• fronton web
Imprimir

La enferma empeora

.

La CRTVE está enferma. Un enfermo que empeora día a día. Pero lo peor no es la enfermedad, sino que, pese al diagnóstico, no recibe el tratamiento adecuado por parte de los responsables de su salud. La Corporación no hace más que generar día tras día noticias negativas que transmiten a la opinión pública una imagen de falta de rumbo, ausencia de líneas maestras y carencia de objetivos como Servicio Público.

A la debilidad de una ya mermada audiencia motivada por los errores de gestión en la confección de la parrilla y la contratación de producción externa, hay que sumar ahora el abandono y caos en la gestión de Recursos Humanos. La desmoralización se ha instalado entre los trabajadores ante la paralización en el que ha entrado la movilidad de la plantilla y la progresión profesional. Se convocan y asignan plazas que al final quedan vacantes porque se han frenado en seco los traslados. Ni siquiera se cubren las bajas por maternidad que paga la Seguridad Social y que permitirían la contratación de interinos que saldrían de las listas del paro. CRTVE, como empresa pública debe generar empleo, pero no lo hace.

 

"No te vas a otro puesto si no viene alguien a cambio". Muchos compañeros se preguntan quién manda en la CRTVE cuando están viendo que un jefe de unidad es capaz de frenar esos movimientos lógicos de trabajadores que mantienen el dinamismo laboral y permiten mejorar los departamentos con la incorporación de personas que aportan ilusión y ganas.

 

CRTVE ha entrado en una política de intercambio de cromos que la esta paralizando. Es un círculo cerrado opuesto a las tendencias que predican los gurús de los recursos humanos en el mercado laboral. Los más reputados expertos recomiendan dar recorrido y espacio a los trabajadores que quieren y se esfuerzan por mejorar. Ese es el impulso interno que contribuye a un mejor funcionamiento de la productividad y las relaciones laborales. Lo contrario es un síntoma de esclerosis que termina por desmoralizar a una plantilla cansada de ver como hay departamentos en los que se vive en una asfixia real permanente, mientras que en otros nadan en una asfixia inventada.

 

El vacío de poder se ha instalado en RRHH (o "inhumanos" como lo llaman ya algunos compañeros) hasta tal punto que incluso bloquea los acuerdos y pactos a los que han llegado los responsables de distintos departamentos y sus trabajadores para poder cubrir las necesidades más importantes y urgentes de la empresa. Todo son pegas o inhibiciones. Parece que en lugar de gestionar se dedicaran a entorpecer intencionadamente el buen funcionamiento de la empresa. Cabrear y desmoralizar a la plantilla no es la política más adecuada para gestionar una gran empresa como esta, donde la voluntariedad de los trabajadores es fundamental para su buen funcionamiento. El síntoma es tan evidente que incluso algún trabajador de los recién contratados, ha optado por abandonar voluntariamente la empresa decepcionado con el funcionamiento de las cosas.

 

La dirección no aporta el tratamiento adecuado porque han quedado paralizados por la agenda política del país. A la espera del dictado de las urnas, como si desconfiaran de su continuidad, se preocupan más por su porvenir personal que por el de la empresa que les paga como directivos. 

USO seguirá trabajando para que no se cumpla el viejo refrán de “entre todos la mataron, pero ella sola se murió” (http://cvc.cervantes.es/lengua/refranero/ : ..se emplea cuando nadie desea asumir la parte que le corresponde de responsabilidad de algún suceso infausto…). Se lo están poniendo muy fácil a las teles privadas.

 

Contigo otro sindicalismo es posible.

 

 

 Participa con nosotros.

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA