• fronton web lazo
Imprimir

SI ACASO, BUENA FE

Hace pocas semanas se publicó la nueva estructura orgánica de CRTVE con repercusión en prensa. El objetivo, se decía, era tener un organigrama más ágil y hacer más eficiente la actividad empresarial. Reducir su tamaño para conseguir un gran ahorro en su coste.

Pues bien, a día de hoy esa estructura ha desaparecido de la Intranet y, por tanto, es un ejercicio de creer que es más reducida y más barata que la anterior. ¿Cómo podemos confirmarlo si no lo podemos contrastar?

Si son públicos y conocidos los salarios del Presidente del Gobierno, de los Ministros, de los Diputados y de todo aquello que sea público. ¿Por qué en una empresa pública como CRTVE, no se tiene acceso a esos datos? Antes de Luis Fernández la estructura orgánica era pública y aparecía el nombre del que ejercía el cargo, así como su nivel económico. Desde entonces y hasta ahora, nada de nada. Negro total.

¿Ocultación? ¿Despiste? ¿Incompetencia?

directivos pasta gansa

La misma ocultación, despiste o incompetencia existente en el contrato de tres directivos históricos de Alta Dirección que mantienen los BONUS. Que los tengan no quiere decir que los estén cobrando. Esperamos que esos bonus, heredados de etapas anteriores en los que el criterio para darlos era el dedo, no se paguen ahora ni nunca, cuando por otro lado hemos perdido el año pasado la paga de Diciembre. En aras de la claridad y la transparencia, lo mejor sería que esos bonus desaparecieran de todos los contratos.

En un momento en que se está negociando el II Convenio de la Corporación, la buena y, por tanto, la claridad y veracidad de los datos, son básicos para avanzar. La masa salarial de todos los trabajadores es una de los puntos fundamentales.

Ahora mismo se está negociando la definición de las categorías y de las familias profesionales. USO considera que los puntos de partida están muy alejados de la realidad y de la necesidades de CRTVE, si es que se quiere contar con profesionales ESPECIALIZADOS que garanticen la calidad del trabajo que, en definitiva, es el rasgo que nos debe diferenciar del resto de medios audiovisuales.

En el anterior convenio criticamos duramente a la empresa por recurrir a una asesoría externa para ayudar a la dirección de Recursos Humanos a negociar con los sindicatos. Un gasto innecesario y un menoscabo de la profesionalidad de esa dirección que, suponemos, tiene la aptitud necesaria para realizar las funciones por las que cobra.

Pues esta vez, y con otra cúpula directiva, parece ser que vuelven por los mismos derroteros. Si es necesario contratar a una consultora externa, eso indica que la Dirección de Recursos Humanos no es competente, y si no es el caso, es un derroche el gasto en la consultora externa.

Además, ¿no se ha contratado a un grupo de abogados como “especialistas”? La pregunta es ¿En qué? y ¿Para qué?

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA