• thumbnail fronton web
Imprimir

VIDEOPANTALLAS

 

Con el cambio de Gobierno se cierra una etapa y se abre otra en la historia de la CRTVE. Cada cultura, cada civilización, cada gobierno, deja una herencia icónica que define sus “logros”. 

En un mayúsculo alarde de incongruencia, el simbólico legado final de la actual Dirección es haberse gastado ¿2 millones de euros? en monitores de televisión de plasma para decorar los accesos de entrada a los edificios de Prado del Rey (EPR) y Torrespaña (A). Un equipamiento de dudoso gusto, nula utilidad y clarísima ineficiencia económica. 

La ocurrencia le sienta a los edificios como a un cura un par pistolas a la cintura. No es solo que el montaje resulte ostentoso y fuera de lugar para el 'hall' de acceso de unos edificios que llevan mal el paso del tiempo. En Torrespaña han tenido que colocar trapos y papeles en una de las esquinas del montaje para que ningún compañero se abra la cabeza al pasar.

PARA VER ¿QUÉ?

El problema de esta ocurrente iniciativa no se limita a la mera apreciación estética, que no deja de ser subjetiva. Lo malo es que esos modernos y vistosos medio centenar de televisores de 'alta gama' enmascaran un denunciable despilfarro.

Frente a éste, al acceder a las plantas donde se trabaja, te encuentras con ordenadores obsoletos que tienen sistemas operativos desfasados. Déficits en hardware y software impropios para uno de los más importantes grupos de comunicación del país.

Apenas estamos empezando a recibir ahora los “nuevos estudios”, y ya podemos calificarlos de obsoletos técnicamente. Opticas de cámara de hace más de 40 años, sistemas incompatibles unos con otros, sistemas de edición leeeeeeeentooooos, la producción propia sensiblemente disminuida y finalmente, el prestigio social como medio público de comunicación, por los suelos.

El actual parque de televisores aún incluye televisores analógicos de tubo para las que los conceptos 'digital' y 'HD' suenan a ciencia ficción.

El área de grafismo es para llorar. Ordenadores constantemente averiados y sin repuestos, que se cuelgan constantemente, sin músculo para mover el moderno software instalado recientemente. No hay hay ningún tipo de responsabilidad. No tienen ningún equipo que trabaje con 4k mientras los directivos alardean de nuestra producción con ella. Producción claro, toda externa.

Gastarse 2 millones de euros en elementos decorativos y suntuarios, en una CRTVE cuyas infraestructuras caminan hacia la ruina, es tan incongruente como esperpéntico.

Que se lo pregunten a nuestros compañeros de centros territoriales y unidades informativas que llevan años sin renovar equipamiento que están pidiendo a gritos. Para empezar que lo hagan con Tarragona, flamante ciudad que acoge las Olimpiadas del Mediterráneo que CRTVE produce y emite.

En USO nos parece incoherente e ilógico instalar semejante despliegue tecnológico camino de los ascensores y escaleras, en un lugar de paso. "Pero como no hay mal que por bien no venga, pués hala,  que los pongan y así podremos ver los partidos de fútbol del Mundial de Rusia a lo grande". Es increible.

DELIRIOS DE GRANDEZA 

Víctima de la política de hechos consumados, la cosa ya no tiene arreglo. Las mentes que han parido este proyecto deben estar muy satisfechas, pero a los trabajadores de la CRTVE nos parece faraónica y extemporánea. Estéticamente inadecuada. Operativamente poco práctica y económicamente, llena de incongruencias. Todo un símbolo de lo que ha vivido la CRTVE en los últimos años. Si eso es lo que buscaban, dejar un mensaje para la posteridad, en USO les "felicitamos" porque creemos que lo han conseguido.

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA