• thumbnail fronton web
Imprimir

CHAPUZAS Y MALA PRAXIS

 

El ambiente de trabajo en algunas áreas de la CRTVE parece haberse enrarecido de tal forma que está afectando a la salud y el bienestar de muchos compañeros. La Dirección ha enviado correos internos en los que se recuerda a los trabajadores la obligación de cumplir de forma estricta con los horarios y la planificación. Incluso se está estudiando ampliar a cuatro días la jornada de fin de semana. Un aviso a navegantes que podría provocar el efecto contrario ya que un buen número de compañeros, que han asumido voluntariamente esos turnos que están catalogados como penosos por la ordenanza laboral y el Estatuto de los Trabajadores, se plantean ahora renunciar a ellos.

 

De llegar a producirse provocaría un efecto dominó que obligaría al establecimiento de turnos rotatorios, con el consiguiente caos para la adecuada organización del trabajo (cada programa o informativo tiene su mecánica de funcionamiento de equipos como bien debería saber la Dirección) además de numerosos conflictos de conciliación familiar.

 

Por ello y ante los excesivos casos de baja por ansiedad y depresión en el área técnica de Torrespaña, hace tiempo exigimos la elaboración de un estudio de riesgos psicosociales que determinase el grado de estrés que provocan la deficiente planificación, los constantes cambios de funciones y horarios y la excesiva carga de trabajo a la que se les somete para cubrir carencias de personal.

Pero resulta que, en la realización de ese estudio de salud laboral, hemos detectado una CHAPUZA que dice muy poco en favor de los responsables del departamento encargado de velar precisamente por la salud de los trabajadores.

 

 

SOSPECHAS DE MANIPULACIÓN DE LOS TEST

 

Un grupo de los trabajadores, a los que se les facilitaron los test anónimos para recabar los datos necesarios con los que investigar la situación, ha comunicado a USO que los documentos que se les entregaron (en un sobre cerrado) están sospechosamente marcados con números muy pequeños y escondidos.

 

Los denunciantes alegan que protestaron por este hecho ante la responsable que les facilitó los documentos y que ésta no le dio importancia y les dijo que "eran datos para uso interno" y que no tenían de qué preocuparse.

 

Esos números o marcas añadidas, son consecutivos entre compañeros del mismo departamento y facilitarían la quiebra del obligado anonimato a que están sujetos los datos y opiniones aportadas.

 

Tanto es así que, para eludir problemas futuros no deseados, hay compañeros que han rellenado los ejercicios falseando intencionadamente las respuestas para no poder ser marcados como "hostiles a sus jefes". Otros han decidido directamente no entregarlos. Por tanto, los resultados están viciados y condicionados de origen.

 

 

PRUEBA METODOLOGICAMENTE NULA

 

La prueba ha quedado invalidada desde el momento en que se ha detectado una irregularidad que podría afectar el anonimato de unos datos personales muy sensibles. A partir de aquí, y teniendo constancia de que las respuestas están viciadas, resulta evidente que sus resultados no tienen ningún rigor ni validez.

 

La pelota vuelve a estar ahora en el tejado de los responsables. Un desaguisado más que se suma al rosario de chapuzas y disfunciones que últimamente se producen, un día sí y otro también, en la gestión de la CRTVE.

 

 

EN USO TRABAJAMOS POR UN SINDICALISMO CONSECUENTE Y PRÓXIMO A CADA TRABAJADOR. TUS INTERESES Y TUS DERECHOS, SON LOS NUESTROS.

 

 

Pd: No nos equivocamos ni estamos agotados de hacer denuncias. La nota informativa anterior titulada ORINOCO es así a propósito. Prometemos dar las explicaciones debidas.

 

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA