• fronton web lazo
Imprimir

¡Hagan juego!

En la teoría de los juegos no-cooperativos, un juego de suma cero describe una situación en la que la ganancia o pérdida de un participante se equilibra con exactitud con las pérdidas o ganancias de otros participantes.

Los sindicatos que esperaban ganar, pierden. Los sindicatos que esperaban perder, ganan. La empresa que ni gana ni pierde, pierde y gana.

Clasificar siempre resulta crítico y escribir es peligroso en un país en el que domina la opinión y la ciencia se va al extranjero.

Los que defienden la “lucha obrera” y los derechos adquiridos se encuentran en la situación de movilizar a un 50% de la plantilla que no va a mover un dedo para protestar, venga lo que venga, puesto que votaron no protestar y asumir los recortes.

Los que defienden la firma del II Convenio no entienden que muchos compañeros se arriesguen a perder todo lo apostado y, además, pongan en riesgo a sus familias.

La situación se ha polarizado, como reflejo de la realidad social y política del país.

Los sindicatos somos culpables de una situación que invita al caos y, la empresa, ha sido una inútil en prevenir ese caos ¡ni siquiera tienen plan B!

Pierde el Si por 29 votos. En caso de ganar por 29 la opción del No, hubiera sido un problema, porque en un país en el que la opinión la tiene el que más grita, los del Si se hubiesen callado.

El análisis de los resultados se presta a muchas valoraciones y a ninguna. En provincias gana el Sí porque ya han visto la boca del lobo en otras ocasiones y siempre la estructura territorial se ha manejado como moneda de cambio con las teles autonómicas.

En Torrespaña, nicho del PSOE desde los tiempos del cólera, Fran Llorente, viudo con una pensión vitalicia, ha defendido el No públicamente. Se dice que como los informativos es lo último que hay que cerrar y externalizar pues… por eso son más arriesgados. Pero nadie está a salvo.

Se ha prorrogado el I Convenio un mes mientras se busca una solución. Esta se presenta de la mano divina del PSOE, que generó el problema de la financiación y que ahora, sacando un AS de la manga, propone aumentar el techo de financiación aplicando la tasa del 0’9% a todos los operadores de telecomunicaciones, aunque estos no presten servicios audiovisuales.

El resultado no se puede pronosticar, parafraseando a Lorenz y la Teoría del Caos, el aleteo de una mariposa en el Congo provoca un ciclón tropical en el Caribe.

El futuro pesa para los que tienen más de 50 años, y el futuro no existe para los que tienen menos de 30. En medio una generación perdida de cuarentones.

Una empresa (la llamamos así metafóricamente), que sólo puede garantizar el trabajo para los dos próximos años no es una empresa. La viabilidad, la consolidación y el crecimiento deberían ser su objetivo, pero los que están de paso y tienen intereses diluidos en su permanencia en el puesto, excepto para medrar, son los verdaderos culpables de esta situación.

Habrá que regalar un traje nuevo al emperador, y todos viéndole las pelotas le vitorearemos hasta que un niño diga que se le ven los cueros.

¡No va más! Aquí sólo gana la banca.

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA