• fronton web lazo
Imprimir

INFORME SEMANAL, EL COTO PRIVADO DE UNA “AUTOPROCLAMADA” ÉLITE

Lo primero y más importante, solidarizarnos con los 950 trabajadores que van a ser despedidos en Telemadrid. Lo segundo aprender la lección en cabeza ajena. Así terminan, en medio de esta crisis, los servicios públicos que, por una causa u otra, al final da igual, acaban perdiendo su condición de “indispensables” ante los ciudadanos.

Y todo esto viene a cuento porque parece que nuestra Corporación sigue por ese mismo camino. Si no, como se entiende la “movida” que nos ha regalado esta semana el Consejo de Informativos de TVE en los medios de comunicación y en la Comisión de Control Parlamentario con respecto a Informe Semanal.

Que un devaluado Consejo de Informativos en funciones (nuestra hoja anterior os explicaba su testaruda intención de impedir votar su renovación a un nutrido grupo de trabajadores) aproveche la campaña electoral para lanzar acusaciones no probadas como “expulsión”, “amenazas” y “grave ataque a la libertad de información”, tiene todos los componentes de operación de agitación y propaganda (“agitprop”) encaminada a movilizar a sus seguidores. Sobre todo porque, como profesionales que son de la información, no hablan de textos, de frases, de planos, de rótulos o de declaraciones concretas, sino que siembran la sospecha de forma genérica e indiscriminadamente, contraviniendo los principios democráticos y de transparencia que dicen defender.

Y nos resulta más sospechoso aún que hablen de “represalia” o “castigo” a un compañero, ayudante de realización, por no haber querido firmar (nunca se negó porque nadie le obligara a hacer tal cosa) un reportaje con cuyo contenido no estaba de acuerdo.

LO QUE NO CUENTA EL “LOBBY” DE INFORME SEMANAL

A simple vista todo parece una auténtica “caza de brujas” al estilo de la más auténticas “purgas” del régimen estalinista de la extinta Unión Soviética: “a Siberia por ser un héroe y resistirte a manipular”. Demasiado simple como para ser verdad…

La historia cambia cuando se reúne la información y te enteras de que ni se trata de una expulsión, ni se trata de una “purga”. Que simplemente se trata de otra de las muchas discusiones que casi a diario se producen en una redacción cuando un grupo de personas tiene que trabajar en equipo y ponerse de acuerdo sobre un tema. Y que, además, detrás de todo esto hay un pulso para evitar perder ciertos privilegios de un colectivo profesional que se autoproclama defensor de la calidad informativa y autor del sello de prestigio de un programa multipremiado.

Informe Semanal cumple 40 años en antena el año que viene, cuatro décadas de premios y reconocimiento. Los profesionales del actual equipo no llevan, de media y salvo excepciones, más de 7 años en el programa. Y sus últimas audiencias, antes de la incorporación del nuevo equipo al que denuncian, rondaba el 7% de share, y eso después de ser desplazado por el Telediario a las diez de la noche.

LEGALIDAD, MORALIDAD Y OSCURANTISMO

La información a la que hemos tenido acceso, y hemos contrastado, nos dice también que todos ellos perciben una cantidad complementaria de la Sociedad General de Autores (SGAE) en concepto de “derechos de autor”. O sea, que trabajan con medios de TVE, crean contenidos con las dietas, las imágenes, los equipos técnicos y la infraestructura de la Corporación que, por ello, ya les paga su salario. Y luego vuelven a cobrar por la emisión y cada remisión del mismo trabajo. Y no lo comparten con los reporteros gráficos, técnicos de sonido y montadores además de otros profesionales que también han contribuido a su “autoría”. Una cantidad que ronda los 150 euros por reportaje que sale de una cantidad global que la SGAE cobra a TVE. Vamos, que es dinero que TVE paga por dos vías. Y que estos "profesionales" también cobran haciendo el doblete.

Programas como “Crónicas” y “En Portada” lo vienen haciendo desde su creación. Pero en Informe Semanal comenzaron a hacerlo tras una dura y larga negociación de alguno de los miembros del programa con los directivos de la SGAE que, en principio, no querían considerar (por duración y contenido) que los reportajes de Informe Semanal dieran derecho a cobrar autoría. Es más, nos han garantizado que la anterior directora, Alicia G. Montano, les expresó su desacuerdo.

Uno de los puntos de negociación fue la “coautoría” entre periodista y realizador. De ahí que en Informe Semanal firmen juntos bajo el epígrafe “un reportaje de…”, en vez del tradicional “guión de…” y “realización de…” A partir de entonces hay un pacto tácito de no hablar del tema. Pura honestidad, transparencia y democracia ¿alguien lo duda? Y si les preguntas lo primero que te dirán es que “es legal”. Lo segundo, que la dirección de Fran Llorente no les puso pegas. Y lo tercero, que son “cantidades de miseria”.

Se empezaron a devengar derechos en enero de 2011. Los cobros se hacen cada seis meses. Y, como ejemplo, alguno de ellos no se ha cortado de comentar en voz alta que las pasadas Navidades le llegaban 8.000 euros de la SGAE por 15 reportajes. Lo que equivale a 533 euros por reportaje. Todo depende de las veces que se repitan en el Canal 24 Horas, en el Canal Internacional y en TVE HD. Haz cuentas si haces dos reportajes al mes, que suele ser lo más normal… pues eso, legal. Aunque legal no es sinónimo de honesto.

Según algunos miembros del equipo, ese “sobresueldo” comenzó a afectar el reparto del trabajo. Los redactores y realizadores más afines a la dirección tenían más carga de trabajo. Hay estadísticas oficiales del programa que acreditan una gran diferencia anual de productividad entre ellos… Sólo falta que la dirección lo institucionalice y esa productividad les reporte, además, mayores beneficios salariales.

Y también podría haber provocado el conflicto que ha desembocado en todo éste lío. Con el cambio de equipo, la encargada de la emisión del programa, Teresa Mora (directora adjunta), declinó seguir en sus funciones. Entonces la emisión empezó a recaer en el grupo de realizadores por asignación del Coordinador. Pero había cuatro realizadores que se negaban a hacerlo argumentando “falta de experiencia”. El resto, a su vez, se quejó porque eso les impedía hacer reportaje esa semana y les perjudicaba a la hora de generar “derechos de autor”. Cuando su jefe, el director de realizadores Fernando Navarrete quiso establecer una rotación ordenada, los que no estaban dispuestos a asumir una función acorde con su categoría profesional, amenazaron con abandonar el programa o demandar a la empresa. Y acto seguido se produce la denuncia. ¿Coincidencia? ¿Casualidad? Más bien estrategia.

TODOS QUEREMOS TRABAJAR EN INFORME SEMANAL

Desde aquí proponemos que presentéis vuestra solicitud para trabajar en Informe Semanal.

Recuerda que, además del brillo que eso dará a tu currículo, harás viajes a sitios atractivos (con sus correspondientes dietas). Conocerás grandes personajes con temas interesantes. Grandes posibilidades creativas. Concurrirás a premios de periodismo. Cobrarás 600 euros mensuales de plus. Y tendrás la gratificación de la SGAE. Eso sí, se trabajan muchas horas (reguladas por convenio) y, a veces, varios festivos seguidos (que, por supuesto, generan derecho a libranza). Compara con lo que ahora estás haciendo y si crees que tu vida mejoraría, no lo dudes.

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA