• fronton web lazo
Imprimir

Realidad y Responsabilidad

En la última comparecencia parlamentaria, el presidente de CRTVE, en contestación a la pregunta de en qué iba a afectar a la estructura territorial el no haber alcanzado un preacuerdo, contesto lo siguiente:

“El preacuerdo, que contemplaba de forma determinante y definitiva por nuestra parte, un compromiso de estabilidad en el empleo y contemplaba un modelo de negocio con las líneas de programación, con una estructura territorial, con una apuesta clarísima por la producción propia interna, ese preacuerdo estaba en vigor y es aplicable en la medida en que se apruebe el convenio colectivo. Al decaer la autorización por parte de los trabajadores para sus representantes legales para que firmen el convenio colectivo, decae el compromiso. Decae el compromiso de estabilidad en el empleo, decae el compromiso del modelo de negocio que estaba reflejado en las líneas de programación, decae el compromiso por la apuesta por la producción propia interna, y bueno, formalmente hay un compromiso también ineludible respecto de la estructura territorial, y todo eso ha desaparecido, porque era la contrapartida que hacíamos como empresa a los trabajadores”…”aparece la incertidumbre, la intranquilidad para gente que había mostrado de forma muy decidida a favor del convenio…”

Los compromisos recogidos en el pre-Acuerdo, que para muchos compañeros no eran suficientes ni garantizaban adecuadamente los puestos de trabajo ni la estructura territorial, eran mucho más tangibles y ciertos que lo que tenemos actualmente, que no sabemos lo qué es. La realidad es que a día de hoy “se abre un período de muchísima incertidumbre”, en palabras del presidente.

Echenique no quiere conflictos, por eso aceptó rápidamente la propuesta de ampliar el plazo de vigencia del I Convenio hasta el 30 de noviembre. Ganando tiempo. Pero Hacienda y la SEPI, como tenedores de la mayoría de nuestras acciones, no están por esa línea de actuación.

Si alguien, después de ocho meses intensos de negociación, tiene una propuesta global que mejore lo anterior y desatasque la situación actual, PERFECTO, sea de quien sea. Pero no deja de ser llamativo que esa futura propuesta sea eso, futura y, a fecha de hoy, desconocida.

El partido que sustenta al Gobierno ya ha indicado que votará en contra de la propuesta que el PSOE ha realizado a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014, en forma de enmienda en el Congreso de los Diputados, para cambiar la financiación de RTVE y así dar solución al déficit de 100 millones de euros que acumula la Corporación, al considerarla un "parche" y una forma de "lavarse la cara" frente a la "mala ley" que ideó el PSOE.

USO está para defender los intereses que son comunes a los trabajadores. Y estos no se clasifican políticamente, ni por razón de sexo, edad, religión, etc. Mezclar estos temas, y más en este momento, es crear una fractura cuando el mensaje que se pretende dar es el de unidad, y en aras a esa unidad cada trabajador es absolutamente libre de pensar como considere.

En USO siempre hemos creído, y lo seguiremos haciendo, que la unidad sindical es absolutamente necesaria, pero no a cualquier precio.

Pensar que todo el trabajo está hecho y que hasta aquí hemos llegado, sin que no haya salida ni alternativa, no estamos dispuesto a permitirlo. El simple paso del tiempo no garantiza las condiciones laborales.

Mejorar el pre-Acuerdo debe ser una labor de todos. Estamos obligados a intentarlo hasta el final. USO está por la labor.

Citando al presidente Echenique: “Yo por eso quiero pensar que llegaremos a un acuerdo, porque ante todo tiene que imponerse el sentido común”

USO le da la RAZÓN.

En este caso la tiene.

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA