• fronton web lazo
Imprimir

POR SUS ACTOS LES CONOCEREIS... EL CHANTAJE COMO HERRAMIENTA DE EXPRESIÓN

Cuando los apóstoles le preguntaron a Jesucristo sobre los fariseos y la actitud que debían tener ante ellos para no equivocarse al prejuzgarlos y dañar injustamente a las almas puras, Jesús se limitó a decir "por sus obras les conoceréis..."

La parábola viene a cuento por la sentada que ha protagonizado una gran parte de la redacción de informativos de TVE ante el cese de varios jefes anunciado por su Dirección. Obviamente se trata de un motín a bordo en el que la marinería se planta ante los oficiales por un relevo en los mandos intermedios. Eso demuestra el desconocimiento que tienen los compañeros amotinados de sus derechos y obligaciones como trabajadores de una empresa pública. En ninguna parte del estatuto se indica que un trabajador por cuenta ajena, con unas funciones concretas, tenga responsabilidad alguna en la organización del trabajo, materia restringida a los directivos y que si se produce alguna situación denunciable, existen cauces reglamentarios para elevarlos al órgano competente para su resolución. Lo contrario es una revuelta asamblearia propia de las revoluciones.

El motín, o sentada como ellos mismos han calificado en las redes sociales, les retrata como insubordinados e incumplidores de las leyes y reglamentos que regulan las relaciones laborales. Para denunciar cualquier irregularidad están los sindicatos pero hasta nosotros tenemos que cumplir unas reglas para poder convocar movilizaciones.

Una rebelión de una magnitud como la vivida en Torrespaña ayer sólo podría justificarse ante una “orden de la dirección de naturaleza ilícita”. En este caso concreto sólo podría provocarla la imposición a cualquier profesional de elaborar contenidos informativos presuntamente ilegales o que atentasen contra el estatuto de la Información, la ética y/o la deontología profesional. Cosa que evidentemente no se ha producido.

Actuar de esa forma ante unos ceses de exclusiva competencia de la Dirección, evidencia la confusión conceptual de los compañeros amotinados, impropia de su condición de licenciados universitarios y trabajadores del sector público. Se puede estar de acuerdo o no con un nombramiento o un cese, pero la disconformidad no justifica en modo alguno este tipo de comportamientos. Ceses y nombramientos han venido ocurriendo de forma continuada y natural desde hace más de 50 años de existencia de RTVE, no hay que olvidar que para nombrar a los ahora cesados hubo que cesar a sus predecesores. No hay nada raro ni anómalo en ello, ni mucho menos ilegal, al que a dedo le nombran a dedo le pueden cesar.

Siguiendo con su actuación completamente irresponsable, los amotinados han colgado en Twitter un anuncio diciendo que "hoy no hay Telediario", usando el grafismo del informativo que es propiedad exclusiva de TVE, bajo el eslogan de  "estamos cansados de contar mentiras". Esta afirmación es realmente muy grave, ya que es reconocimiento explícito de que han estado mintiendo a los espectadores. Si han mentido el ciudadano debemos saber en qué informaciones han mentido, quiénes han sido los autores de esas mentiras (las piezas van casi siempre firmadas), qué superiores supervisaron o no contrastaron esas informaciones falsas y si alguien les obligó a hacerlo. De lo contrario están reconociendo una conducta inmoral e ilegal y, al usar el plural, están metiendo en el mismo saco al resto de la plantilla y causando un grave perjuicio a CRTVE.

Ahora ya conocemos a esos compañeros por sus actos. No denunciar hasta ahora que, según ellos, mentían cuando redactaban las noticias se puede deber a dos motivos: que mintieran sin que sus jefes se enterasen o que mintieran en connivencia con ellos. En cualquiera de los casos se trata de algo muy grave. Ahora podemos suponer que también mienten al explicar los motivos por los que se han amotinado y, tal vez, lo hagan para chantajear a la dirección para proteger a quienes han tutelado el trabajo que, según reconocen en Twitter , estaba lleno de mentiras.


Es muy triste tener que recordar a estas alturas que la democracia representativa funciona de la siguiente manera: El ciudadano, que es soberano, vota y elige cada cuatro años en las urnas a quien prefiere que le represente y gestione el país. El Gobierno emanado de las urnas, por delegación del ciudadano, elige a las personas que cree que mejor ejecutarán ese mandato del pueblo soberano.

La CRTVE es de TODOS los ciudadanos y no de unos cuantos redactores de los Servicios Informativos de TVE.
 
Los amotinados han elegido una vía que atenta contra el orden y la seguridad que protege a la población española y saltarse lo que libremente decidieron en las urnas. Y luego se les llena la boca autoproclamándose adalides de la democracia y tachando a los demás de antidemocráticos y seguidores de la ultraderecha.

USO no tiene constancia de que los hasta ayer jefes de área, fuesen elegidos por TODOS los trabajadores de CRTVE para ocupar esos puestos.

¿Alguien se imagina que ante hechos similares en otras áreas de CRTVE se actuase de igual forma?

¿Alguien se cree mejor que el resto de los trabajadores de CRTVE?

¿Alguien quiere que todos los trabajadores pensemos exactamente igual?

Lo dicho, POR SUS ACTOS LES CONOCEREIS.  

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA