• thumbnail fronton web
Imprimir

Hablan de igualdad mientras discriminan

 

Dice el refranero popular que muchos de los que predican la caridad se esconden a la hora de dar de comer al prójimo. Palabras, palabras y más palabras.

Esa es su forma de actuar. Se ha vetado a USO y CGT de tener representación en el Observatorio de Igualdad destinado a recabar, analizar y difundir información sobre la situación de mujeres y hombres. La medida es a todas luces una forma de discriminación contra la que no se han posicionado los sindicatos "favorecidos" por su inclusión.

Podríamos estar argumentando durante horas que vetar a determinados sindicatos conlleva una manifiesta discriminación hacia las mujeres y hombres que representan además de ser antidemocrático. Para para garantizar la mayor promoción de políticas tendentes a mejorar la situación de las mujeres en distintos ámbitos es necesaria la participación y colaboración de todas las fuerzas sociales. 

Pero para qué vamos a insistir. No hay peor ciego que el que no quiere ver. Peor aún, los que solo buscan ventajismo, anteponiendo al bien común sus intereses espurios y el tráfico de influencias, forman 'castas' en torno a cualquier iniciativa donde puedan ejercer sus estrategias de poder e influencia ideológica.

USO entiende que la exclusión y marginación de ciertos sectores de representación de los trabajadores y las trabajadoras solo puede entenderse como una descarada intención de manipulación a la hora de recabar, analizar y difundir información de la situación de las mujeres en la CRTVE. Un sesgo intencionado que destroza la credibilidad de las conclusiones a la que pueda llegar el Observatorio, que pierde su sentido por su deriva metodológica ya que no respeta el principio de Igualdad, origen de su formación. 

LA HONESTIDAD Y LA COHERENCIA, HAY QUE DEMOSTRARLAS

Una prueba más de la torticera intención de sus convocantes es que lo han configurado bajo un criterio subjetivo ya que, si bien el “Observatorio de Igualdad” no viene recogido en el actual Convenio Colectivo, no es una comisión que emane del propio Comité Intercentros.

Mucho hablar de defensa de los derechos y respeto a la legalidad, pero esta segregación pone de manifiesto su intención de usurpar la representatividad a la que tienen derecho los grupos sindicales protegidos por los artículos 14 y 28.1 de la Constitución Española.

Una representación abierta, equilibrada, justa e igualitaria quedaría configurada por 2 vocales de UGT, 1 vocal CCOO, 1 vocal del SI , 1 vocal de CGT y 1 vocal de USO. Así se lo hemos expuesto al Consejo de Administración, responsable de designar a los vocales a propuesta del Comité Intercentros.

La legalidad democrática y el sentido común respaldan nuestra propuesta. Insistir en la discriminación en un proyecto que busca fomentar la igualdad es una contradicción que refleja la existencia de una intención egoísta y torticera cuyo resultado es la total pérdida de credibilidad en un tema que nos afecta a todos y en el que todos debemos participar.

Y mientras tanto, aumentan las peticiones de conciliación de muchos trabajadores y trabajadoras convirtiéndose en situaciones insostenibles que acaban en la mayoría de los casos en los tribunales. RTVE no quiere conciliar y esta situación de sesgo sindical fomenta su juego. Le están “bailando el agua” aquellos que no quieren que estemos en el Observatorio.

 

LA LUCHA POR LA  IGUALDAD EN NUESTRA EMPRESA ES DE TODAS Y DE TODOS

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA