquello y cerrar Atrezzo, y que si fuese necesario se contrataba.

Este tipo de comentarios ¿son de Rosa María Mateo o está una vez más dirigida por alguien con intereses fuera de la Corporación?

¿Los Grupos políticos lo saben y lo aprueban? La SEPI, accionista único de RTVE, ¿Lo sabe y lo aprueba?

¿Es qué ya no vamos a hacer más programas? ¿O es qué sólo nos vamos a ocupar de informativos? ¿Somos prescindibles?

Este tipo de decisiones, de llevarse en práctica, condicionan, Y MUCHO, el futuro de nuestra empresa y de todos los trabajadores.

En una situación tan provisional, donde no hay un Consejo de Administración y donde no se ha acordado el nuevo modelo de la Corporación, estás decisiones limitan las iniciativas de los nuevos responsables elegidos por concurso y avalados por el Senado y por el Parlamento.

Rosa María Mateo no debe hipotecar nuestro futuro. No se lo permitimos.

 

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA