• fronton web lazo
Imprimir

USO responde a Mediaset

Ante el silencio de esta dirección a las declaraciones reiteradas por Mediaset España atacando a RTVE, y en defensa de nuestra empresa, de nuestros puestos de trabajo y de nuestras familias, USO le contesta lo siguiente:

A Alejandro Echevarría, presidente de Mediaset España le decimos que en vez de fijarse en los demás, mire por su propia empresa, que se encuentra en proceso de redefinición y búsqueda de identidad. Actualmente, en caída libre de audiencia y de beneficios, ve como otras cadenas le están haciendo una férrea competencia con contenidos de calidad, aspecto que se le ha olvidado programar a Echevarría en sus cadenas.

De sus declaraciones se deduce que no conoce las Leyes que rigen el sector audiovisual y la televisión pública que, aunque le pese, es de todos. Le podemos recordar que la función de servicio público está regulado por ley, que la CRTVE no “está tratando de encontrar su vocación y su destino como servicio público”, ya que está claro y regulado por las Leyes. Si ataca al Gobierno porque acata una sentencia del Tribunal Supremo, puede significar que la Ley le importa poco.

Agradecerle su interés para que la televisión pública sea "fuerte, eficaz y sostenible", y que haya analizado que “los ingresos son suficientes como para generar y mantener parrillas de programación competitivas, líderes si se me apura”. Lo que parece que se le ha olvidado es que en la programación de TVE se emiten contenidos que nunca se emitirían en Mediaset, ¿por qué? Mediaset no tiene función de servicio público porque sólo tiene intereses económicos.

El servicio de televisión es público por definición legal, si bien su prestación puede hacerse por operadores públicos o de capital privado.

Respecto a que la retirada de la publicidad en Televisión Española "fue acertada pero insuficiente”, recordarle que los anunciantes (AEA) denunciaron al Gobierno en 2010, que la retirada de la publicidad en TVE ha provocado un duopolio (Mediaset y Atresmedia) que ocasionó un incremento del 30% de los costes de los anuncios y una retirada de más del 20% de los anunciantes, que ya no pueden invertir en televisión, por esa “voracidad” de beneficios empresariales de Mediaset y compañía. Y si como anunció en la Junta General de accionistas, a finales de 2013 se incrementará la inversión en publicidad, ¿qué temor hay en que TVE vuelva a emitir publicidad?, habría “tarta” publicitaria para todos.

Sí tenemos que darle la razón en la reflexión que hace de la gestión de TVE, “totalmente ineficaz, como lo ha venido siendo”. Hace años que la dirección de RTVE se ha olvidado de producir, de gestionar y trabajar con los profesionales de la CRTVE. Nos estamos convirtiendo en centro emisor de contenidos que otros producen, por intereses personales, por carencia de ideas y por incapacidad manifiesta de quiénes dirigen TVE. No saben qué es producir, sólo les interesa comprar; y si no que se lo pregunten a las más de 100 productoras que han pasado por los despachos de TVE en estos últimos seis meses. Aunque si tenemos en cuenta los pésimos resultados de audiencia, ni comprar saben.

El coste de cada trabajador para RTVE supone algo más de 58.900 euros anuales (incluyendo todos aquellos conceptos de libre disposición para la empresa), frente a los 99.250 euros anuales de coste para Mediaset. ¿Qué plantilla es la cara?

Y para acabar, el principal problema de RTVE es que lo que está sobredimensionado es la producción externa frente a la producción propia. Producción externa que se benefician amigos suyos de productoras que colaboran con su empresa. En definitiva, Echevarría tiene miedo a que, de una vez por todas, la actual dirección de RTVE apueste por la producción propia, y saque el máximo partido a los excelentes profesionales que componen su plantilla. Si eso se produjera, la parrilla de TVE no solo sería líder en audiencia, sino que también sería referencia del sector audiovisual… OTRA VEZ.

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA