• fronton web
Imprimir

Pactar o Morir

No nos queda más remedio que pactar, o morir. Dicho así, de sopetón, parece que queramos provocar una alarma social. Pero si continúas leyendo lo vas a entender. De nuevo, y empieza a no ser noticia, la CRTVE se juega su futuro. Cada paso, o cada decisión a tomar en esta Casa, parece haberse convertido en una 'espada de Damocles', evidenciando que la empresa vive tiempos revueltos. 

 

Una cosa aparentemente sencilla como un pacto para las elecciones autonómicas y municipales ha acabado convirtiéndose en un auténtico 'caballo de Troya' porque la dirección no quiere que se produzcan las desconexiones territoriales. Un espacio informativo por el que los ciudadanos pueden informarse, como siempre se ha hecho a través de RTVE, de los resultados de su municipio, pueblo, barrio, villa, aldea, mancomunidad, ciudad, provincia, comarca, región y comunidad autónoma. Por lo visto, alguien nos quiere borrar del mapa del selecto grupo de las empresas de 'utilidad y servicio público'.

 

 

De acuerdo que ya no se hizo en las últimas municipales que gestionó el equipo de Fran Llorente, y que muchos de los que entonces no se rasgaron las vestiduras, sí lo están haciendo ahora. Desgraciadamente la situación ha cambiado a peor, y mucho. Llorente y su equipo sentaron un precedente que ha acabado por convertirse en un regalo envenenado para la dirección actual. Independentismos periféricos han dado mayor sentido, si cabe, a CRTVE como elemento estructurador del Estado español. Por eso, aferrarse a la excusa de que "en las anteriores no se hizo" ya no nos vale. Que otros lo hayan hecho mal no justifica que se tenga que seguir haciendo así.

 

USO ha forzado que se llegue a un pacto porque defendemos a nuestros compañeros. Primero a los que quieren trabajar esos días, para que dispongan de una regulación en la que se respeten sus derechos. Y después, e igual de importante, para defender los derechos de los que no quieren hacerlo. Al haber negociado fuera del plazo que regula el Artículo 52 del Convenio, el trabajador no está obligado a aceptarlo.

 

USO trabaja por el interés general de cada trabajador de la Corporación. No queremos que los ciudadanos lleguen a la conclusión de que TVE se ha convertido en prescindible. Y algunos están trabajando activamente para conseguirlo.

 

No queremos que ningún ciudadano tenga que cambiar de canal la noche electoral para saber quién va a gestionar sus vidas en la próxima legislatura. Algo de tanta importancia no puede ser desdeñado por una empresa cuya seña de identidad, como dice el Mandato Marco, es el Servicio Público. Tampoco queremos que el ciudadano tenga la impresión de que no nos interesa lo importante que ocurre en su entorno. Una forma de centralismo que nos recuerda los tiempos de la dictadura de Franco. La Democracia trajo una Constitución con estructura territorial de Estado, una configuración pactada por los españoles que conforma y da sentido a la propia estructura de CRTVE. Estamos para eso, para servir al ciudadano sin distinción de lugar de nacimiento o de residencia. Si perdemos esa complicidad con cada español, habremos dado la espalda al mandato constitucional y firmado nuestra sentencia de muerte.

 

USO sigue luchando por las desconexiones, que es una de las razones de existir de nuestros Centros Territoriales y Unidades Informativas. Y de nuestra empresa.

 

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA