• fronton web lazo
Imprimir

una metedura de pata muy reveladora

Las elecciones al Consejo de Informativos del próximo viernes se han ensuciado. Así de rotundo y claro. Y todo por una metedura de pata que ha puesto de manifiesto algo que ya se sospechába, pero que algunos no queríamos creer. Pensábamos que las candidaturas eran personales e independientes, sin injerencias sindicales. Pero No. Algunos tienen sus listas cerradas con personas vinculadas a ellos. Así se ha puesto de manifiesto con el envío de un correo electrónico a sus afiliados por parte de un sindicato, con una lista de los seis a los que tienen que votar el viernes. Así de claro y sin cortarse.

Hace dos años, con muy baja participación en aquellas elecciones, ya hubo comentarios sobre el "pucherazo" que se había llevado a cabo. Algunos se permitieron la libertad de citar a los votantes el día de la elección para  darles la papeleta (ya rellena) en mano para que sólo tuvieran que depositarla en la urna. Incluso era un secreto a voces que aquella dirección tenía a sus colocados en esa lista a los que sus acólitos sabían que tenían que votar. Tal vez por eso el Consejo de Informativos saliente se mostró tan benevolente y dócil con la gestión del anterior director de Informativos, Fran Llorente, y sólo así se explica que sacaran a relucir toda su artillería con la llegada del nuevo equipo. Recordemos que no sólo rechazó todos sus nombramientos, sino que, además, montó un referendum para desacreditar el nombramiento del nuevo director, Julio Somoano. El fracaso de participación de dicho plebiscito ya tendría que haber llevado a la disolución de ese consejo que continuó como si nada, como si no hubieran entendido el mensaje nítido y claro de los trabajadores.

Después de los obstáculos y zancadillas que han puesto para que el censo no pudiera ampliarse a todos los trabajadores de ésta casa que de una forma u otra contribuyen a la elaboración de la información, nos enteramos de que uno de ellos en vez de dar la lista en mano la envía por correo electrónico. Eso es no entender lo que son la elecciones abiertas y con responsabilidad personal. Eso es una forma torticera y muy poco democrática de entender las elecciones al Consejo. O tal vez es dejar patente lo que hasta ahora han venido practicando: tutelar las opiniones de los trabajadores y dictar desde la sombra la línea informativa de nuestra empresa pública.

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA