• fronton web lazo
Imprimir

Un milagro para el "compañero" Hidalgo

Desde USO queremos hacer llegar nuestra enhorabuena al secretario general del sindicato SI, Juan Manuel Hidalgo, por su nombramiento como Productor Ejecutivo del área de Programas del centro de Producción Propia de Cataluña, en Sant Cugat. Nos felicitamos porque un cargo de tanta importancia estratégica para el futuro de nuestra empresa haya recaído en un miembro fijo de la plantilla, en lugar de haberlo buscado fuera como se hacía en etapas anteriores.

Dicho esto no podemos ocultar que nos ha sorprendido que el “compañero” Hidalgo haya aceptado el nombramiento estando la empresa en un momento crítico para su futuro y en el que la producción propia es el auténtico caballo de batalla.

En USO nos preguntamos cómo la dirección ha depositado tal responsabilidad en un empleado que accedió a la plantilla como Auxiliar de Régimen Interior y fue reconvertido posteriormente a grafista, en el departamento de Diseño Gráfico, algo que no tiene nada que ver con la producción de contenidos.

Tampoco conseguimos entender por qué se le asigna una función tan complicada a un compañero que lleva más de 20 años liberado con dedicación exclusiva a tareas sindicales. Nos preguntamos si ese es el perfil idóneo para el cargo y si no había, entre los 22 Productores y los 26 Ayudantes de Producción de Barcelona, compañeros con preparación académica y experiencia más que contrastada para asumir un puesto de tanta especialización.

Estamos ante un caso más de vulneración de los principios constitucionales de mérito y capacidad para el acceso a puestos de función pública, lo que ocurre es que en esta ocasión es más sangrante porque se trata del secretario general de un sindicato que, como tal, debería defender estos principios. De hecho, nos consta que en el pasado lo ha hecho pero a partir de ahora ¿con qué fuerza moral va a seguir defendiéndolos? Si es que lo hace, claro, porque va a necesitar grandes dosis de cinismo y “cara dura”.

Y aún nos ha sorprendido más el reconocimiento, de puño y letra del propio “compañero” Hidalgo, de que va a "compatibilizar" su cargo con la secretaría general de su sindicato. Algo no nos cuadra en esta contradicción. O la responsabilidad sindical no requería durante todos estos años estar "liberado" con dedicación exclusiva, o dirigir la producción de programas de Cataluña es una tarea que no exige dedicación exclusiva y permite estar relajado y dedicado a otras cosas. Porque cualquier delegado sindical, y todavía más si se trata del secretario general de un sindicato, está gran parte del día dedicado a tareas tales como llamadas a todas horas, participación en comisiones y asambleas, representación en órganos sindicales y, llegado el caso, convocar y participar en las movilizaciones. ¿Se va a manifestar o a hacer huelga siendo jefe? El conflicto de intereses no puede ser más evidente.

Estas y otras dudas parece haberlas solucionado el propio “compañero” Hidalgo en la carta que ha dirigido a sus afiliados y en la que reconoce que lo hace "por amistad" con el nuevo director de Sant Cugat. Amistad, como suena. Un sentimiento que, para USO, no entra dentro de los parámetros por los que se tendría que regir el trabajo y el sindicalismo. Amistad, sinónimo de amiguismo o clientelismo político, es uno de los pecados capitales de la gestión de lo público, lo que ha producido la deriva de corrupción en la que han naufragado las instituciones españolas en las últimas décadas. 

En USO no creemos que sindicalismo y amiguismo puedan ir de la mano y mucho menos hacerlos compatibles a los ojos de unos afiliados que esperan que te dediques a la defensa de sus intereses en cuerpo y alma. Engordar el currículum profesional y aumentar retribuciones de cara a una hipotética jubilación son intereses personales comprensibles, pero no nos gustaría que de la combinación de amistad, falta de capacidad, falta de experiencia y falta de dedicación exclusiva, resultara que el trabajo de Productor Ejecutivo lo hicieran el resto de compañeros y el “compañero” Hidalgo se llevara el dinero por la cara. En USO sabemos que no se puede estar en misa y repicando y que el que mucho abarca, poco aprieta...

Pero deseamos que, pese a la compatibilización de tareas, el “compañero” Hidalgo tenga éxito en su nuevo cargo porque de la producción propia depende el futuro de la CRTVE. Pero, dadas las circunstancias, se necesitaría un MILAGRO.

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA