• fronton web lazo
Imprimir

¿LIBERTAD DE EXPRESIÓN, O PROPAGANDA PARTIDISTA?

La libertad individual es inalienable, y sólo tiene como límites los que imponen las leyes democráticas y el respeto a la libertad de los otros. La libertad de expresión es un derecho universal con las mismas limitaciones: la ley y el respeto al prójimo.

En la CRTVE siempre se ha respetado la libertad de expresión. Por eso no hay ningún pleito judicial interpuesto contra ella en los tribunales, ni ha padecido ninguna sentencia en tal sentido. En sistemas democráticos, acusar sin pruebas es un acto tan inmoral como ilícito. Acusar a la dirección de "atentado contra la libertad de expresión" por la rescisión de una relación contractual de una colaboradora entra en el terreno tanto de lo ilegal como de la falta de ética. 

CC.OO ha denunciado como "represalia" la extinción de la relación contractual de la actriz Loles León en el programa 'Amigas y Conocidas'. Y califica a la dirección de "dictadores fascistas absolutistas" ya que atribuye la desvinculación a que la colaboradora apareció en pantalla con un lazo naranja.

USO, aunque parezca mentira, tiene que recordar que los colaboradores no son fijos de plantilla y que llevan entrando y saliendo de los programas con toda naturalidad, a criterio de los directores de los mismos, desde siempre.

USO tiene que recordar que, simplemente por el hecho de cobrar de la CRTVE, los colaboradores están sujetos a nuestras normas. Y una de ellas, por no decir la más importante, el Libro de Estilo que fue refrendado por los profesionales de la información el 18 de abril de 2008, y aprobado por el Consejo de Administración por UNANIMIDAD, juntamente con el Estatuto de la Información, el 14 de mayo de 2008. En aquel entonces, el Consejo estaba compuesto por doce miembros, entre los que había uno a propuesta de CCOO, el señor Hector Maravall, quien votó a favor de dicho libro.

 

El Libro de Estilo define de forma clara y tajante en su artículo 2.4.5 el papel, funciones y responsabilidades de quienes aparecen en pantalla. Y recalca que: "Cuanto  haga y diga, el modo en que lo haga y los elementos estéticos utilizados (incluyendo vestimenta, peinado, etc.) son factores esenciales". Y añade: "En ninguna circunstancia la actitud del presentador debe distraer la atención sobre los argumentos del relato informativo".

¿Qué pasaría si todos los que salen en pantalla percibiendo un salario apareciesen adornados con objetos o símbolos alegóricos en apoyo o defensa de cualquier campaña reivindicativa, por muy altruista que sea?  Nuestra imagen perdería rigor, seriedad y credibilidad, algo que prohíbe el Libro de Estilo.

USO no puede pasar por alto que quienes deben su existencia a la defensa de los intereses de los trabajadores de CRTVE se arroguen las funciones de abogados del diablo y manchen la imagen y el prestigio exterior de nuestra empresa con acusaciones de "hipocresía" "manipulación" y "represalia", cuando lo que están haciendo es promocionar y defender la campaña política sectaria y partidista del uso de un símbolo que ellos mismos han creado para fines ideológicos particulares. La CRTVE Pública debemos defenderla todos con trabajo serio y riguroso, con respeto de las normas legales, éticas y morales.

Algunos se atribuyen el papel de auténticos defensores de los intereses de todos, cuando sólo persiguen el beneficio político y partidario de sus ideales sin importar el daño que eso pueda causar a todos los trabajadores. ¿Quién es el hipocrita?

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA