• fronton web lazo
Imprimir

Truco o trato

A principios de año, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la intervención que tuvo ante la Comisión Constitucional del Congreso dijo que: “Debemos revisar el modelo de RTVE que queremos y que nos podemos permitir. Por eso, se encargará una auditoría completa de las cuentas y se determinarán los ámbitos en los que es posible una mayor eficiencia

Pocos días después, desde USO publicamos una Nota Informativa titulada "Otra vuelta de tuerca"  en la que, entre otras cosas decíamos que “Existen responsables en la Corporación que, como mínimo desde 2007, no han puesto remedio a esta situación, al revés, las mismas irregularidades se siguen sucediendo. Cabe preguntarse si han procedido a sabiendas del perjuicio que ocasionaban tomando las decisiones que han tomado. Si es así, es prevaricación y si no lo es, igualmente deberían ser cesados los directivos que han permitido estas tropelías…”

El presidente de la SEPI (sociedad estatal a la que pertenece la Corporación RTVE), D. Ramón Aguirre, ha dicho en este mes de octubre que el “equipo anterior manipuló la contabilidad” de la televisión pública para que pareciera que está “en un estado muy bueno”

Con estos antecedentes, a USO le parece cuanto menos sorprendente que no se haya procedido a realizar ninguna auditoría externa de gestión, como dijo que se haría la vicepresidenta, sino que se han ratificado en sus puestos de responsabilidad a los que ha denunciado con tanta contundencia D. Ramón Aguirre.

Y mientras tanto, falta concreción en qué modelo de empresa nos queremos convertir, falta concreción en qué presupuesto tendremos para el año próximo y los siguientes, falta concreción en qué programas vamos a realizar y cuándo los vamos a emitir, falta concreción….

El problema es que los que tienen la responsabilidad de tomar importantes decisiones de futuro para esta empresa y sus trabajadores, lo van a tener que hacer basándose en datos “manipulados”, en datos no reales, en datos carentes del más mínimo rigor.

Esa es nuestra preocupación, y ese es el problema. No podemos saber hasta dónde podemos llegar, si no sabemos de dónde partimos.

Los que nos han llevado a esta situación no van a sacarnos de la misma.

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the taskJoomla CAPTCHA