• fronton web lazo
Imprimir

hipotecados

USO arrancaba una Nota Informativa dirigida al Sr. Oliart (“Cuente con los Trabajadores de CRTVE”) el 22 de diciembre de 2009, de este modo:

“Este sindicato entiende que hacerse responsable de la dirección de una empresa tan compleja como la nuestra, en un medio realmente hostil, sin conocer el funcionamiento de nuestra Corporación, ni de las normas que nos rigen, ni la estructura y trabajadores de que dispone, es realmente un acto de valentía o de insensatez.

USO cree que una de las labores fundamentales con que se encuentra y que debe afrontar con prontitud, es la creación y cohesión de equipos, de SU EQUIPO, de trabajadores de su confianza en los que buscar el apoyo y el consejo cuando sea necesario, que conozcan la Casa y el mercado audiovisual donde nos movemos, que se hayan formado como profesionales aquí. Todos sus predecesores decían que el mayor activo de esta empresa estaba en sus profesionales; otra cosa es que después contaran con ellos.”

¿Ha cambiado algo desde entonces? Oliart heredó de Luis Fernández prácticamente todo su equipo y su forma de hacer, sin realizar cambios significativos, ni en la estructura, ni en las personas, ni en los métodos, ni en nada. Por eso fue uno de los Presidentes con mandato más corto. Leopoldo ¿seguirás su ejemplo? Equipo heredado de Luis Fernández, algunos criticados abiertamente por ti y que, sin embargo, siguen en sus puestos como si fuesen vitalicios. Y ya sabemos que vitalicio no hay nada, ni para los funcionarios ni para los abogados del estado, y menos para los trabajadores de CRTVE.

Montse Abbad, Faci Peñate, Carmen Bodega, José Manuel Eleta, María Maicas, Helga Pérez, Ramón Revuelta, Juan de Mer, Carmen Rivas, Ricardo Villa, Marta Abad, Ignacio Minguez y así unos cuantos más, afortunadamente ninguno en RNE. Todos de épocas pretéritas y en los que Leopoldo ha depositado su confianza y no sólo eso, sino que asume plenamente el histórico de su gestión.

Cuando de gestión hablamos, la de Recursos Humanos es fundamental. Así que actualizamos los datos de aquella Nota Informativa, para ver la situación real de la estructura directiva respecto a la plantilla:

 

Diciembre 2006

Septiembre 2009

Diciembre 2010

Diciembre 2011

Diciembre 2012

Plantilla

8504

6443

6410

6517

6354

Directivos

108

123

240

234

185

Ratio

79

52

27

28

34

Actualmente cada directivo tiene de media a su cargo 34 trabajadores, menos de la mitad de lo que tenían hace seis años. Evidentemente esto no es así en todos los casos, Eva Cebrián (también del equipo de Luis Fernández y con nivel de dirección CD) tiene en su dirección la enorme responsabilidad de gestionar un equipo de 5 personas, más ella misma. Carmen Rivas la supera, SÍ, ¡es directora de sí misma!

En diciembre de 2006, cuando había 108 directivos se hacía producción propia interna. Y el convenio, eso decían, era obsoleto, caro, rígido y todos los epítetos calificativos que se quieran poner. Pero se hacía producción propia. A día de hoy, con una plantilla preparada y dispuesta a trabajar, con normas muchísimo más flexibles ¿Qué producción propia se hace? ¿Cuál se pretende hacer? ¿Dónde está la gestión?

A Leopoldo le queda mucho trabajo para volver a ratios de 2006, para volver ¡al pasado! Cuando todos miran al futuro, sin cargas ni memoria.

Leopoldo tiene en contra a toda la sociedad y, ahora también a todos los trabajadores, debido a que muchos de ellos y gran parte de la sociedad esperaban un cambio que no se ha producido.

Quiere ahorrar recortando a los trabajadores y triturando el convenio. Mientras tanto, asume la gestión y los compromisos que se firmaron en 2011 (época del anterior gobierno) con absoluto acatamiento.

Los compromisos de compra para la adquisición de derechos de películas y programas, derechos de transmisión y otros servicios audiovisuales son los siguientes:

Para 2013:     151’6 millones de euros

Para 2014:     147’5 millones de euros

Para 2015:     40’6 millones de euros

Para 2016:     56’1 millones de euros

Todo externo. En aquel entonces, en el año 2011, el presupuesto era de 1.200 millones de euros. Ahora se ha reducido drásticamente. Lo normal sería que se redujesen esos compromisos de compra en al menos la misma proporción. Nos han dejado la empresa hipotecada.

Por si no fuera bastante este patético escenario, ahora Leopoldo compra los derechos de fútbol como única y creativa solución a la caída calamitosa de audiencia. ¡Aleluya! ¡Hemos descubierto la rueda!... Y ¿a qué coste?, ¿de dónde sacamos el dinero que no tenemos?, y ¿a quién se lo damos? ¡¡a Mediapro!!

Leopoldo nos HIPOTECA también el futuro.

¡Qué buen gestor que nos lleva a peor!

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA