• fronton web lazo
Imprimir

¿Consejo de Informativos? O más bien, órgano de propaganda…

En USO no salimos de nuestro asombro al comprobar el giro que ha dado en su plan de trabajo el Consejo de Informativos de TVE. En tan sólo seis meses ha pasado de ser un órgano de control interno, sin carácter vinculante, a un órgano de propaganda portavoz de las directrices de la oposición. Durante los ocho años de la anterior dirección se mantuvo en su sitio, sin alharacas ni aspavientos. Cumpliendo su trabajo de supervisión y asesoramiento.

Pero cambia la dirección y automáticamente se convierte en portavoz de los trabajadores de TVE en la prensa. No paran de enviar sus comunicados a los medios de comunicación, como si de un órgano político se tratara, antes incluso que a los propios interesados. Da toda la impresión de que más bien están construyendo coartadas para que ciertos sindicatos tengan base con la que desarrollar su tarea de oposición a la dirección.

Esa es la conclusión a la que nos obligan a llegar tras sus dos últimas acciones. Un comunicado crítico con un reportaje de Informe Semanal sobre el escrache, y la consiguiente hoja de Comisiones Obreras llamando a los trabajadores a “rebelarse en sus puestos de trabajo” en lo que califica una “estrategia de destrucción del resto de los servicios públicos” que perseguiría la privatización o su eliminación. O sea, que CC.OO. y el Consejo de Informativos van de la mano en su visión de lo que está ocurriendo. Algo que ya quedó claro en los recientes comicios cuando el sindicato mandó un correo electrónico a todos sus afiliados diciendo a quién tenían que votar para el Consejo de Informativos (no sabemos que nadie haya dimitido o haya sido cesado, como ellos exigen a los demás, por semejante metedura de pata). Una injerencia más que sospechosa  que ha dado su fruto en una lista de composición del nuevo Consejo muy a la medida. Es normal que ahora los elegidos agradezcan ese desliz de apoyo…

La repetición del mantra “Televisión, manipulación” les dio muy buenos resultados en otras etapas y parecen estar dispuestos a reeditarlo. Sólo que ahora las circunstancias han cambiado y las consecuencias del descrédito social interesado que buscan con fines políticos pueden llevarnos a hacer peligrar nuestros puestos de trabajo. Incluso en las páginas de “El País” han tildado el trabajo del Consejo de Informativos de “cronometraje ideológico enfermizo”. No lo decimos nosotros, sino que ahí fuera ya han comenzado a verles el plumero.

Si cada debate, decisión, o correo electrónico que pasa por manos de nuestro Consejo de Informativos va a ser aireado, de forma inmediata e indiscriminada, en los medios de comunicación para ser utilizado como munición contra nuestra “Casa”, cabe plantearse si el Consejo de Informativos es, lo que debe ser, un órgano democrático no vinculante de carácter interno, o una herramienta con fines propagandísticos en manos de ciertos sectores obsesionados con la defensa de sus intereses particulares… y con darle la vuelta a los resultados que dictaron las urnas en las últimas elecciones generales.

Puestos a hablar de democracia hay que predicar con el ejemplo. Así que, suponemos, que tras la polémica suscitada por el programa Audiencia Abierta este fin de semana que pone en boca del Rey un supuesto plan anti-crisis con un gran Pacto Nacional en la línea de lo propuesto por la oposición, y que ha sido inmediatamente desmentido por la Casa Real, el Consejo de Informativos se dará la misma prisa para abrir de oficio, (como lo ha hecho con la información de los “escraches”) otra investigación tras la que suponemos emitirán un duro comunicado cargado de sentencias denunciando la vulneración de principios básicos del Estatuto de Información y del Manual de Estilo. Salvo que existan distintos raseros…

Para USO es mejor solucionar dentro de la empresa, que no contribuir a su descrédito.

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA