• portada-uso-feliz-navidad-2014
Imprimir

La2 y sus documentales.

 

Después del informe sobre la carga que supone para la TVE su errática política de participación en la financiación del cine español comprando (a veces a precios exorbitantes) los derechos de emisión ahora, desde USO, analizamos los documentales.

 

Buena parte del prestigio que tiene La2 se debe a la emisión de documentales, uno de los platos fuertes de la Cultura en TVE. Pero aquí, en contra de lo que pasa con el cine español, las inversiones son reducidas, por no decir mínimas. Bien es sabido que la producción de documentales en España es pobre comparada con los proyectos de las grandes productoras internacionales, y ya no digamos con la BBC. La2 emite documentales que se comercializan a nivel internacional y los repite hasta la saciedad. Muchas veces hasta el hastío.

 

Pero en cuanto a la participación en proyectos nacionales el primer punto que destaca la auditoría realizada para el año 2015 por la Intervención Delegada de Hacienda, es la falta de correspondencia entre lo que se invierte en la mayoría de los proyectos y las audiencias. Resulta que los más caros (por encima de los 100.000 euros) son los que más bajo seguimiento tienen. Y, cosa muy extraña, los que rondan inversiones de 50.000 euros tienen audiencias que doblan a los caros. Aquí, o fallan los que programan, o los que deciden las inversiones están muy despistados. Tanto que sería conveniente que esos responsables se reciclaran simplemente estudiando la hoja Excel de sus inversiones. Aunque lo más eficaz sería cesarlos como “premio” a su desacierto continuado. ¿Cuántos documentales de producción propia podríamos haber hecho con esa inversión?

Y de paso se limpiarían las sospechas de un caso que llama la atención más que una heladería en el Polo Norte. Se trata del documental titulado “El canto del loco”, sobre la historia del grupo musical que se disolvió en febrero de 2010, justo es en ese momento cuando nuestra empresa invirtió 1.210.000 euros en hacerles un publirreportaje. Su emisión no superó los 60.000 espectadores, menos de la mitad de la media de los documentales emitidos por La2. Como dirían los economistas, un auténtico 'cisne negro' que llama tanto la atención que merecería que se abriera una investigación sobre los responsables de su compra. Rompe tanto las estadísticas que no puede ser accidental y siembra la sospecha de que hay detrás intereses particulares que podrían estar relacionados con escándalos recientes.

 

No es asumible que este documental costase lo que costó. No es asumible que, además, se programase a la 01’30 horas del jueves 11 de enero de 2015. No es asumible una audiencia tan lamentable con un coste tan alto. No es asumible que se emitiese justamente cuando finalizaba el contrato de derecho de emisión (durante cinco años estuvo en la bodega cogiendo polvo y olvido, desde el 2010 hasta el 2015). Y, por ello, si alguien quiere verlo de nuevo a través de RTVE a la Carta, comprobará que no está disponible.

 

Si de verdad lo de “El Canto del Loco” fue un accidente, alguien tiene que hacerse responsable de esta locura, máxime cuando se trata de dinero público.

 

Aquí puedes ver los datos de los documentales.

 

 

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA